miércoles, octubre 07, 2015

EL SENTIDO DEL PUDOR


Hace un par de días leía -en uno de mis blogs menos "sanctos"- un post a propósito de los encantos de los vestuarios masculinos y de como le llamaban la atención al narrador esos pobres machotes que tras su sesión gimnástica andaban forcejeando en un rincón con una toalla en la cintura y unos calzoncillos intentando que no se cayese la primera mientras se ponían los segundos. Al autor la actitud de estos hombres le producía una insospechada ternura ( mezclada con lo que me parecía a mi una pequeña dosis de lástima subliminal ), por esa en apariencia falta de comodidad que les producía el estar en pelotas entre "iguales".
A mi eso me ha chocado un montón porque precisamente yo debo reconocer que soy de esos pobrecillos desgraciados que en vez de despelotarse con alegría para entrar correteando a las duchas rodeado de un montón de pililas saltarinas ¡lo paso fatal! y me tiro larguísimos ratos buscando objetos inexistentes dentro de mi bolsa de deportes o doblando cada una de mis prendas con precisión milimétrica, lo que sea para hacer tiempo y entrar a la ducha en solitario con mi toalla castamente enrollada a la cintura.
Viendo lo mal que lo paso yo con algo que todos mis congéneres masculinos abordan con total naturalidad, ha sido inevitable hacerme todo tipo de argumentaciones ( = pajas mentales ) para explicar esa actitud. Mi conclusión es que sintiendo yo cierta "simpatía por los penes" -por decirlo de alguna manera eufemística-, pues es normal que me sienta inquieto cual gato en barril de arenques rodeado de cosas que me son potencialmente apetecibles, mientras que mis eventuales compañeros de piscina-gimasio-o-lo-que-se-te-pueda-ocurrir, ni siquiera prestaban atención a la desnudez de sus semejantes porque no los veían como objetos de deseo.
¡Ah!, gran error y por dos bandas además: 
La primera es porque SIEMPRE que tienes otro humano en pelotas a tu lado le prestas atención, sea para desearlo, admirarlo, compararlo o simplemente compadecerlo. 
Y la segunda porque después he tenido oportunidad de ver playas nudistas con público eminentemente gay en las que los portadores ( y simpatizantes ) de pililas no dudaban en despelotarse y rodearse de cosas que en principio deberían ser motivo al menos de turbación.
Cáscaras.
¿Entonces es que soy la reencarnación de una virgen muchacha victoriana? 
¿Hay algo incorrecto en mi?
¿Es solo el pudor de verme desnudo delante de otros semejantes?
Claro que no ¡y claro que sí! pero no, me supongo que si me paro a pensarlo despacio probablemente ahí habrá mucha más tela que cortar, porque mi patológico pudor va bastante más allá de estos hechos tan banales como despojarme de los calzoncillos en presencia de una docena de machos potencialmente copulatorios ( uff, dicho así me da todavía más, jaja ) y abarca otros territorios que no tienen nada que ver con este tema...
,,,,,pero tranquilo, no voy a ponerme a analizarlo precisamente hoy y menos aquí, en este post tan liviano que pretendía hacer de miércoles por la tarde.
Me voy a limitar a dejarte una canción que demuestra las virtudes ( o defectos según lo mires ) de tener muy poca vergüenza....


...y si no has meneado ni siquiera un zapato al escucharla...shame on you!!!

27 comentarios:

  1. Siempre me sorprende un poco que se enfoque el tema de los vestuarios desde el punto de vista sexual. No sé vosotros, pero yo, cuando voy a ducharme en el gimnasio, estoy tan completamente muertomatao de las clases, que en lo último que pienso es en verle la pichurrina al tío que tenga al lado. Quizá es que estoy acostumbrado al desnudo por haber estado en playas nudistas, pero estar sin ropa me averguenza más por exponer mis "mollitas" que por enseñar el rabo...
    Por cierto,ya que parece que te gusta el Sham shame shame, te dejo este enlace.Por si no lo conocías...youtube.com/watch?v=hnHBO9FY4Ic (esto sí que eran artistas)

    ResponderEliminar
  2. A mi la verdad es que lo del desnudo es una cosa que siempre me ha sido bastante indiferente, quizás porque desde joven he estado en vestuarios de equipos y después siempre he sido nudista, no se, nunca le he dado demasiada importancia al tema, que ves uno que está bueno y se despelota, pues si, le echas un vistazo, para que mentir, pero vamos mientras te vistes o desvistes, al igual que en la playa, que pasa un buenorro pues levantas la vista y sigues con tu libro, pero claro éste tipo de cosas son muy personales y lo que a uno nos puede parecer muy natural a otros les puede costar un mundo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, si me dejas dar mi opinión... pues considero que el morbo de estar en el vestuario o las duchas es porque podemos ver lo que no podemos tocar... es como que lo prohibido... con lo que se puede soñar, pero jamás se hará realidad... para algunos es un fetiche (el voyeour o cómo se escriba)... para otros, es simplemente la oportunidad de ver a alguien que sólo podrás observar, pero nunca tocar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola, víctima de prejuicios y represiones morales judeocatólicas.
    Como dice la calva de arriba, el problema está en enfocarlo desde un punto de vista sexual.
    A mí también me hace gracia ver cómo algunos hacen virguerías para taparse.
    Yo no tengo ese problema porque soy un exhibicionista nato y estoy en bolas cada vez que puedo: por casa, en la playa, en...

    Normalmente todo ese pudor desaparece en cuanto dejas de darle importancia a la desnudez. La primera vez que vas a una playa nudista te cortas, en cuanto te quitas el traje de baño no quieres volver a saber nada de él.
    Y lo mismo en el vestuario. Haz la prueba. En vez de andar buscando la toalla como loco quítate la ropa (las primeras veces de espaldas a todo el mundo), coge el champú, las chancletas y ve andando hasta la ducha con la toalla por delante, tapándote la polla pero sin preocuparte de lo demás. Cuando lo hagas unas cuantas veces verás que no hay mayor problema, que es práctico y más rápido.

    Como anécdota morbosa, te comentaré la de un amigo mexicano que nos contó que iba a ir a un club de muy mala nota en Madrid y estaba muy nervioso porque era su primera vez. Le avisé: Sabes que es un sitio de esos de desnudarse, ¿no? Y me respondió: ya, pero he leído en la web que se puede ir con jockstrap. Al día siguiente, al preguntarle sobre el tema, me comentó que en cuanto entró y vio el percal mandó el jocks a tomar viento.

    Y por último, y perdona el rollo, está el tema del voyeurexhibicionismo: hay quien va a exhibirse y quien va a mirar, y eso no se puede evitar, y muchas veces el pudor en taparse es como dice el sufu, hay tanta competencia en ver quién está más bueno o la tiene más larga que uno se tapa por complejo.

    Hala, ya

    ResponderEliminar
  5. Mocho, ¿lo de la calva lo dices por mí? Ñic ñic ñic (rechinar de dientes)

    ResponderEliminar
  6. Definitivamente depende de las personas, yo por ejemplo soy pudoroso en esos lugares, pero no en mi casa.
    Ahora que luego ves a personas que se desnudan sin problemas y hasta te hacen sentir incómodo por tener a alguien desnudo tan cerca.
    Yo la verdad trato (y muchas veces fallo) de no espiar a los hombres atractivos en los vestidores, por que sé que me sentiría muy incómodo si alguien me espiara a mi (aunque nadie lo hace, sniff, sniff)

    ResponderEliminar
  7. Yo es que soy muy pasota, cuando voy a la playa nudista una de las primeras cosas que hago es observar a los que me rodean pero luego no les vuelvo a prestar atención. Aparte que no sé, uno va al vestuario a ducharse y cambiarse de ropa, es normal que la gente se pasee desnuda. Si se paseasen así por el trabajo o por el parque pues ya sería bastante más extraño jajajajaja.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  8. Ainssss, un-angel... si lo malo no es enseñar la colita... ¡son las lorzas!
    (Al menos en mi caso)

    También es verdad que nunca he tenido compañeros de vestuario de menos de 60 años... cuando iba al vestuario de la piscina cubierta, la edad media rondaba los 75 años, mis antiguos compis de tenis eran ya eméritos. Los jovenzuelos del equipo de rugby no sé dónde se duchaban, en mi vestuario, no; ni los de fútbol, ni los de... Ainssss.

    Además, no sé otros, pero yo suelo ir volado y no tengo tiempo para entretenerme a ver el mercado... y menos para vender carne... :-P

    ResponderEliminar
  9. En lo personal soy completamente incapaz de desvestirse o bañarme delante de otra gente (al menos gente que no me voy a follar) y no tanto por pudor sino por vergüenza de que me vean la flacidez, la celulitis y las estrías

    ResponderEliminar
  10. Diego C:
    ...hummmm bueno, yo en realidad lo que yo me estaba planteando es que desnudarse un gay en un vestuario masculino o una lesbiana en un vestuario femenino podría ser igual de violento que para un hombre heterosexual hacerlo en un vestuario femenino o para una mujer en uno masculino. ¿No es normal que en esos casos uno se sienta menos cómodo, independientemente del asunto sexual?...después claro que hay ahí mucho de "complejitis" y poco aprecio al propio cuerpo frente al de los semejantes.
    Diré como nota añadida que hace lustros que no piso un vestuario compartido porque hasta hoy (aunque creo que la semana próxima esto va a cambiar) no frecuento lugares que lo propicien.
    Y que cuando recordé el "Shame shame shame" y busqué la canción ya me encontré con la que me propones tú pero no sé, al final me quedé con la de los chulazos...

    ResponderEliminar
  11. Desgay:
    Pues sí, es importante para empezar el "curriculum" de despelote de cada uno para saber lo acostumbrado que está uno a andar en pelotas delante del prójimo, y luego por supuesto la forma de ser de cada uno. Yo no puedo decir que no esté cómodo con este aspecto de mi personalidad porque tengo pocas oportunidades de poner a prueba mi capacidad de despelote, quizás de tener que hacerlo más a menudo me decantaría por la comodidad y la naturalidad...

    ResponderEliminar
  12. Erik:
    Pues por supuesto también está esa percepción que tienes tú del asunto, porque aunque dicen otros que ese planteamiento "sexual" es un error, luego dependiendo de la forma en que tenga uno de gestionar su vida sexual y lo libre que uno se sienta en su día a día a la hora de vivir y amar como le apetece puede resultar que esos "momentos de vestuario" cobran un sentido que para otros más "liberados" no tienen.
    Abrazos y gracias por tu opinión, hombre.

    ResponderEliminar
  13. Mochuelillo:
    Ya me está quedando bastante complejazo de señora ñoña decimonónica, ya, jajaja, aunque no sé si mi educación represora judeocatólica tendrá mucho que ver :-)
    Tienes razón, lo más dificil es dar el primer paso, luego una vez alcanzada la naturalidad que da la costumbre de algo que uno hace todos los días sin pensar, creo que ese sentido del pudor desaparece. No sé si la anécdota de tu amigo mexicano puede encuadrarse en el tema pero ha estado bien...ay ¿y yo que nunca he estado en un sitio de esos?
    ...y por supuesto, lo que habéis dicho más de uno: por encima del tema sexual está el mostrarse uno tal cual es ( tema "lorzas" incluido ), sin el refugio que nos proporciona la ropa.
    Ains, que complicada nos hacemos la vida algunas veces sin necesidad, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  14. Alex:
    ¡jajaja!, tranquilo, que a mi tampoco me espía nadie pero es porque se quedan en la superficie hombre, lo mejor queda escondido a los ojos. AL final creo que tu punto de vista es el que más se aproxima al mío de todos los expuestos así que ¿para qué te voy a decir más?
    Abrazos, y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Christian:
    Huy, si lo ponemos así yo soy terriblemente pasota, porque cuando me he visto en playas nudistas ( bueno que eran de esa categoría "mixta" en las que puedes estar con o sin bañador ), quizás al principio presto un poco de atención a lo que me rodea pero después meto la nariz en mi libro y no me entero de lo que pasa a mi alrededor, solo presto atención a meterme al agua para refrescarme de vez en cuando y por supuesto a quien está conmigo.
    ...y sí, lo raro sería ver a gente desnuda por la calle, en un sitio al que uno entra a cambiarse de ropa y ducharse no debería ser motivo de discusión.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  16. Haddoquincete:
    Jajajaja...benditas lorzas, leyendoos a todos me estoy reconciliando con mi cuerpo, jajaja.
    Pero ¿de verdad que no se monta un pequeño terremoto alrededor cuando usted enseña la colita, aun delante de un pelotón de septuagenarios en speedos? ...no me lo puedo creer :-)
    Cuando empiece a ir al gimnasio ya contaré si tengo un momento para mirar alrededor o si apenas tengo tiempo de remojarme, ponerme los calchonchelos y salir pitando...por ahora mi experiencia del despelote es todo teoría y recuerdos del pasado.
    Abrazotes y ¡buen fin-de!

    ResponderEliminar
  17. Blackmount:
    jajaja, hombree no será para tanto ( lo de la celulitis y las estrías digo ). Pero aunque así fuese pues yo también siento lo mismo que tú, y si lo puedo evitar, prefiero conservar la ropa puesta delante del prójimo. Me consuela ver que no soy el único porque toda la banda anterior al parecer no tienen ningún reparo en lanzar el calzoncillo por los aires a la primera de cambio, jajaja, y ya me estaba sintiendo un bicho raro.
    Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
  18. Angel... Tienes que activar el replciar a comentarios, tus fans lo piden! Para no tener que darle scroll arriba y abajo para leer tus respuestas!

    ResponderEliminar
  19. Alex:
    Ay que guapo, "mis fans" me dice, jajaja....
    Creo que entiendo lo que me quieres decir, a ver si acierto a ponerlo en marcha :-)
    ¡Feliz domingo, un abrazote!

    ResponderEliminar
  20. ...ay, lo busqué y no acabo de encontrar donde tengo que dar! Fui por "configuración" y luego "entradas y comentarios" pero no encontré como habilitar lo que me comenta Alex.
    Cualquier ayuda al respecto será muy agradecida :-)

    ResponderEliminar
  21. Pues lo busqué en mi blog a ver si lo encontraba y creo que se activa automáticamente si en el combobox Configuración -- Entradas y comentarios -- Ubicación de los comentarios seleccionas "Insertados".
    No estoy 100% seguro, pero creo que así es como funciona. Dime si funciona o no...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Alex:
    ...siguiendo el camino "configuración---entradas y comentarios---ubicación de los comentarios" me aparecen solo las opciones "página completa", "debajo de la entrada", "ventana emergente" y "ocultar" pero no la que tu mencionas de "insertados"...¡lo sientooooo!, pero seguiré investigando porque seguro que es una tontería y soy yo que no doy con ella.
    Otro abrazo para ti, guapo.

    ResponderEliminar
  23. Creo que debe ser "Debajo de la entrada" entonces...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ahhhhhh siiiiiiiii!
      ¡Mil gracias!
      ¡Más abrazos y muy feliz lunes!

      Eliminar
  24. A mí me ocurre más o menos lo mismo pero desde jun enfoque distinto.

    Nunca he tenido el más mínimo reparo en enseñar mis fealdades. Como siempre he sido bastante flaco ya lo he ido asumiendo; es lo que hay y ya está.

    Sin embargo, en sitios como la playa nudista me siento un poco fuera de lugar. Me da miedo romper alguna regla no escrita o incomodar a alguien. Es por eso que me todavía me invade el rubor cuando me acuerdo de mis visitas de este verano que ya conté en su día en el blog. Pero tengo intención de volver el que viene.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, en tu blog ya trataste en parte este mismo tema, y yo también encontraba un poco dificil entender esos códigos de conducta no escritos en ninguna parte pero que se supone debes entender si está allí. Lo mío no se ya si es cuestión de esto o si al final será solo cosa de la educación represora judeo-católica esa que decía Mr. Mocho, jaja...

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...