miércoles, julio 04, 2012

MANIOBRAS DE ACERCAMIENTO



< computadora central > ...capitán, detecto cambios estructurales en la anatomía del lugarteniente que me aconsejan una vuelta a la consciencia instantánea..

...oigo a Madre como en un sueño, solo sé que tengo algo cálido y elástico entre los labios y mi boca juguetea con ello babeándolo y mordisqueándolo como si fuera un chupete. 

< capitan Angel > ...huuuuu, nooo mamiiii, dejame un ratito máaaaas...

De pronto algo me levanta por la cintura de los pantalones, uno de los muchos brazos mecánicos que Madre puede esgrimir en un momento dado y me encuentro suspendido en el aire con la nariz a unos centímetros de la entrepierna de mi lugarteniente...

J.A. ya está despierto y se coloca boca abajo para ocultar el cambio estructural anatómico que lucía como tantos hombres al levantarse por la mañana


Yo que sigo suspendido en el aire no acierto a decir nada. Es mi lugarteniente quien se pone en pie, se acomoda ese desproporcionado bulto dentro de sus slips y declama
"Lo que está claro es que no podemos pasar todo este viaje indefensos y a expensas de los comandos caducos de esa máquina loca" yo hago gestos como para acallarle porque a fin de cuentas aún estoy suspendido en el aire y temo por el aterrizaje, pero JA sacude una mano despectivo y continua "No te hagas ilusiones, no sé si voy a querer o no follar contigo, pero desde luego el que ocurra o deje de ocurrir espero que sea resultado de nuestra voluntad y no de..."ESO""
Empiezo a dar vueltas colgado de mi gancho, no sé si resultado de algún mal movimiento o de una estrategia de Madre, pero trato de decir
"com-com-comprendo sus planteamientos pero al margen de las decisiones de Madre sobre la conducta sexual a bordo de la Nostromo, puedo asegurarle que a día de hoy soy perfectamente heterosexual y no tengo el menor interés en mantener un contacto fisiológico con usted."

< computadora central > LO QUE YO DECÍA...

"con lo cual" continuo "le sugiero que en sus ratos de esparcimiento siga los consejos de Madre a propósito de los juegos de realidad virtual y procuremos que el viaje transcurra con las menores tensiones posibles"

Esto, basicamente, no es cierto, pero en su momento temí que mi orientación sexual pesase sobre la selección a la hora de ocupar yo este puesto de trabajo. Todos aquellos sueños sigloveintinuescos de que el asunto de aceptar con naturalidad la opción sexual iban a cumplirse con el paso del tiempo resultaron una filfa: el envejecimiento de la población global ha terminado por glorificar la imagen de la pareja heterosexual reproductiva, y la proliferación de cepas altamente resistentes a tratamiento antibiótico productoras de enfermedades vinculadas a las prácticas homosexuales han terminado por hacer de nosotros una especie ecológicamente indeseable.
Por lo menos al criterio de los que cortan el bacalao, y en consecuencia, al criterio de la computadora central de nuesta astronave.
Mis declaraciones crean un instante de indefinible tensión que Madre como buena anfitriona decide resolver anunciando
< computadora central> ...dispensando desayunos...
JA y yo nos quedamos un largo rato con los brazos en jarras hasta que comprendo que el suministro alimenticio comienza en el sector avícola ( esto es, las gallinas desayunan primero ), y solo cuando nos hemos cansado de estirar los brazos Madre deja al lado de cada uno una bandeja con un vaso de agua y una barrita energética.
JA, que no ha contestado una palabra al ardoroso alegato de mi heterosexualidad, contempla la barrita, me mira y pregunta extrañado
"¿Sabor coco?"
< computadora central > Si lo desea disponemos de sabor piña, frutas tropicales y maracuyá. Los programas de procesamiento están investigando el vainilla-chocolate pero los resultados hasta ahora no están considerados aceptables para el paladar humano"
JA se inclina hacia mi, me pone sus amplios labios casi sobre los míos y murmura
"¿que cojones es esto?"
< computadora central > YO PODRÉ SOLUCIONAR SUS DUDAS lugarteniente. Como sabe tras la global crisis energética el sistema siempre ha tratado de solucionar de la manera más rentable y eficaz posible la carga que supone el traslado de una nave espacial durante un viaje de estas características. Eso hace que el motor biológico de la nave, es decir, el componente aviar, sea aprovechado al máximo para garantizar la supervivencia de los tripulantes. Como habrá adivinado ya, las barritas energéticas y de máximo poder alimenticio que usted tiene en la mano ahora están elaboradas gracias a cantidades ingentes de caca de gallina prensada, deshidratada, liofiliazada y aromatizada al gusto humano para rendirle el máximo placer gastronómico y el mayor potencial nutricional posible. No me equivoco al asegurarle que al menos trescientas gallinas han cerrado con fuerza los ojos sobre su palo de deposición para que usted tenga esa barrita en sus manos en este momento.
Tras esta declaración que requeriría en otras circunstancias unos largos instantes de silencio, Madre adopta un tono de camarera de chiringuito y añade:
Si me permite la sugerencia, lugarteniente, le sugiero para acompañar las variedades Tropical, Mediterranea y Frutos del Bosque de nuestras bebidas energética, elaboradas igualmente gracias a sofisticados procesos tecnológicos  que garantizan depuración, salubridad y suministro nutritivo

JA me mira y murmura
"Entonces...¿llevamos tres días alimentándonos a base de caca de gallina?"
Yo encojo los hombros azorado y él se acuclilla a vomitar entre dos paneles de mando. 
Luego sale corriendo de allí dejándome solo en la cabina de mando.
En el suelo hay un "Coconut Delirium Chicken" que desprecinto y empiezo a mordisquear, sin pensar en nada...

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo