lunes, agosto 23, 2010

UNA NUEVA COSMOVISIÓN PARTICULAR DEL MUNDO


Geocentrismo, Heliocentrismo y demás teorías acerca de qué gira en torno a qué y de qué manera lo hace, todas ellas han quedado obsoletas y descartadas ante el nuevo descubrimiento de la pequeña legión de mini-científicos particulares que habitan en el interior de mi cabeza. Estos hombrecillos, observando el movimiento del universo y de las cosas en torno a mi con atención y haciendo complicados cálculos matemáticos de trayectorias, elipses y todo eso, han determinado que la Tierra y el Sol han quedado descartados como centro de atención para el sistema planetario que componen mis pasiones, afectos e intereses:...lo has adivinado, lector impaciente, esa pequeña pandilla de entendidos han descubierto que todo en mi sistema gira y se organiza en torno al objeto de mi amor.
¿Como lo llamaríamos?...¿"Corazóncentrismo"?...
Hum, no lo sé. Pero quedando tan científicamente demostrado, he quedado preocupado porque de repente veo que todo lo que me han venido diciendo y advirtiendo ha pasado a convertirse en un hecho, no en meras palabras. Porque estructurándose así mi vida y mis sentimientos, ¿que pasará si tu desapareces? ¿que será de los pequeños planetas donde coloqué mi realidad, el par de lunas que albergaban mis afectos y la docena de satélites en los que puse todo lo demás, todo aquello que al estar tú había dejado de tener importancia?
Ahora tengo que considerar la posibilidad de una catástrofe de dimensiones galácticas entre los acontecimientos señalados de un futuro lejano o inmediato, y pensar como sobreviviré a eso. Lo intento pero cerrando los ojos solo veo imágenes de un universo devastado en el que fragmentos de mi colisionan unos con otros hasta que todo lo que conozco queda reducido a blanco polvo de estrellas...
En busca de una solución he intentado consultar al equipo científico de mi cerebro, ya que fueron ellos los que me pusieron al corriente de esta nueva cosmovisión mía del mundo, pero siempre les encuentro atareados viendo capítulos atrasados de "Amar en tiempos revueltos" o jugando con la playstation.
Pequeños mangantes...

miércoles, agosto 11, 2010

PERSEIDAS


Mi buena amiga Ronronia me advierte desde su blog de una inminente lluvia de estrellas fugaces, las mismísimas Perseidas que van a caer sobre la Tierra durante toda esta semana en general pero hoy en particular.
Y yo trabajando de noche, qué te parece. Ni puesto a propósito.
Así que me he venido al curro con ánimo astronómico y una libreta llena de deseos, dispuesto a solucionar esos asuntillos pendientes que me chirrían como por ejemplo, tener que estar yo aquí solo mirando al cielo con un incómodo uniforme en vez de poder hacerlo contigo, acurrucados bajo una manta en algún lugar hermoso. Las reglas del juego son bien conocidas y bien tramposas, también: si formulas tu deseo mientras dure la estrella ahí arriba, zas, deseo concedido. El organizador del cotarro sabe que por lo general no va a andar concediendo deseos en vano porque ¡qué dificil es!, apenas ves la estrella y te acuerdas del juego, la estrella ha desaparecido y con ella la posibilidad de hacer una petición. La belleza de las estrellas fugaces, como la de tantas otras cosas en esta vida, es de las que no permiten reflexión, tan solo hay que disfrutarla mientras dure su instante.
Nada más empezar, zas, me doy cuenta de que no llevo encima la libreta. Espero no haberla dejado en los vestuarios al alcance de nadie y lleguen a hojear las páginas de "proezas sexuales no resueltas", porque si no mañana me veo haciendo el petate y pasándome al vestuario de las chicas...
...ahí arriba el espectáculo está en su apogeo mientras yo, pobre mortal, trato de hacer memoria de los deseos que a toda costa desearía cumplir. Ahí está el piso a todo meter con una bañera de esas con chorritos; el cochazo con chófer italiano que además de llevarme y traerme suba al dormitorio a revisarme el aceite de vez en cuando; las libretas de ahorro llenas de cifras con muchos ceros al final y los pactos con el Averno para mantenerme como mínimo igual de joven y hermoso que ahora cuando cumpla los 90... Si me esfuerzo, puedo seguir rato y rato pero de pronto, una duda se plantea: ¿y si solo puede ser uno?...¿y si por descomunal que sea el chaparrón de estrellas, solo toca un deseo por mortal, lo invertiré en esa vida de lujos y placeres que relata mi libreta? No quiero que me pase como en los cuentos, que siempre a la hora de escoger los deseos le acaban tomando el pelo a uno y termina compuesto y como estaba. Aseguraré mi jugada, pidiendo algo que me haga muy feliz y no cueste demasiado.
Cierro los ojos, y de pronto lo sé.
Quiero esa sonrisa tuya de cada mañana. Esa con la que, sin decir nada, convenimos de mutuo acuerdo continuar con este amor otra jornada más, y no perderla ni uno solo de los días que tengamos reservados.
Abro los ojos y ahí está.
Quiero creer que esa estrella brilló un poco más que el resto.

miércoles, agosto 04, 2010

CUESTIÓN DE TIEMPO


Mis vacaciones han terminado y tal cual suele ocurrir con las vacaciones, han estado llenas de tiempo disponible, tiempo libre en el que poder hacer lo que no se puede hacer el resto del año por esas cosas que tiene la vida de las personas, que en vez de pasar once meses haciendo lo que deseamos y uno solo cumpliendo obligaciones, lo hacemos justo a la inversa y encima convencidos de que así es como tiene que ser. Con esa forma de entender la existencia, el periodo de descanso se plantea como algo peliagudo del que tenemos que hacer una cuidadosa inversión para no pasar luego el resto del año lamentando no haberlo aprovechado lo suficiente. Así unos se embarcan en proyectar y llevar a cabo viajes increíbles, otros se retiran a algún lugar recóndito y tranquilo para disfrutar de paz y silencio, en fin, digo yo que hay tantas alternativas como personas, y cada una perfectamente válida siempre que uno haga con su tiempo lo que le apetece, que es de lo que se trata...

Yo no he ido a ningún lado. He cogido todo mi montón de segundos de oro y los he invertido en ti.

No era una apuesta arriesgada pues ya jugaba con ventaja, sabedor de la felicidad que me reportan los más pequeños instantes compartidos; era tan sólo la opción más razonable. Y así, lleno de razón, me he embarcado en este viaje a ningún sitio a tu lado, en que las hermosas vistas se encontraban en tu rostro enamorado y las revueltas del camino estaban dibujadas en recodos de tu cuerpo. No hemos recorrido más distancia que la que mediaba entre los dos y sin embargo, me siento mucho más lejos que cuando comencé este periodo de descanso, porque estas cosas son así, el corazón se complace en contrariar las leyes de la Física, y velocidad y aceleración, espacio y tiempo, cobran dimensiones particulares que solo a los que aman les conciernen.

Ahora las vacaciones han terminado, sin irme a ningún sitio he regresado pero tu sigues ahí y entonces...¡magia!...entonces es como si este verano no fuese a acabar nunca y este sentir que estoy justo donde quiero estar, fuera a durar para siempre...

Pura cuestión de tiempo. Mi tiempo contigo.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...