martes, junio 27, 2017

¡¡¡WORLD PRIDE MADRID !!!: TAN CERCA, TAN LEJOS...




Pues sí, Maritrini.

Tú que te creías que por pertenecer a una pequeña ciudad de provincias de ambiente un poco derechón y tirando a conservador te ibas a quedar sin "Orgullo"...¡pues no!, ahí tienes la imagen de cabecera: una página del papelucho diario local rainbow total.en el que se les llena un poco el pico diciendo: "eh, que aquí también somos gay-friendly".
Y si  bien es cierto que el programa tiene menos alicientes  que una caca de gato dejada secar al sol  tres días, hay que pensar que algo es algo.
No me voy a quejar, podríamos estar en Turquía y allí sí que tienen motivos para protestar:

Maromo de infarto colocado con astucia por los represores turcos
sabiendo que a semejante potro es imposible decirle que no a nada.
"Pero tu has visto que peazo bollo", parece decir la señorita de rojo

...no es un asunto para hacer coñas, ya en serio: el otro día hubo una represión violenta de una manifestación del "Orgullo" demostrando que a pesar de lo que se pueda pensar, todavía sigue siendo necesario reivindicar algo que parece tan obvio como el derecho a amar libremente, y por ello seguir celebrando "el Orgullo" sigue teniendo su explicación más allá de los argumentos en contra tan manidos del cachondeo y la fiesta.

Imágenes que no creerías poder ver aún en estos tiempos
de apertura

Por desgracia no hace falta irse tan lejos para ver que las cosas no han cambiado del todo:
 Es verdad que aquí en mi entrañable ciudad al menos no hay cargas de antidisturbios para sofocar las manifestaciones sobre el tema pero aquí tienes un buen ejemplo de ranciedad -o como se diga- institucional:


En el edificio de la Diputación de Burgos no habrá bandera arco-iris para celebrar cosas de este tipo, y el Ayuntamiento pe-pero ( del PP quiero decir, no es que haya sufrido un pequeño atasco verbal escrito ), a propuesta del partido radicalillo-tocagüevos local ( que por fortuna existe ), han aceptado a colocar la bandera multicolor "siempre que las asociaciones de peñas -con motivo de las fiestas locales- no tengan que colgar alguna cosa y no dejen sitio para más, porque entonces, hummm, veremos a ver". ¿Quizás como alternativa el alcalde planee ponerse unos calzoncillos de colores y enseñar el trasero por la ventana cada vez que sea necesario?...no lo sé, si veo la banderita colgada no me olvidaré de contártelo.

Mientras tanto y en la misma noticia, el dueño del único garito local de "ambiente" comenta que no tiene preparado nada especial para celebrar el Orgullo porque sus clientes son gente viajera, que a la primera de cambio se escapan a las grandes ciudades o a los núcleos costeros más animados a buscar el entretenimiento y la diversión que aquí resultan escasos. Y por supuesto cuando llega el Orgullo, todo el que puede emigra a Madrid porque aquí, a día de hoy, no hay orgullo que valga ni nada que se le parezca. 
Un poco desalentador, ¿no?
¿Y cuales pueden ser las razones?
Para empezar el argumento de siempre de que todo el mundo es muy liberal cuando sale alguien en la tele diciendo que es gay, pero cuando el maricón o la lesbiana es tu hijo/a, tu vecino/a o tu compañero/a de trabajo, la reacción no siempre es todo lo tolerante que cabría esperar ( es decir, lo que ha pasado en tu pueblo toda la puta vida ). 
Eso hace que el personal LGTB-etc tienda mayormente a esconderse como las cucarachas porque una vez terminado el día del desfile y todo el mundo vuelve a su casa, la vida es ya bastante complicada por si misma como para encima añadir la carga de verte obligado a hacer de tu sexualidad una bandera  y tener que pelear además con los inevitables homófobos de turno.
...sea como sea, el resultado es que cuando llega el "Orgullo", todo el mariconerío local hace la maleta y ¡zas!, se larga a Madrid a "manifestarse" y sumarse a la movida capitalina sin que a nadie se le ocurre pensar: "¡Pero joer! ¡que allí ya son un mogollón, cojones!¡que es aquí donde tenemos que manifestarnos!"
Sigue sin tomarse en serio la necesidad de una campaña de sensibilización y visibilización, y gracias a eso las abuelas de mi barrio van a seguir creyendo que están acertadas pensando que los desfiles de gayses y lesbis son inventos de las películas americanas o cosas que echan por la tele.

Total, que el "Orgullo Mundial" se celebra a sólo doscientos kilómetros, y ya ves, a pesar de tan escasa distancia ya se muestran actitudes que no tienen nada que ver con ese espíritu de libertad y concordía que se debería transmitir aprovechando la fecha.

¡¡¡Qué lejos queda de aquí esto del World Pride!!! 


Pues sí, parece que aquí nos hemos quedado congelados en los 80 y para "celebrarlo" y desear a todo el mundo que donde y pueda y como pueda celebre su propio "orgullo" en condiciones, aquí va este himno ochentero que no sé si acertadamente o no lo tengo yo un poco como himno mariconil y además te va a dar un subidón de energía que no vas a creer que te hayas podido deprimir un poco leyendo este post...


¡Feliz World Pride, Madrid!
¡Y feliz Orgullo, mundo!

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...esta vez, solo contigo