viernes, septiembre 08, 2017

ESTRATEGIAS DE SUPERVIVENCIA DE ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

¿Un espejo en el que me veo multiplicado? 
No, es el burro ibérico, especie en peligro

Está visto que soy una especie en extincion.
Ni posts de series televisivas, ni versiones musicales ni ná: o la blogosfera está muerta y no tengo esperanza o el que está muerto creativamente hablando soy yo y no subsisto pq no tengo "eso" -llámalo "capacidad" o llámalo pollas (como ves aprendí mucho en aquel post de "I love Dick(s)")- capaz de  captar la atención, el interés y suscitar el diálogo con nuevos lectores.
Ojo, no te confundas: esto NO ES el típico post de autolamentaciones y victimismos de esos que siempre acaban amenazando con el cierre del chiringuito=blog. Si dejo mi blog, ¿qué iba a hacer yo aparte de dedicarme al visionado de porno gratuito en Internet? ¿Andar de "troll" por cuentas de Twitter o Instagram para descargar mi rabia hacia esas redes sociales que se han cargado tanto buen blog y a tanto bloguerista? 
Pues no.
No tengo ningún interés de momento en abandonar mi actividad blogosférica con o sin visitas y/o comentarios: ¡anda que no he pasado tiempo publicando preciosísimos posts sin que ni una mísera ciber-rata se dignase a dejar una sola palabra, ha-ha-ha! y eso con alrededor de 7 visitas de promedio que era el número de veces que yo mismo había vuelto a releer lo que había escrito ( que no lo he contado pero me casco unos corridones mentales de aupa leyéndome a mi mismo, es decir, padezco onanismo crónico en sentido lector ( bueno quizás en algún otro sentido también jejeje ( no, solo en el lector, no me hagáis explayarme ) ) )...vamos, que quiero creer que me encuentro un poco más allá de ciertas cosas, aunque en el fondo la verdad debe ser que no, por algo estoy escribiendo esto, ¿verdad?...
Lo que en realidad me preocupa pensar es si mi cerebro estará en dique seco y por eso no soy capaz de hacer levantar el vuelo -aunque sea solo un poco- este proyecto que me va acompañando unos cuantos años...¡que son once años ya los que lleva esto funcionando y...¡que cantidad de ideas, sentimientos, emociones y aficiones he derrochado por aquí! Honestamente creo que siempre he volcado lo mejor de mi mismo intentando ahorrarle al posible lector buena parte de lo peor - que también lo hay- y a pesar de todo...no sé, ¿cuanto tiempo considera uno que debe mantener un proyecto hasta darse cuenta de que eso no va a salir adelante nunca jamás?...
Quizás lo que se se imponga ahora es una nueva estrategia, una vía más cercana en plan "prostitución blogosférica" de mi intimidad, y empezar a contar cosas menos generales y más personales, que creo que tienen más tirón  que hablar de los asuntos multimedia, ¿no?
Por todo ello he ideado una novisima y revolucionaria sección que he titulado........

TIOS DENTRO DEL ARMARIO: TDDA



¿Y esto porqué?
¿Qué tiene este asunto en particular que sea muy personal para mi?
¿Es porque yo soy un TDDA? ¿un TCDDA ( Tio Casi Dentro Del Armario )? ¿tengo una o las dos patas fuera?
Pues eso os lo voy a dejar para el siguiente capítulo de la sección porque a vosotros, acostumbrados  a no leer más allá de los 140 putos caracteres esos, seguro que os lleva doliendo la cabeza desde la línea número 3 así que ( te jod.. ) ten un poco de paciencia y entre tanto vete a tuitear un rato, a dar unos "like" o "no like" y en general a dedicar tu tiempo a todas esas pijadas que tanto entretienen a los usuarios de ese tipo de inventos.
Pero para empezar la apertura de vísceras, voy a dejar esta canción que tiene mucho simbolismo para mi porque la conocí cuando mi Primer Gran Amor Gay me invitó en Madrid a ver el musical "Hoy no me puedo levantar", dirigido por Nacho Cano y basado -claro- en canciones de los hermanos Cano.
¿Qué le pondrán al amor que sube, sube y sube?...



Y si esto falla y no viéndome yo capaz de hacer un blog de moda colgando un reportaje de la ropa que me pongo cada mañana o un blog de cocina con videos de recetas preparadas por mi mismo en calzoncillos, puessss no sé, no sé como va a acabar esto...
...seguro que bien, pero ¿que sería de la vida sin crear de cuando en cuando un poco de tensión dramática?

12 comentarios:

  1. Jajajajajaj, ya te vale. Al final, nos dejas con las ganas de que te prostituyas un rato... ¿Ya has decidido las tarifas de los servicios? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cáscaras, es cierto, me falta fijar el precio por servicio!...estoy sopesando si cobrarme en carne, así que andaros con ojo, jajaja.
      Buen fin-de, gamberrete.

