viernes, febrero 28, 2020

LOS EFECTOS PERNICIOSOS DE LA SOLEDAD


Resultado de esta -esperemos transitoria--etapa de indefinicion sentimental, es que en vez de dedicarme por las noches a por ejemplo el saludable ejercicio de practicar sexo, ( buenisimo para la higiene mental de uno mismo), me veo condenado a buscar entretenimiento sumergiéndome en los infiernos de la televisión pública. "Talents shows" y "realitis" para ser más concretos.
¿Y eso porqué? ¿Porqué ver "tele-basura" y no documentales sobre historia o series televisivas de calidad que las habrá seguro? O mejor aún, ¿porqué no apagar la tele y ponerse a leer un libro?
No sé, yo creo que bajo esa nueva costumbre subyace la necesidad de pasar largos ratos trabajándome un encefalograma plano para así olvidar la cruda realidad. Pero sea como sea, ahí estoy, pasándomelo pipa ( más o menos ) y estos son mis tres actuales "guilty pleasures". 
Y son solo tres porque no hay más, jeje.

OT
(Operación Tostón)


Esta edición se está caracterizado por actuaciones musicales un poco insulsas que no logran conectar con la sensibilidad del público, y una audiencia millenial ultrachunga que sigue paso a paso las numerosas polémicas que se van generando ( de algo hay que vivir ) y va solicitando cada semana su ración de sangre. Si en su momento quisieron cepillarse a Eli por borde -cosa que de hecho sucedió-, esta última vez pedía la cabeza de la joven Anne por dormirse en las clases... 

La joven Anne, com esa actitud relajada
propia de  un espectador cualquiera de OT

...¡ellos!,seguramente pertenecientes en un alto porcentaje a la generación NiNi ( esos que NI estudian NI trabajan) si pueden permitirse estar hasta las 2 de la mañana la noche del domingo al lunes siguiendo el asunto. Y si no lo son ¡peor! porque comparado con el careto que van a tener ellos a primera hora en el insti, lo de Anne va a ser concentración pura...
Tampoco me quiero extender con esto porque tampoco me estoy emocionando demasiado, me entero de lo que pasa pero hace un par de semanas que no me trago la gala entera ( ¿alguien puede hacerlo? )

MAESTROS DE LA COSTURA


En efecto: un concurso de talentos donde las pruebas tienen que ver con montar una falda o diseñar un bolso suena a coñazo gordo y de hecho lo es. Su mejor baza esta en los concursantes y ahí es donde puede uno divertirse un rato. ¿Es un tópico que una de las profesiones más típicas del mundo gay es la de diseñador de moda? Quizás, pero este concurso no hace más que confirmarlo porque hay más plumas dentro de ese taller de costura -desde el jurado hasta los concursantes- que en uno de esos jardines modernos repoblados con gallinas tropicales de las de peinados imposibles... 

Ejemplo de gallina exótica a punto de agredir 
al fotógrafo por invasión de su intimidad avícola.

Y conste que no hay en mis palabras ni pizca de pitorreo ni burla: el sector plumero del concurso es lo más interesante y lo más divertido de este asunto, porque ¿qué sería esto si las integrantes del taller fuesen una docena de señoras muy habilidosas con la tricotosa pero con el interés televisivo de un paquete de garbanzos?

David, la reina del taller. ¡Grande!

Aparte en este sector tenemos un señor muy potable como este Joshua, un aspirante a guardia civil (recordemos, ese noble cuerpo español de defensores de la ley que cuenta con sus homólogos en los "carabinieri" italianos y la "gendarmerie" francesa, o eso creo), pero al que todos ven más futuro diseñando uniformes que vistiéndolos. O simplemente desvistiendose el mismo, no sé... 

Joshua chapoteando en el río

Joshua quizás en el momento en que siente un cangrejo
agarrándose a sus partes nobles

Mientras haya plumerío y haya Joshua, el concurso tiene su gracia, pero como me los echen y dejen solo a las señoras, cambio de afición.

REALITYS ISLEÑOS


El aire playero y los entornos paradisiacos son al parecer el marco incomparable para cocinar estos caldos mondongueros de miserias humanas que tanto nos gustan a la audiencia realititelevisera. El último -e inexplicable- bombazo ha sido "La isla de la tentaciones" donde unas parejas deciden ponerse a prueba colocándose ellos por un lado y ellas por otro en una casona lujosa rodeados de ¡claro! tentaciones: chulaponas pérfidas de vertiginosas curvas para ellos y morbidos chulazos musculados con las carnes "pretas"para ellas. El producto estaba inexplicablemente presentado por la cantante Mónica Naranjo que...¿que cuernos hace esta tía metida en estos saraos?....

Las parejillas de incautos.
O no tan incautos, vete tu a saber...

 Este tema, a primera vista una gansada -que yo pillé ya acabándose por desgracia- ¡ha sido todo un éxito de audiencia! ..¿porqué?...¿se ve el español medio reflejado en la manera tan marciana que tienen estos muchachos y muchachas de entender las relaciones humanas?...¿hay trascendencia psicológica en los motivos o nada mas el morbo habitual y ganas de alegrarse el ojillo con la mucha carne de buen ver que pululaba por allí? No lo sé.

Una de las tentaciones más apetecibles.
Como para no caer, uf.

La sorpresa ( o no ) es que el experimento ha terminado para la mayoría como el rosario de la aurora - es decir, fatal- porque casi todas las chicas cayeron como conejas con sus tentaciones (las comprendo, había buen material)..los hombres, ¡para que luego hablen de la promiscuidad masculina! fueron mucho más castos. De hecho a ratos aquello parecía más un campamento católico de los que organizan las parroquias para chicos en los que los jóvenes como peores malicias beben cerveza a escondidas y hacen concursos de pedos. Supongo que ahora los pobres se tiraran de los pelos por haber guardado las ausencias, visto como las chicas dejaron suelta la zorrupia que todas y todos llevamos dentro.

Tentación en acción situado en postura pre-copulatoria
sobre la pobre Fani, una de las grandes pecadoras del experimento. 
Normal.¿Quien puede resistirse a eso?

Total, esto se acabó y yo, enganchado al rollo tropical, me cambié de isla pasándome a los "Supervivientes" (concurso muy bien empalmado con el anterior en una fantástica estrategia de captación de audiencia televisiva de la cadena ):aquí un par de docenas de famosillos de medio pelo se meten en una isla a pasar miserias e intentar, más que sobrevivir, hacerse más famosillos. 
¿Lo mejor? Otra vez la chicha, porque hay chulazos muy potables y no sé, ver hombretones en taparrabos revolcándose en el barro tiene para mí un encanto que me deja el ánimo así como soñador y romantico, fijate...

Muestra de "superviviente" un poco demasiado maqueado.
Eso sí, pasado por el barro gana mucho

Ejemplo de carnaza: Jorge, guardia civil también pero este titular, no aspirante (¡como está el cuerpo, madreee!) y modelo,. Lo de modelo sucedió a raíz de hacerse virales unas fotos suyas de uniforme publicitando el cuerpo) y lo vas a entender viendo las siguientes imágenes. Que pasote, creo que estoy  hasta enamorado, tú.

El susodicho, de uniforme y de sport.  

El mismo, aposentando ese culazo sobre un coche oficial. 
Ainssss, quien fuera capó de vehículo con distintivos... 

El susodicho ahí sentado qué-sé-yo-donde, 
no marcando paquetillo pero casi-casi. 

Ver a Jorge semi-en-bolas trotando como un cachorro por la playa, dándose varoniles abrazos entre machotes con sus compañeros de experiencia o rugiendo como un leonazo durante los esfuerzos en las pruebas que les ponen, se ha convertido en un eficaz psicotrópico con el que desconectarse a ratos de la poco estimulante realidad llena de rutinas, desengaños y coronavirus...
¿Mejorará todo esto con la llegada de la primavera o tendré que pasarme directamente al porno?

La solución, en el próximo post 

10 comentarios:

  1. HAHAHA
    Pues bueno, Angelito. Que no estas solo. Fijate que yo no miro mucho la tele de cable. Yo solamente tengo Netflix y Hulu y escojo lo que veo (estoy con Elite ahora mismo que te mueres) Y tengo varias series listas en la cola para mirar.
    Lo de los reality shows como Survivor, pues paso. Ni el mirar semejantes cuerpazos me motiva. Nope. Nada. Ahora, lo del plumero en los concursos de alta costura? Me encanta (ademas de que me encanta la ropa, vamos) porque como dices, hacen todo mucho mas interesante.
    Y por lo de porno, pues ese ya esta en mis pasatiempos. Yo lo que debo hacer es agarrar un buen libro para leer. Que me cansa lo de la tele.

    XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que vaya, para quedar tu y yo a ver algo juntos tendría que ser o los "Maestros de la Costura" o directamente porno, jajaja.
      Al final la lectura siempre es la opción que tenemos más dejada y sin embargo la mejor.
      ¡Un abrazo grande!

      Eliminar
  2. Llevo un tiempo que me cuesta digerir a esa panda de divinos que van criticando a todo aquel que confiesa ver este tipo de programas. Como si de repente se fuesen del cerebro de los que lo ven otro tipo de ideas e intereses más elaborados o formados... En fin, que si de esta manera pasas el rato pues estupendo, que no haces daño a nadie.

    Pero... Supongo que la etapa de indefinición sexual es algo voluntario. Si no lo es, existe un amplio abanico de aplicaciones, cuartos oscuros, zonas de cruising, saunas o demás lugares tórridos donde dar rienda suelta a las hormonas, jeje (aunque si me paro a pensar con perspectiva son consejos que doy que para mí no he tenido).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he sido yo nunca de esas cosas que me aconsejas (sin entrar a valorar si están mejor o peor) , así que de momento seguiremos con el reality por mucho apuro que me dé reconocerlo, jejeje.
      Pero gracias por el consejo, se agradece que se preocupen un poco de uno...¡ajjj,ya estoy de vuelta con mi autocompasión, si es que no me aguanto ni yo!
      Abrazos y feliz mes de Marzo.

      Eliminar
  3. Ainssss, tu como el AMQP... que se engancha a todo lo que echen en Telecinico y afines... Se nota quien tiene el mando. Lo malo es que, al tenerlo de fondo, me acabo enterando y, al final, enganchando, casi siempre cuando se acaban.
    De todos modos, me he perdido algún capítulo previo porque el inicio de la entrada me ha pillado por sorpresa.
    ¡Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo de "Telecinico" es errata o es voluntario? ¡jajajaja!...pues sí, tener la sarten por el mango y el mando bien agarrado es lo que tiene, que le hace a uno ser el rey de la casa, jaja. TU haces bien, sí no puedes a tu enemigo -en este caso el ofertón televisivo-, únete a él, relájate y disfruta,
      Abrazos ¡y feliz semana!

      Eliminar
    2. Voluntario, voluntario, jajajaja

      No, si yo me relajo y disfruto todo lo que puedo :P

      Eliminar
  4. Anónimo10:37 a. m.

    Pues yo solo he seguido La Isla de las Tentaciones,aunque hay que decir que en los 90 ya se emitió algo parecido, Confianza Ciega,que no tuvo tanto éxito, pero que seguía la misma fórmula.
    De todos modos, los realities que más me gustan a mí son esos de Granjero busca....y Quién quiere casarse con mi hijo.
    Ahí lo dejo,por si el listón no estaba lo suficientemente bajo,hahahah.
    Un abrazo, Angelillo, y a comerse el mundo,hombre!!
    Hotdardo ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Dardito guapo!
      A mi también me sonaba que lo de las Tentaciones había pasado ya por la pantalla en una versión anterior...en fin, me anoto lo del granjero y lo de las madres voluntariosas organizando buenas bodas a los chicos, que tengo ese listón del que tu hablas la mar de asequible para todo el mundo, jaja.
      ¡Otro abrazo para ti guapetón!

      Eliminar
  5. No, en serio que esto de los "reality shows" me da una reacción alérgica: ni aún con esos tremendos cuerpazos me animo a verlos.
    Yo me pasaría directo al porno....

    Pero.... el guardia civil.... uffffff

    ResponderEliminar