domingo, febrero 05, 2012

LA GUERRA DE LOS MUNDOS EN BURGOS


...no hemos escuchado la llegada de las naves pero hoy han amanecido entre nosotros...

Evidentemente el mundo circundante ha cambiado, la luz se ha vuelto cegadora, el aliento se condensa en nubes blancas delante de la nariz y por todas partes aparece una sustancia recubriéndolo todo, la misma que compone la entidad de los visitantes. Algo que deslumbra y a la vez causa frío y quema las manos si introduces en ella la piel desnuda.

No hay mucho que podamos decir para advertir a la población, por el momento la actitud de las presencias es pacífica, y aunque inspiren cierto terror con sus sonrisas heladas y sus ojos fijos en algún punto más allá del observador, no somos conscientes de ataques ni de que hayan causado situaciones de pánico a su alrededor.

Los consejos son tranquilidad y procurar hacer como que disfrutamos la nueva situación, no obstante, andémonos con ojo.

Esas narices de zanahoria no nos dan muy buena espina...






...invasión de ultracuerpos aparte. abrígate bien hoy, sweetheart...

...baby, it's cold outside...


El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo