sábado, julio 21, 2012

SOLOS EN LA OSCURIDAD



...de pronto tras lo que parece una eternidad pero seguramente no son más que unos cuantos segundos con  Mme Magalie y yo dando vueltas por el suelo bufando como dos gatos y J.A. ladrando a nuestro alrededor, la música cesa de pronto y la alegre voz de Chicken Nurse anuncia:
"DESCONTAMINACIÓN FINALIZADA, GRACIAS POR SU COLABORACIÓN Y QUE TENGAN UNA FELIZ GALLINA"
La siguiente compuerta se levanta con otro resoplido y eso basta para que recuperemos la compostura y quedemos sentados en el suelo contemplando la oscuridad que se nos presenta por delante. Es otra vez de noche en Mundo Gallina y por ahí se escuchan los grillos mecánicos lanzando suaves cri-cris, pero por lo demás en el lugar reina un absoluto silencio.
"...ya estamos aquí...habrá que entrar, digo yo, ¿no?" le digo en voz casi inaudible a Mme Magaelie que de pronto parece menos convencida "¿o se va a echar para atrás ahora después de haber venido tirando de mi todo el camino?"
"...lelo, no entiendes nada" susurra poniéndose en pie sin quitar los ojos de fuera "todos mis sensores espirituales detectan un karma chunguísimo ahí...enorme y chunguísimo..."
"entonces que, ¿nos damos media vuelta?" propongo burlón levantándome también y sacudiéndome el trasero.
Mme Magaelie me contempla un solo instante con ojos recriminatorios y empezamos a andar pasito a pasito como si una mano gigantesca estuviese haciendo fuerza en dirección contraria para impedirnos el avance, pero en realidad no hay tal mano, es nuestro propio miedo el que trata de hacernos dar media vuelta y salir pitando de allí.
"Esto no es normal " digo "aunque esté funcionando el modo nocturno siempre se escuchan clo-clos, sacudidas de plumas, yo qué sé, alguna señal de vida, pero tanto silencio es anti-natural"
La bruja no contesta, continúa avanzando a mi lado muy despacio por el pasillo central alejándonos poco a poco de la única fuente de luz que es la puerta. La puerta donde se nos ha quedado el cagueta de J.A. fingiendo estar muy ocupado tratando de lamerse infructuosamente sus partes.
De pronto Mme pega un pequeño brinco y me clava las uñas en el antebrazo
"¡He visto algo!¡He visto algo!" chilla
"¿En donde? ¡si no se ve un carajo!"
"¡Allí...aquellos puntitos rojos!"
Hago un esfuerzo visual y en efecto, distingo un par de puntitos rojos a cierta distancia de nosotros que parecen parpadear de vez en cuando.
"...siii, ya los veo...¿qué pueden ser?"
Mme Magaelie se vuelve hacia mi y me da un pellizco
"No digo a su derecha, digo allí enfrente, un poco a la izquierda"
"Pero si los estoy viendo, están justo en..."
Me quedo sin habla porque descubro que los dos estamos en lo cierto. Los puntitos están donde dice ella, donde digo yo y poco a poco van apareciendo por todas partes, abriéndose un par detrás de otro como...
"...son ojos..." gorgotea Mme como si la estuviesen apretando el gaznate "...ojos rojos..."
Nos damos la vuelta para volver a la puerta y ahogamos un grito de horror al ver que también detrás nuestro ha aparecido esa nube de puntos, solo que allí la claridad nos permite ver lo que hasta ahora solo habíamos intuido:
Son ojos de gallina inyectados en sangre. 
Cientos y miles de gallinas que nos contemplan con una mirada fría, desprovista de toda bondad natural y de todo sentimiento...
...una mirada cruel y sobre todo... HAMBRIENTA...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...