      Eliminar
  2. la verdad es que es very difficult todo esto, yo tengo una entrada que se me quedó atascada en la neurona de escribir y no hay manera de que salga por ningun medio ni da espacio para que salga otra, ni control alt suprimir ni leches. pero tu no te vayas a cerrar el chiringuito blogosférico porque que dolor, que dolor! https://vimeo.com/51469276

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh, me encanta Raffaella....
      Este tema es peliagudo, sí. Creo que lo fundamental es limitarse a disfrutar lo que uno hace sin crearse demasiadas expectativas al respecto. No se puede obviar que cuando uno escribe, pinte o compone algo siempre espera que haya alguien que lo lea, lo vea o lo escuche, pero una vez que tú te has divertido, lo demás debería ser secundario, ¿no?
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Es curioso que yo estoy pasando por una situación similar: me está fallando la inspiración. Por eso admiro el esfuerzo que haces para escribir con alta frecuencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, parece que es un mal común, y no sé si lo que hay es falta de creatividad o falta de ganas, jejeje...lo que pasa en mi caso es que me parece que lo que escribo no es fuente de mi propia inspiración, sino que nada más me limito a comentar y admirar ( o denostar ) los frutos de la inspiración de otros sean libros, canciones o series de televisión, ¡y eso es tan fáci!...espero que encuentres pronto tu motivación porque me gusta tu forma de compartir tus reflexiones ¡y me gustan las pseudoalucinaciones!, que eso te sirva de estímulo ;-)

      Eliminar
  4. Algunas ideas que me han ido surgiendo según te leía:
    - creo que uno debería mantener una actividad como esta en tanto en cuanto se divierta con ella; el que haya muchos, pocos o ningún comentario debería ser bastante accesorio;
    - parafraseando a mi añorado Eric, la actitud correcta respecto a las pausas en el blog debería ser "el blog es mío y me lo follo cuando quiero";
    - a mí, personalmente, me divierte más un blog como el tuyo (vale, unas veces más que otras) que otro con reflexiones personales, aunque si a ti no te da apuro relatar esto segundo, estás en tu perfecto derecho (recuerda: "el blog es mío y...");
    - por último, y que conste que mi relación con la blogosfera es relativamente reciente (diría que unos cinco años, así que no sé en qué punto de la "evolución blogosférica" me he incorporado), desde luego prefiero mil veces leer un texto que me entretenga a las tontiredes sociales. Básicamente, porque no uso ninguna: ni facebook, ni instagram, ni twitter (y no sé si hay más...¿tuenti o algo así?). A menos, claro, que las apps de cerdeo y/o las páginas de perfiles gay se consideren redes sociales, que entonces tendría que corregir esa afirmación.
    Buena semana, que mañana me reincorporo al curro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero ya volviste de Folsom?...ay canalla, que habrás hecho tú allí, ¡si te llego a ver por un agujerito! jeje. Sobre lo que me dices: pues sí, es fundamental divertirse con esto porque si no, no tiene razón de ser, y de momento yo mismo me divierto mucho. Luego, una vez logrado esto, pues es alentador recibir señales de que alguien recibe el mensaje que mandas, porque como creo ya decía por ahí, cuando uno hace algo así y lo hace por este medio ( "publicándolo" en la blogosfera ), es inevitable esperar que alguien te lea, si no hay ninguna "retroalimentación positiva" o como se llame a eso, puede acabar por dejar de ser tan estimulante.
      Eric y Tom eran los responsables de aquel blog llamado "A ti ¿qué te gusta?", ¿verdad?...yo les descubrí más bien tarde pero debo reconocer que me encantaba, de hecho le tengo ahí en la columna de la izquierda enlazado, porque no pierdo la esperanza de que algún día retomen la actividad...a sitios como el suyo me refería cuando hablaba de los estupendos sitios y blogueros que se han ido perdiendo con el paso del tiempo, aunque la ley de "este es mi blog y etc" vale también para decidir libremente cuando parar el asunto sin tener que dar explicaciones.
      Yo tampoco soy usuario habitual de redes sociales ( bueno, sí me hice una cuenta en el instagram donde de tarde en tarde cuelgo fotos de florecitas y pajaritos ) pero hay que decir que la gente que prefiera leerse un texto a los micromensajes de esas redes son cada vez más escasos, al igual que también es mucho más fácil, cómodo y rápido, publicar micro-cosas allí que cosas más largas y elaboradas. Y esto responde a la ley vital de la famosa escasez generalizada de tiempo, según la cual cuanto menos esfuerzo y más rápidillo sea lo que estés haciendo, más satisfactorio y placentero resulta...aunque esto no vale para todo, a veces interesa explayarse y alargar el momento, y si no que te lo digan a ti y a tus experiencias en Folsom, jajaja. ¡Era broma!...pero creo que las apps de ligoteo pertenecen a otro tipo de cosas, no deberíamos incluirlas aquí.
      Ten muy buena semana y que sea leve la vuelta al currele, ¡pobriño!

      Eliminar
    2. Resumen: tres polvos en la primera tarde (lo siento, pero es que los skinetos me ponen berraco)...y dos días en la cama con placas en la garganta. Así de listo soy yo.

      Eliminar
    3. Jajaja, ¡ay pobre! ( y perdón por el "jajaja" pero es que me ha hecho mucha gracia )...bueno por lo menos el primer día quedó bien aprovechado, si hubieses seguido a ese ritmo no sé si estarías hoy en condiciones de poder dar el callo. De cualquier manera, gracias por la contundente sinopsis, tengo que tomar ejemplo para aprender a expresar mucho con poco, ainsss... ¡cuídate!

      Eliminar
  5. Yo te puedo decir que aunque no te deje ningún comentario, me encanta como escribes, tus críticas musicales y todo en general,etc... No dejes de escribir porque me alegras el día y me río un monton con tus posts. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno-bueno-bueno, Roberto, qué tío más majo eres y qué bien me caes, jajaja...naaaaa, en serio, gracias por esas buenísimas palabras, me encanta lo que me dices y me da mucho ánimo. Que si yo me lo paso bien haciendo esto, es estupendo, pero si además se lo hago pasar bien a alguien más, es todavía mejor.
      Un abrazo y ¡feliz semana!

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...