miércoles, marzo 05, 2014

LA IGNORANCIA ES TU MEJOR AMIGA



Cuando hablo de ignorancia no hablo en el sentido de tener menos luces que los sótanos de un hormiguero, hablo nada más del "no saber".

La información y la verdad están sobrevaloradas.

Información

Qué necesidad tengo de saber cuando y como ha muerto la gente, el número de cadáveres y las espantosas circunstancias si contra la inevitabilidad de la muerte es imposible hacer nada. Qué utilidad tiene estar al corriente de todos los conflictos, crímenes e injusticias que agujerean la superficie del planeta y de todos los males que nos acechan aparte de servir para inspirarnos sentimiento de indefensión y de impotencia. Y de paso, de angustia ante el hecho de constatar la tremenda fragilidad del tejido en que se sostiene la realidad en que vivimos.

Verdad

No te engañes. Casi siempre la mayor parte de la gente no tiene ninguna necesidad de conocer la verdad, ni quieren saber con exactitud lo que estás pensando ni los motivos que te empujan a hacer una cosa u otra. Ni la verdad personal de cada uno es tan imprescindible e interesante para el resto de la humanidad como nosotros creemos ni los demás tienen razones para conocerla. Y si creen que las tienen, se engañan, sobre todo si esa verdad va a ser una fuente de dolor. Con la sinceridad en la mano no se va a ningún lado, hombre, con la sinceridad uno va como un carro de combate por la vida arrasando con todo y no dejando títere con cabeza a su paso.

¡Defendamos la opción a NO DECIR NADA! 
¡Reivindiquemos la utilidad de las mentiras piadosas!
 ¡Luchemos por el derecho de conservar nuestra bendita ignorancia y vivir imprudente y estúpida y peligrosamente!

La ignorancia es tu mejor amiga

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo