viernes, diciembre 09, 2011

DIARIO NAVIDEÑO: DE VUELTA AL CURRO


En cuestión de chulazos, soy más previsible que un grillo diciendo "cri-cri" en una noche veraniega, y si no como muestra ahí está otro hombre ligero de ropa y sobrado de músculos definidos ( que vistos así ni se imagina uno que puedan estar dentro de la propia barriguita ). Que queréis, es terapia proteica contra la andanada de noches que me aguardan y que empiezo hoy, tengo que alegrarme el ojillo y el espíritu de alguna manera porque si no, ¿como lo hacemos?
De todos modos me queda la sensación de haber disfrutado bien los días pasados de libertad, ayer repetí cena y compañía nocturna en una noche burgalesa igual de fría pero mucho más despejada de gente ( por lo de ser hoy día laboral ) y, muy bien, sobre todo por rematar luego la velada en brazos de Mr. G, que por si mismo con su amor y su ternura salvan la velada en cualquier circunstancia... ahora toca enfrentar la rutina laboral, el cansancio y lo demás. Pensando en la terapia proteica antes mencionada me he conseguido como lectura un libro titulado "Cruising" de un autor llamado Frank García del cual no espero más que la sugerencia de pensamientos sucios con los que distraer la velada nocturna, ha-ha-ha, y si no me basta con ver al pollo de la portada. Que ya la he utilizado hoy por ahí en otro sitio pero es que esos pelillos me tienen mareao, jajaja...:


Y, ¿está en la carnalidad la respuesta a nuestros deseos y nuestras insatisfacciones? ¿no se vería el espíritu más enaltecido y recompensado buscando colmar los vacíos vitales de formas menos perecederas?...
Pues igual sí, pero de momento, esta noche toca "cruising"; jajaja.
Tranquilos todos, solo literario, ¿eh?
Feliz navidad...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...