sábado, junio 23, 2007

Cruz del Sur

La vida no deja de sorprendernos. No deja de sorprenderme, al menos.
En estos momentos en que me veo empujado a tomar decisiones, a elegir caminos, a escoger sentimientos viéndome perdido en encrucijadas sin sentido, me encuentro a menudo necesitado de un punto de referencia, una guía que me sirva para mi orientación, para no perder el rumbo en la oscuridad.
Y aunque mi hemisferio es el Norte, y debería ser la fría Estrella Polar la que me ayudase a conducir mis pasos en la noche, me encuentro con que olvido a esta gélida dama cada dos por tres cuando se trata de tomar una decisión y buscar una luz que ilumine mis pasos para perseverar en el sendero elegido.
En su lugar, y sin poder verla, mi corazón se mueve bajo los influjos de la Cruz del Sur.
¿Como puede ser, si ni tan siquiera puedo localizarla en mi cielo?...
¿Es magia? ¿Es locura?
¿O se trata simplemente de este sentir tan especial que hace maravillosas y distintas tu vida y la mía? ¿Porqué cuando me pierdo busco tan lejos el origen y el fin de mis pasos? ¿Porqué tu corazón y tu sonrisa estan al principio y al final de todo?
¿Porque no necesito explicaciones y lo que siento aquí dentro bastan para justificar y responder tantas preguntas?
La Cruz del Sur.
Tu estrella.
Mi estrella.

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...