sábado, enero 13, 2018

HISTORIAS SIN TRASCENDENCIAS: EL DOBLE DE PABLO ALBORÁN


...que me estoy esforzando por aportar otros contenidos al blog que no sea la crónica semanal de OT y chico, solo se me ocurrieron dos nuevas secciones: esta de "historias-sin-trascendencia" de mi vida cotidiana ( vaya título alentador, esto SÍ que es saber vender el producto ) u otra que pensaba titular "mis pequeñas maldades sin importancia" en la que pensaba contar pues eso, maldades que he cometido a sabiendas de forma totalmente voluntaria y que aunque no me asegurarán un puesto privilegiado en el inframundo, pues tampoco estaban mal. Pero chico en esta última solo me acordaba de cosas como cuando estando de vacaciones en la playa con mis padres y hermanos me pillé un catarro de impresión y sintiendo que el personal a mi alrededor no empatizaba para nada con mi estado, concentrados como estaban en disfrutar de la playita y el cachondeo, me dediqué a beber a morro de la botella de agua de la nevera que utilizaba toda la familia con la esperanza de pegarles a todos el virus y poder ver qué se sentía riendo el último y si era cierto que se ríe mejor...

...ya tenía hasta al diablo de "vaca y pollo" seleccionado
para imagen de cabecera...

...total, que las maldades quedaron de momento descartadas y en vez de eso voy a relatar mis...

HISTORIAS SIN TRASCENDENCIAS

...sección dentro de la cual me dedicaré a contar las naderías que conforman mi vida cotidiana con la esperanza de que por fin alguien pueda entenderme y se me crea cuando digo que con frecuencia me aburro, porque es que me aburro de verdad.
Hoy la intrascendencia cotidiana viene a propósito de mis encuentros en la tercera fase con...

El doble perfecto de Pablo Alborán


¿Que "quien es Pablo Alborán"?...hombre, si eres un amigo/a que viva más allá de nuestras fronteras puedo comprender que no sepas quien es, pero si vives en España es complicado que no conozcas a este tío. Pablo es un cantante podríamos decir melódico con raíces sonoras tirando un poco andaluzas que hace estragos entre un público femenino situado en una franja que va de los 14 a los 64 años. Entre el público masculino mariconil dentro del cual me incluyo también tiene su éxito, pero en este caso no es gracias a sus canciones romanticonas un poco bajoneras, sino a ese aire suyo de tio buenorro al que tendrías atado en pelotas a la cama para someterle sin descanso a todo tipo de divertidas vejaciones sexuales buen chico sencillo y guapete que inspira deseos de ponerle patas arriba y patas abajo para darle lo suyo y lo del vecino simpatía y, ¿porqué no? ganas de matarlo a polvos una más que evidente atracción física.
Pues así andaba Pablo dentro de mi extensa lista de tíos que me follaría iconos sexuales no manifiestos, cuando ya bien avanzado mi presente curso de alemán, llegué un día a clase a sentarme a mi sitio de siempre y en el puesto de al lado, en vez de al perro-flauta de pelos largos desastrado que lo ocupa habitualmente me encontré a... 

¿PERDONAAA?...¿TIAAAA?...¿PERO ESE NO ES....?

...te lo juro: un tío que era EL DOBLE PERFECTO DE PABLO ALBORÁN. Que no es tan complicado porque Pablo en sí mismo está para chupárselo todo como al marisco gallego es poseedor de un atractivo sencillo y tíos a los que apetezca tanto bajarles los calzoncillos con barbita guapitos y cara de buenos los hay a patadas, ¿verdad?...pero en fin, tener a uno tan cerca de mi mismo me llenó de profundo desasosiego. ¿Como concentrarse en las vicisitudes del idioma germano con semejante chorbo de infarto expediente X a un lado y mi compañera La Casada al otro dándome pataditas y preguntando que "qué me pasa"?...
Además de su atractivo y de un sutil aroma masculino que me inundaba la pituitaria cada vez que se removía un poco en la silla ( probablemente inquieto ante mis miradas de hiena famélica ), resultaba que el doble de Pablo debe ser una puta máquina en alemán, porque cuando la profesora le mandó leer un ejercicio...¡aaaahhhhhh!...mis calzoncillos se hicieron pesicola...¡que fluidez!...¡que suavidad en el acento!...¡que tono susurrante!...creo que la ropa interior en conjunto de la clase entera -quizás quitados un par de heteros aburridos- entró en fase de licuefacción instantánea, y de la mía ni hablamos.
¿Qué iba a ser de mi y de mi avance en el estudio del alemán si iba a contar con semejante motivo de distracción todos los días y a tan escasa distancia de mis garras ansiosas? ¿sería el fin de mi brillante carrera en el asunto? ¿me vería reducido de ahí en adelante a una cosa jadeante y babosa que no haría más que jadear y ponerme rojo hasta las orejas cada vez que el puto Pablo me rozase con el codo?


...pues ( ¿por fortuna? ) no. La presencia del auténtico doble burgalés de Pablo Alborán fue meramente circunstancial, solo acudió a esa hora porque no pudo ir a clase en su horario habitual -distinto que el mío-, y tras ese día de sofocos y balbuceos por mi parte en alemán pre-orgásmico no volvió a aparecer. No hasta el jueves pasado, en que volvió a sucederle lo mismo y repitió asistencia en nuestro turno, pero esta vez el perro-flauta-pelos-largos se colocó entre Pablo y yo evitándome los efluvios y los desajustes hormonales. El otro "pero" aún mayor fue que pude cazarle charlando con dos lobas de la clase -dos víctimas más sin duda del chapoteo entrepiernil- y conseguí enterarme de que el doble de Pablo se ha casado felizmente este verano, que está muy contento con su vida conyugal ( "y más que lo estará tu afortunada esposa" pensamos yo y sin duda las dos lobas al escucharlo ) y que en breve va a tener un nene que va a hacer su felicidad aún mayor si cabe.
FUCK!  Si es que me lo veía venir, era demasiado bueno para ser verdad ¿Porque tengo tan mal ojo que todos los tíos que me ponen acaban perteneciendo al grupo de los machotes heteros reproductores? (¿No he hablado ya en algún otro momento de este problema mío?)
Lo bueno es que después de saberlo he conseguido recuperar mi dignidad y en lo sucesivo, si vuelvo a coincidir con él, voy a poder tratarle con una estudiada indiferencia que espero le haga sentir como mínimo ignorado. 
Eso si no me le ponen de compañero para hacer algún ejercicio, empieza a hablarme con su sensual y melódico alemán y me precipito de nuevo al estado calzoncillo-pesicola, ainsssss, Señor, dame fuerzas y no permitas que en ese caso me comporte como un animalillo salvaje en periodo de apareamiento...

...en fin, ya advertí que eran intrascendencias y fuera del asombroso -y verídico, ojo- parecido de este tío con el cantante no hay más tela que cortar que la habitual en estos casos  tratándose de mi aburrida y rutinaria vida. ("Y que esperabas, ¿que al verte entrar te sonríese deslumbrantemente y te preguntase si estudias o trabajas?" dirás tú, oh impertinente lector, y sí, alguna vez para variar me podía pasar eso, coño )

Para terminar con un minuto musical NO voy a poner una canción del Alborán, sino un tema que he escuchado este mediodía y que justamente me viene al pelo porque habla de esas relaciones en las que a veces nos metemos y que no nos hacen ningún favor....


Feliz fin-de a ti que lo disfrutas, yo seguiré durmiendo de día y trabajando por la noche mientras TÚ andas por ahí de juerga o disfrutando de la cama en cualquiera de sus agradables variantes...
¡Pásalo bien!

6 comentarios:

  1. Pues, te lo vas a creer o no, pero en estas pasadas fiestas (creo que para ser más exactos el día de Nochevieja), mi señora madre me salió con que "qué pena que se me hayan adelantado a la hora de liarse con Pablo Alborán". Que yo me quedé así como picueto, preguntándome: a) ¿cuándo ha salido Pablo Alborán del armario? b) ¿por qué asume mi madre que todos los gays del mundo mundial nos conocemos entre nosotros? c) y ¿por qué considera mi madre que sería un buen novio para mí (sobre todo cuando Dios creó primero a Chris Hemsworth)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Creo que tu madre ha caído bajo el efecto ese que tiene Pablo Alboran de parecerle a todas las señoras a partir de cierta edad el yerno perfecto. Ya lo de si estaba en el armario o no y si ha pillado cacho con algún maromo pues oye, no tenía ni idea. En cuanto a lo de Chris, seguramente tú progenitora se ha decantado por Pablo porque al ser español y conocernos todos (jajaja) pensará que le tienes más a mano...¡O lo mismo no ha visto nunca al Chris!
      Ten buena inminente semana y ¡feliz año nuevo!

      Eliminar
    2. Si la Pataky puede, yo también. Hombreya!

      Eliminar
    3. Tiembla Pataky, jajajajaja...

      Eliminar
  2. La verdad es que es una delicia contemplar a Pablo Alborán, por lo tanto su doble no creo que evoque sensaciones muy diferentes. Y si encima no tiene ese punto ligeramente empalagosillo de sus canciones gana puntos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Si es como Pablo Alborán y encima no canta, ¡es el tio perfecto, jajaja!
      Abrazos y feliz semana, majete.

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...