viernes, marzo 09, 2018

MAS QUE RECUPERADO, RESUCITADO

No, no he resucitado luciendo este palmito tan estupendo.
Es la famosa imagen cebo sin nada que ver con el contenido del día.

Si tengo que hacer una breve sinopsis de lo que ha sido mi vida durante las últimas dos últimas semanas, creo que podría hacerla tan-tan breve que me iba a bastar con tres palabras:
Que asssssco, tú.
Desde que he vuelto de vacaciones no he parado, encadenando unos turnos de trabajo con otros sin tiempo para nada que no sea satisfacer mis necesidades básicas, ya sabes: comer, dormir, y eliminación puntual de residuos ( que al menos mi tránsito intestinal va bien, si encima llego a estar estreñido me hago el harakiri ).
Y no sé si ha sido resultado de esa falta de descanso mental y físico o causa del aburrimiento vital ese que me ha inundado, pero para rematar me he pillado una gripe que bueno-bueno, me faltan sinónimos del adjetivo "horrible" en grado superlativo para llegar a describir mínimamente mis padecimientos ( cuando se lo contaba a mi compañera de alemán para explicarle porqué no iba a ir a clase, me respondió sin piedad alguna: "Hombres, si tuvieseis que parir se extinguía la especie." ¿sería por lo del Día de la Mujer, o es que es una tía de verdad así de chunga? ...)...

...total, que entre lamentarme y sonarme los mocos no he tenido tiempo de escribir nada coherente hasta hoy y, como ando poco inspirado pero a la vez de mala leche y el ánimo en plan "estoy-contra-el-sistema", voy a hacer una critica literaria destructiva a uno de los últimos libros que han caído en mis manos. El aliciente es que la novela es de "temática", es decir, que habla sobre las visicitudes del asunto de ser gay, en concreto cuando te ocurre si vives en un pueblucho y eres hijo del cura o el predicador o como se llame de la localidad.
Esta joya del papel impreso es:

"LIBRE"
de Patrick Ness



Sinopsis despiadada:

El prota ( al que llamaremos El Muchacho por no llamarle nada feo ) es un por lo visto atractivo macaco de diecisiete años -mis disculpas a todos los macacos- con un trasero impresionante cuyas nalgas al moverse sinuosamente bajo la tela del pantalón hacen pensar en dos cachorros juguetones metidos ahí debajo. O eso he concluido yo.
¿Te parece prometedor? Pues no te emociones mucho.

Ejemplo de trasero impecable para el lector que en vez de leer 
se limita a mirar "los santos" como decía mi abuela

Además de andar paseando por ahí semejante arma de destrucción masiva, el Muchacho está pasando un mal día. ¿Y eso porqué? Pues porque su ex-novio, un pavo bastante chungo un poco marica-mala y muy armarizado, se marcha para siempre del pueblucho y claro, el Muchacho sufre, porque a pesar de que el Maricamala le ha plantado hace unos cuantos meses, sigue enamorado de él.
 ( Pregunta: ¿porqué nos gustan tanto los tíos chungos y malotes? ¿es que nos gusta que  nos hagan sufrir?...¿o solo soy yo así de tonto? )

Ejemplo de guapo malote para los mentados lectores vagos...
...es que he leído que el 60% de los internautas que entran a una página
no se leen ni la primera línea de texto...¿es cierto?...
...pero ¿como sois así?...

Y esto sucede aún cuando Macaco tiene ya un segundo novio...
( Paréntesis de escepticismo: ....¡que carrera fulgurante la de El Muchacho, por diossss! Lady Chaterley a su edad aún no se había comido un colín y en cambio este, con todos los agravantes de entorno poco propicio, familia estrecha de miras y tal, con sus diecisiete añitos lleva ya dos experiencias piloto y dos novios, ¡joder, si casi tiene ya más curriculum que yo  y acaba de iniciarse en el asunto del folleteo! No sé, o es El Muchacho está muy buenorro o yo tengo algún problemilla que me tengo que mirar... )
...¿qué ibamos diciendo?...ah, pues eso, que El Muchacho sigue colgado del Maricamala a pesar de ese novio que tiene ahora. Este novio es gay pero gay-bueno, de los buen-rollistas un poco asquerosillos así como super-flower-power que recuerda más a uno de esos jóvenes super saludables con sonrisas llenas de dientes que se dedican a dar catequesis a los niñitos o a monitor de campamentos juveniles, no sé si me explico. Tiene (¿a su favor? ) que no le importa pregonar a los cuatro vientos que le gustan los rab.. es gay ni prodigar públicas muestras de afecto a quien corresponda si le pica el asunto, aun cuando según el planteamiento inicial el ambiente es bastante represivo....y para colmo de las modernidades ¡¡¡encima es versátil!!! que igual le da ser vagón que locomotora, vamos, pero hijo,a pesar de todas estas innegables ventajas, el  Macac...digoooo el Muchacho sigue pensando en el otro.
( Pregunta: ¿porqué siempre nos tienen que gustar más los que no se nos ponen a tiro y en cambio tendemos a no hacer ni caso a los que se nos ponen en bandeja? )

Estos dos no se me han puesto a tiro por desgracia pero me surgió la foto
por ahí y me pareció una lástima no aprovecharla. Ay mi Dean...

Para aliviar tanto embrollo y tanta dicotomía sentimental, el Muchacho afortunadamente cuenta con la pequeña gran amiga que todo gay debe o debería tener: una tipa que a pesar de su mucha juventud e inexperiencia vital va de lista y de sobrada, y anda esgrimiendo por ahí todo un repertorio de frases que a veces son ingeniosas y a veces se supone que uno se las tiene que quedar rumiando para luego concluir "qué bonito eso que ha dicho"....

Sí, esta bien podría ser esa pedazo-asquerosa...

Total, ME CAEN TODOS MAL.

Y lo peor no es ese desolador panorama tan repleto de topicazos y con tan poco atractivo literario: lo peor-peor es una historia "sobrenatural" que se intercala entre capítulo y capítulo del escasamente estimulante argumento principal, con menos sentido, menos justificación y menos interés que-que-que-qué-sé-yo, la elaboración de una pelotilla de estiercol a cargo de un escarabajo pelotero. Una historia  secundaria totalmente intolerable, insípida e infumable.

Zac Effron enseñando un pezón.
Me es tan dificil justificar esto que sencillamente no lo voy a justificar.

Qué decirte después de esto.
Que cuando me enteré que el autor es el mismo que el de aquel precioso librito titulado "Un monstruo viene a verme" ( del que luego se hizo película a continuación ) me quedé muerto. Es cierto que aquella historia caminaba por la delgada línea que se mueve entre sensibilidad y sensiblería pero conseguía -a mi modo de ver- mantener el equilibrio en todo momento. Aquí los malabarismos no le salen y el asunto es una ridiculez como un campanario.
El único momento interesante es cuando el jefecillo del Muchacho -un individuo abyecto y más salido que los picos de las planchas- le hace al noble joven unas deshonestísimas proposiciones: le amenaza de mandarle a la cola del paro si no se deja profanar salvajotamente ese ya mentado pedazo de trasero... ¿ a que eso es más interesante? Ya, ya sé que este comentario es muy incorrecto,  pero creo que si el Muchacho se hubiese dejado profanar, aún cuando todos nos hubiéramos sentido fatal después ( el Muchacho por la profanación y el público por haber disfrutado con el espectáculo ), el librito podría haberse llevado un aprobado.
Peeeeero como nos hemos decantado por la corrección y la integridad moral y espiritual del Macac...digoooo del Muchacho ( ¿porqué no le llamé Macaco, caray? ) pues solo se llevar por mi parte un...

1

Suspensísimo, vaya.
Y el punto va exclusivamente por el momento morboso en que el jefe malvado, exhibiendo bajo sus ceñidos pantalones una grosera erección -que Macaco ¡claro! procura no mirar-, le dice unas cuantas guarrerías sobre su culo y acaba diciéndole el famoso "follamos o qué".
Lo demás, cursilerías y mamarrachadas a cascoporro.
Ahora como te lo he pintado tan mal, si vas y lo lees ¡igual hasta te gusta! Yo solo puedo decir que me ha puesto de un mal humor tremendo y que espero que Patrick haga examen de conciencia y se lo piense mejor antes de publicar otra tontería parecida.

Patrick, el autor, con  esa cara de como si la cosa no fuese con él,
con toda su credibilidad por los suelos.

Ahora sí corto, que esta noche vuelvo al tajo y todavía tengo que echar la siesta para intentar recuperar mis escasas fuerzas y salir con mi bicicleta a luchar contra los elementos, ¡porque encima este fin de semana va a caer la del pulpo, lo que me faltaba!
Ahora un poco de musiquita buena...



...y hala, a cascarla. Que disfrute el fin de semana el que pueda mientras los pringados de siempre seguimos currando para levantar el país.
Lo siento, es la depre-post-gripal...

10 comentarios:

  1. Anónimo7:24 a. m.

    Angelillo, me alegro que hayas sobrevivido a la gripe, solo los hombres sabemos lo mal que se pasa...
    Interesante critica la del libro. Y las fotos de los santos que has incorporado tampoco desmerecen, aunque no tengan demasiada justificación, hehehe.
    Pero eso es lo bueno de tu blog: la originalidad del autor.
    Espero que pronto llegue el buen tiempo y no tengas q enfrentarte a las inclemencias con tu bicicleta, q te queremos entero.
    Un saludo,
    Hotdardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre muchas gracias por tus buenas y bonitas palabras, que denotan mucho cariñico y me dan un poco de buen rollo muy necesario para superar el síndrome del putolunes.com...pero que lunes ni que pichas en vinagre, si llevo todo el fin de semana trabajando como las putas, lo único bueno que tiene mi asco de curro es que justo YO no tengo síndrome de lunes, jejeje. Aún así gracias por el afecto, y que tengas muy buena semana majete.

      Eliminar
  2. Anónimo12:30 p. m.

    Pues vaya una mezcla extraña de argumento le ha salido al autor, ¿no?
    A mí de por sí la de "Un monstruo viene a verme" me pareció un quiero y no puedo, así que como de ésta también hagan adaptación cinematográfica, a mí que no me esperen.
    (Aunque bueno, igual la escena de la profanación puede valer la pena, jeje -puedes llamarme enfermo, lo sé-).
    Un saludo.
    Pablo G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pues bienvenidos tu y yo al club de los enfermos, porque como ya decía yo en el texto la propuesta indecente del jefe salido al pánfilo ese era lo único que merecía la pena de este puto asco de libro que no tiene ni pies ni cabeza. Yo la película del monstruo no la vi, pero después de leer la novela era de eseprar algo bastante mejor, la verdad.
      ¡Ten buena semana!

      Eliminar
  3. Pues, primero que nada, qué bueno que ya te recuperaste de la gripe y has vuelto a postear.
    Y sobre Patrick Ness... bueno... hace unos meses algo leí sobre este libro y en mi suguiente visita a la biblioteca estaba allí. Le dí una hojeada, para ver que tal e inmediatamente ZZZZZZ. Así que decidí mejor dejarlo para alguien más. Nótese que tengo casi el triple de la edad de los presuntos lectores, así que puede que la falla esté en mi, no en el libro.

    Y bueno, pues ánimo con el trabajo y un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...pues la verdad es que tienes razón, yo creo que el primer gran problema que había a la hora de enfrentarme yo a la lectura de este libro-panfletillo es justo lo que dices tú: que con toda seguridad triplico la edad del que se supone que es el tipo de lector al que está destinado, y probablemente por eso me produce tanto escepticismo y tanto pitorreo. Pero vamos, yo siempre he tenido una inmadurez mental muy superlativa y por ello nunca he tenido problema para tragarme productos dirigidos al público adolescente, esto yo creo que es intragable hasta para los pencas quinceañeras consumidoras habituales de estas basurillas...
      ...que ánimo con tu semana tú también, ¡un abrazote!...y cuidado con los zorros :-)

      Eliminar
  4. ¿El libro lo leíste durante las vacaciones? Porque si encima lo has hecho durante unos días que solemos estar más positivos el argumento resulta todavía más escalofriante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...no, la verdad lo leí al volver. ¿Será por eso que he sido tan poco piadoso? :-)
      ¡Feliz domingo!, y mejor semana entrante.

      Eliminar
    2. ¡Pero cómo te puede caer mal el super-flower-power! No puede ser, hombreeeeeeeee.

      Eliminar
    3. ¡¡¡Anda, el capi!!!
      No era solo el flower-power, me caían todos mal...pero no sé, en el último reseteado de mi disco duro borré todo lo relativo a este libro para no ocupar mi escasa memoria con inutilidades, con lo cual ya no me acordaba ni de quien era el flower-power jeje.
      Besetes capi, y espero que todo vaya super-bien, ¡cuídate!

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...