lunes, enero 30, 2012

LEVI 501???

...mi invitado, el número de entrada...si no fuese porque sé que soy mucho más brillante e ingenioso que todo eso, pensaría de mi mismo que esta gansada está orquestada con toda la idea, ¡y no, jaja, de veras que me acabo de dar cuenta!...

.
..pero en fin, aquí estamos, y en virtud de la magia de este mi espacio que actua como cámara de espacio-tiempo tal cual si fuese la mismísima Tardis del Doctor Who, pues me encuentro abandonando los fríos y un tanto tristes confines de mi espacio urbano habitual para zas, plantarme con el Levi en una hermosa playa, con el cielo azul sobre la espalda y una cálida brisa marina acariciándome la cara. 

Suena maravilloso, el universo paralizado en un radiante mediodía con el mar azul delante y un peazo bollo como Levi mirándome con cara de circunstancias ahí al lado ataviado nada más con un minúsculo slip blanco....pero no estoy por la labor, no porque no pierdo de vista la movida espacio-temporal, con mi trabajo nocturno ando funcionando en "modo vampiro" y toda esta claridad me confunde y me hace desear volver de inmediato a mi localidad invernal con el número de horas de sol limitadas y además filtradas casi todo el rato por una espesa capa de nubes.
"Playita ahora no, Levi. Me trasloco de nuevo si no te importa, que me he de echar la siesta para poder correr esta noche fresco como una lechuga a los brazos de Mr. G", le digo tratando de ser amable porque veo que el chaval ha hecho un esfuerzo para llevarme al huerto.
Levi, jugándose todas las cartas, se agarra la generosa entrepierna y me suelta componiendo un puchero con los morritos:
"Ñu-ñu-ñu. Y que hago yo ahora con esta pichota."
"Pichota", murmuro para mi sin dar crédito a mis oidos. Después compongo una sonrisa profesional y  sugiero:
"¿qué tal ponerla a remojo?...el agua debe de estar buenisima."
"Bien, pues si está tan buena BÉBETELA TODA", contesta con mucho resquemor y mucha malicia.

No me gusta ser así, pero en virtud a mi omnipotencia bloguerística, coloco al Levi a remojo, le pongo un divertimento...




...y me vuelvo a la realidad circundante...que es mi antepenúltima noche antes de las vacaciones y empiezo a sentir ese ánmo loco de "al-diablo-con-todo" que le entra a uno cuando va a disponer de quince días de su vida y de su tiempo para emplearlos como uno quiera...¡en qué mundo vivimos, que nos hace celebrar el tiempo que nos podemos dedicar en exclusiva aunque no hagamos más que sentarnos a mirar por la ventana como discurre la luz del día?...

...he de convencer a Levi para posar en bolingas y justificar un poco su paso por este espacio, porque si no, no sé a qué me estoy dedicando estos días...

...lo tengo medio apalabrao, ya verás...aunque después de lo del tiburón, no sé yo, ha-ha-ha...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...