viernes, febrero 24, 2012

反社會


反社會 es "sociópata" en chino tradicional según el Google Traductor. 
Que lo pongo en chino porque decírmelo a mi mismo así a las claras no me parecía sano ni correcto y dicho así, "反社會", pues como que le quita hierro al asunto y hasta me encuentro enigmático e interesante, jeje.
Pero no.
Por lo visto ni siquiera soy sociópata porque según Dr.Wikipedia un sociópata es un tío que pierde de vista "la noción e importancia de las normas sociales" y yo soy extremadamente gallinita para eso de las normas, las acato todas a pies juntillas porque pienso en las posibles consecuencias y me cago por la pata abajo, y prefiero vivir en la sombría mediocridad antes de rebelarme contra el entorno y liarla parda.
Aunque a veces ganas me dan, jeje.
Como definición es más perfecta la de "síndrome de aislamiento": para no sufrir crítica, rechazo o desprecio, se opta por evitar las relaciones interpersonales. Lo jodido del caso es que evitándolo no eres feliz porque en el fondo quieres relacionarte y que te aprecien y te valoren y te quieran, y andas ahí en ese si-es-no-es entre "que les den pol culo a todos" y el "les quiero y quiero que me quieran".
Un mal de la sociedad moderna, digo yo, porque cuando en los albores de la Humanidad te dedicabas a cazar conejos, le dabas un muslo a tu parienta y te comías el resto pensando en las musarañas, seguro que para hacer la digestión  no te sentabas a elucubrar sobre todo esto.
Pero anoche ( es que las noches de trabajo ¡dan para tanto de pensar!, y eso los primitivos no lo sufrían, claro ) pensaba en que padezco un poco de esto y un poco del síndrome de la zorra. 
Eeeh-eh-eh, que yo con Mr. G estoy más que satisfecho, ha-ha ( era un chiste un poco obvio pero había que quitarle hierro al estudio, jajaja ): me refiero a la fábula de la zorra que pega saltos debajo de una parra para intentar coger unas uvas a las que no alcanza y aunque en el fondo le rugen las tripas de las ganas de comérselas dice: "HA-HA, QUE LE DEN POL SACO A LAS UVAS, NO LAS QUIERO, ESTÁN VERDES"
Lo cual es una imagen simplona pero que refleja perfectamente ese estado acerca de las cosas que me gustaría alcanzar, que no me veo capacitado para lograr y que a la vez que reniego de ellas no puedo evitar sentir que me dejaría cortar el rabo ( de zorra, ¡eh! ) si me las pusiesen al alcance.
Y me jode andar aquí psicoanalizándome y diciendo tonterías para intentar poner palabras al sentimiento de frustración que a veces siento y que nadie me da razón para sentir porque como siempre digo, tengo salud, tengo trabajo, tengo a mis seres queridos en perfectas condiciones y tengo a una joya de hombre como Mr. G a quien quiero un porrón y quien creo que también me quiere un poco, y me supongo que lo que tendría que hacer era transmitir mi sentimiento de felicidad y de vida plena a los que me rodean y no darle vueltas a cosas que no tienen en el fondo sentido.
Pero también he leído en algún sitio que es bueno expresar sobre un papel las cosas que no nos hacen sentir bien porque verbalizándolas parece que de algún modo uno llega a sentirse mejor, y eso he intentado.
Añadiré que encontré montones de dibujos maravillosos a propósito de la zorra y las uvas, pero me quedé KO cuando encontré este que es EXACTAMENTE el mismo que ilustraba la fábula en un libro que me regaló mi padre allá cuando los dinosaurios correteaban por la tierra y yo era pequeño y creía en los cuentos con final feliz y no tenía ni pajolera idea de lo que quería decir la historia de la zorra pero me gustaban los cuentos de animales y entonces el mundo era un lugar sencillo y a menudo maravilloso...
Malditos interneses, lo que no se encuentre aquí...


...y vaya, como nunca lo llegué a decir lo digo ahora: 

¡¡¡gracias por el libro!!!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo