lunes, diciembre 26, 2011

DIARIO NAVIDEÑO: PRÓRROGA

...pues sí, han sido innumerables los cientos de correos pidiéndome que porfi-porfi-porfi alargase mi diario navideño hasta el comienzo del nuevo año y bueno, esto me requiere un despliegue innumerable de medios y tal pero pensando en la sana alegría de mi amado público, pues aquí seguimos un día más... 
Hoy en este festivo raro que se han inventado por el rollo de "oh, es que Navidad cae en domingo y claro la gente se va a quedar sin disfrutar un importante festivo" o algo así me supongo yo... PUES BIEN, si fuese por eso yo tenía que decretar fiestas todos los meses en los días más insospechados porque si es por no disfrutarlas en condiciones, yo disfruto una de cada diez. Por tanto en el caso de que dependiese de mi mismo, hoy habría currao todo quisqui, lo siento estimados lectores, pero es que hay que vivir un poco pensando en las realidades de las distintas personas y no en la propia una individual,y entender que vivir en esa galaxia personal de "trabajo-de-lunes-a-viernes-de-7-a-3-y-el-resto-del-tiempo-me-toco-la-pilila" es limitado, triste y además, con perdón, muy egoista, ¿eh?
Pero no me quejo en absoluto, descansar cuando toca y trabajar cuando viene al caso ajeno al día de la semana me permite librarme de esos ritmos circadianos establecidos por el patrón que regulan el ánimo, el temperamento y hasta la condición física a los libre-fin-de-semanistas. Y hay todo un mundo por descubrir los días libres de entre semana que vosotros no conoceréis hasta que os llegue la edad de la jubilación, haa-haa-haa y para entonces seréis viejitos y no lo valorareis y solo pensareis en iros a los viajes del inserso porque el sol os viene bien para la artritis y no apreciareis nunca este "charme" de descansar el 29 y el 30 pongamos por caso como voy a trabajar yo.
Si,sin duda vosotros podréis pasar el 31 y el 1 comiendo y bebiendo cosas que os van a sentar fatal para el colesterol y los triglicéridos y la tensión mientras yo hago un ejercicio de paciencia y templanza chupándome la tarde de Año Nuevo ahí como un cabrón, peeero...
...pero como a pesar de que Navidad fue ayer todavía hay que mantener unos días el espíritu ese de concordia tan cinicorro que diría Mr. G ( lo de mantener la concordia no, lo de "cinicorro", que me lo suelta cuando le digo dulzuras y no se las cree el muy jodío )...eso, que como hay que mantener el espíritu pues dejo aquí una viñeta en la que se muestra a lo que se dedica Santa Claus una vez finalizado el reparto navideño y fichadas las residencias de los bollitos apetecibles...¡espeluznante documento!...

¡merri crismas tu everibodiiiii!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo