viernes, mayo 03, 2019

OTRA VEZ BAJO EL SIGNO DE LA ROSA



Pues es así: lo más reseñable de este pasado mes de Abril ( aparte de las insistentes lluvias y unas minivacaciones en las que a pesar de habérmelo pasado bien reconozco que no tengo nada a lo que deba dedicar un post ) es la victoria en las últimas elecciones del Partido Socialista Obrero Español ( PSOE para los no iniciados ).
Y...que bien, ¿no?
...
...
...pues no sé.
Ya has visto que yo aquí no suelo hablar de política, y no porque no me parezca un tema relevante para la sociedad y que repercute además en mi vida personal, no. Es que...¡es tan aburrido!...pero vaya, para que veas que no tengo el intelecto y la capacidad dialéctica de una mosca del vinagre...

Muestra de que las moscas podemos ser divertidas:
Así soy yo, dando siempre recomendaciones 
de elevado nivel intelectual...

...voy a hablar un poco de política, para demostrar que yo también puedo hacerlo:
Si me tengo que definir, yo diría que soy más bien de izquierdas, y tampoco sé muy bien porqué. En un primer momento era un poco por rebeldía, porque parecía que la gente a mi alrededor (  la Gente Que Molaba = la Gente Guay = Mis Referentes Personales ) eran todos de izquierdas y entonces, ¡como no iba a serlo yo si siempre he tenido la personalidad de un piojo espachurrao! y tendía -y quizás aún tiendo, no sé- a imitar todo lo que hacían, decían y pensaban esos Referentes...


Luego hubo un componente romántico en el tema: el bando de los de izquierdas siempre parecía compuesto por artistas, poetas, intelectuales, y sobre todo por los soñadores y los idealistas. ¿También hay soñadores en los partidos de la derecha? Pues igual sí, y esa idea mía era solo un cliché sin fundamento, pero en ello estaba.


Y por fin y ya más ultimamente, siempre me ha dado la sensación de que los de izquierdas son más sensibles y más solidarios con los temas sociales así dicho en general, y sobre todo con la problemática gay en particular. Chico, no en vano cuando España fue pionera en legalizar el matrimonio homosexual, estábamos bajo la dirección de un gobierno de izquierda.



Y eso cuando no ocurre simplemente que mi interés político se mueve por motivaciones tan elevadas y trascendentales como "a ver que candidato está más buenorro"

A la izquierda, el ganador de las últimas elecciones. 
En el centro, uno de los perdedores. 
Y a la derecha, un tal Semper
¡derechista! que a pesar de ello
chico, le veo y me pongo un poco burro.

...es que me releo y pienso: tras estas notas de tan elevado nivel informativo político, no me extrañaría recibir en breve la oferta de algún diario de tirada nacional para escribir una columna comentando la actualidad parlamentaria o algo parecido, jeje.

El caso es que estos intereses ( hasta los braguetiles = de bragueta, vaya ) se me diluyen por temporadas, y en las épocas más bajas tengo la sensación de que da bastante igual quien esté al timón del país, que las cosas siguen su curso siguiendo las directrices que marcan cosas más grandes que nosotros mismos -incluyendo en ese "nosotros" el gobierno de nuestro no demasiado grande país- y que en el fondo cualquiera de las alternativas políticas ofertadas va a hacer más o menos cosas parecidas tanto para bien como para mal. 
Aún con esta reflexión tan profunda. el que estos socialistas hayan conseguido ganar unas elecciones generales y con tanta amplitud como lo han hecho, me da un cierto gustito interior, jiji. Y más cuando mis compañeros de trabajo más tontos -todos votantes de la derechona más recalcitrante, mira que casualidad, coincidir ser tonto con la mentalidad de derechas, jeje- ...pues estos tontos andan desde el domingo pasado por ahí con caras de monjitas afligidas y dejando mensajes apocalípticos sobre los tiempos de oscuridad que se avecinan y el páramo desolado en que va a quedar convertido el país tras el paso por el mandato del huracán socialista.
No sé. 
Igual tienen razón y es verdad que para el asunto económico es más eficaz la derecha que la izquierda, y a pesar de sus buenas intenciones los chicos de la rosa nos acaban metiendo en otra crisis del carajo...

Y aunque no sea más eficaz, si están todos así de buenorros
quizás merezca la pena votarlos para verles a menudo en la tele, ¿no?

Aun así, y a pesar de no ser una máxima que me aplique a mi vida personal, me parece positivo de vez en cuando sacudir la manta, darle la vuelta al colchón, y refrescar la atmósfera un rato, para dejar entrar aires nuevos y ver las cosas con otras perspectivas.
Yo que soy tan inmovilista, resulta que en política soy partidario de los cambios, ¡fíjate!
Por eso he mirado con buenos ojos toda esta historia y estoy como optimista para encarar el mes de Mayo con un espíritu nuevo. 
Pero un momento: ¿y si ese buen rollo va a ser solo cosa de la primavera, más que de la coyuntura política?
...¡a ver si va a ser que sí!
Que ya estamos en Mayo, llegan los atardeceres interminables, el cielo azul y en esta época, como ya decía Florence...



...dog days are over!!!
¡Feliz mes de Mayo!

* Mis agradecimientos a Manel F por su desinteresada ( e involuntaria, todo hay que decirlo ) colaboración al post del día. Manel es un historietista conocido sobre todo por sus colaboraciones para "El Jueves", la revista de humor satírico española de más larga tradición en España. Desde 2014 presta "sus servicios" para otra revista, "Mongolia", tras una apasionante polémica con"El Jueves" que no voy a entrar a contar pero que vaya, ¡qué interesante! Si es que solo eso me daba casi para otro post...

3 comentarios:

  1. Angelito!
    Bueno, de izquierda, siempre. Centrista, nunca, que me parece que nadar a dos aguas es de tontos. El problema de la derecha es el nacionalismo trasnochado y el racismo recalcitrante. Que están buenorros los candidatos? Pues no se niega. Pero el populismo lleva a la tragedia: Donald Trump. Jair Bolsanaro, Nicolas Maduro, Rodrigo Duterte. Ese es el futuro de la derecha.
    Pero vamos, que esos candidatos buenorros si están. No para votar por ellos, claro. Ni para una cogida rapidita. Que para mi, es tan importante que sea políticamente apropiado como que mole. Nada, que uno de derecha, ni la puntita.
    Besos!

    XOXO

    P.S. pintos extra por lo de Florence and the Machine!

    ResponderEliminar
  2. Ey, Angelillo, interesante entrada, la verdad.
    Me parece curioso que coincidamos en la actitud frente a la politica: poca fe en el ser humano, considerar que cualquier partido (izq, dch, centro, da igual) va a hacer más o menos lo mismo pq todo viene marcado por algo superior a ellos mismos, necesidad de un buen meneo (político) de tanto en tanto (de los otros tmb, claro, pero hoy hablamos de política, hehehe)... Me pregunto si esta línea de pensamiento (o de no pensamiento) viene generada por la edad y la experiencia o por una educación poco politizada (en mi caso) y un desinterés general por estos temas (del cual no es me que sienta orgulloso pero, chico, es lo que hay, tampoco me siento culpable).
    Y sobre Manel, el dibujante, cuenta, cuenta... Cuando pillaba algún Jueves siempre buscaba sus aportaciones, las encontraba muy acertadas, con un dibujo muy claro y agradable.
    Y sí, que ya estamos en mayo, a ver si los dog days are over de una puñetera vez, que ayer llovió por aquí dogs and cats.
    Un fuerte abrazo, Angelillo, y hasta la próxima.
    Hotdardo 🎯

    ResponderEliminar
  3. Pues esto de la política es entrar en honduras... Yo en teoría soy izquierdista, pero llevo muchos años que me siento un tanto decepcionado por la izquierda. Y la derecha de repente me asusta bastante.
    En fin, que eso de guairse por el atractivo de los candidatos es un método tan válido como cualquier otro.
    Un abrazo, un saludo y feliz Mayo!

    ResponderEliminar