miércoles, abril 12, 2017

PASAPORTES PASAJEROS A OTRAS REALIDADES: HOY, "La verdad sobre el caso Harry Potter"


,,,si es que te veo venir: estás pensando que se me ha ido la pinza y en realidad quería era hablar sobre "La verdad sobre el caso Harry Quebert", la novela que catapultó al éxito al catalogado como "Chulángano De Los Escritores", el señor Jöel Dicker...

Jöel, tu público reclama una sesión de fotos en bolas YA

Pues mira listín, estás equivocado, no quería hablar sobre la novela de Jöel sino justamente sobre lo que había puesto. Porque mi última odisea lectora ha consistido en tragarme las obras completas de...

HARRY POTTER


Y es que la verdad llevaba mucho tiempo con ganas de ponerme con las obras completas de este fenómeno que ha vendido más de 450 millones de libros en todo el mundo.
¿Primer motivo?
Que J.K.Rowling siempre ha sido el ejemplo de lo que a mi siempre me hubiese gustado ser pero que no he conseguido alcanzar ( creo que de hecho ni siquiera lo he llegado a intentar, para ser francos, y no lo digo en plan "si me pongo seguro que lo peto" si no más bien en el sentido de "si ni siquiera has hecho el amago, ¿qué vas a esperar de la vida, jodío? ).......a ver que me estoy perdiendo:
¿Y qué es lo que J.K. tiene que representa para mi un ideal vital?

¿Rubia?...yo ya soy rubia
¿Pelleja?...también soy pelleja
¿entonces?

Pues el ideal es este: una tía anónima proletaria de toda la vida que de pronto tiene una idea para una historia durante un anodino trayecto como el que tú puedes tener mañana camino del trabajo o yo en el autobús de vuelta a casa. Y de ese instante de mágica inspiración surge una historia, y gracias a esa historia J.K. se hace millonaria y puede dedicarse a vivir del cuento durante el resto de sus días...

¡COJONA, YO QUIERO ESO!

Es que la historia personal de la señora Rowlling encierra si vas a ver mucha más magia que todo lo que se haya podido contar de Harry Potter y daría para mucho de reflexión el pensar en esos fugaces instantes realmente mágicos que se nos cruzan en la vida pero cuya magia solo dura un segundo y que en nuestra mano queda saber aprovechar o dejar pasar de largo...

¿Y el segundo motivo?
Pues que pensando las pasadas Navidades en tener una lectura propicia para esas fechas y no teniendo nada a la vista, me dije: "O ahora o nunca. Vamos a meternos en serio con el Potter de los coj..."
¿Si lo hice?...¡vaya si lo hice! Me he calzado los siete tomos de las andanzas de Harry,,,


...más los extras: un libro sobre el "Quiddich" ( o como se ponga ) que es el deporte que practican los alumnos del colegio Hogwarts para magos y brujas; la guia de campo titulada "Animales fantásticos, donde están y como encontrarlos" ( o algo así ) que ha inspirado recientemente otra película de la factoría Potteriana; y por último el libro de cuentos de Beedle el Bardo ( o algo así de nuevo ), cinco historias con su intringulis y su moraleja.


Tres meses de inmersión en el universo harrypotteriano  ( son tres porque acabé con Harry a finales de Febrero y ¡ya estamos en Abril, madre! ) tras las cuales...¿qué conclusiones he sacado? ¿puedes decírmelo tú oh Jöel con esos ojos tan bonitos, esa barbita y esos morrazos que están para comérselos?

Cualquier excusa es buena para sacar a Jöel
aunque hoy no venga a cuento

Pues que me lo he pasado bastante bien:
En la "Realidad-Rowling" sucede que ¡existe la magia!, y no "magia" en el sentido figurado y un tanto flower-power-mariconil del término en plan "¡amigaaa!...¡trata de ver la magia en tu vida!", no: hablamos de magia en sentido estricto de la palabra, tanto como para dividir a la humanidad en dos bandos, los "magos" y "brujas" ( capaces de hacer eso, "¡magia!" ), y la otra parte de humanos que ni hacen magia ni tienen con frecuencia ni la menor idea de que la realidad de la magia es posible: ahí estamos tú, yo y seguro que la totalidad de mis lectores, formando parte de la poco estimulante masa humana conocida como "los muggles".

Que triste es ser un muggle

Esta distinción es el gran pilar y la razón de la mayoría de los enfrentamientos que se producen en el seno de la comunidad mágica, dividida entre el grupo de "los muggles también tienen sentimientos aunque sean tan animales, ¡protejámoslos!" y la alternativa radicalona y cañera de "los muggles no sirven pa-ná, putéemoslos, sometámoslos y si viene a cuento, convirtámosles en salchichas".
Traducción aproximada para hispano-parlantes:
"Es muy duro ser una chica Muggle"

En este marco sociológico tan complejo ( ¿¿¿??? ) resulta chulo ver crecer y madurar a Harry y a sus amigos y también ver evolucionar los argumentos y los personajes: es digno de reflexión el trayecto que va desde el inofensivo y ligero cuento para niños que es la primera  novela hasta la última, consistente en un libro bastante negrísimo lleno de sombras que en muchas de sus revueltas está a un paso nada más de ser una historia de terror, 
Me ha gustado ver hacerse grandes a los chicos, sí y también me ha gustado que como en la vida misma haya por el camino pérdidas irreparables ( o que te pensabas, ¿que solo al de "Juego de tronos" se le ha ocurrido matar a algún personaje importante en algún momento en que la acción parecía que empezaba a decaer? ), que la gente se enamore, se desenamore y se vuelva a enamorar, que se equivoquen, acierten y luego se vuelvan a equivocar,...

Los tres protas reflejando lo necesaria que es la maduración
para las personas y los albaricoques

Y en definiiva me convence el que Harry (a quien como buen héroe infantil uno debería sentir deseos de cuando en cuando de arrojar a un lago profundo con un bloque de cemento en los pies)  convenza por su humanidad, su falibilidad y su impulso de hacer lo que cree que es lo justo y lo correcto sin resultar un petardo, una buenita o un pedorro.

Harry, poniéndose más y más potable con el paso del tiempo

Es demasiado tarde para romper una lanza a favor de los libros de Harry porque a estas alturas creo que ya los ha leído todo el mundo y con toda justicia van a pasar a la historia de la literatura juvenil, .De las películas no te puedo hablar porque no las he visto y la verdad es que una vez que ya he leído los libros y he "visto en mi cabeza" todo lo que pasa, me da pereza verlas y malograr mi visión interior del asunto, sea mejor o peor que la cinematográfica.
Solo puedo aconsejar su lectura, te la recomiendo si te apetece desempolvarte un poco y recobrar ese espíritu juvenil que quizás perdiste por el camino y en virtud del cual te puedes entretener y emocionar con historias a propósito de lo que supone recobrar la creencia de que es posible la magia en nuestra vida.

A la saga de Harry Potter le voy a otorgar un...

8

...y no llega al sobresaliente porque alguno de los libros centrales ( creo que en concreto fue "la orden del fénix" y no sé si alguno más ) se me hicieron un poco pesados, no sé si por efecto de mi sobredosis harrypotteriana o porque era verdad que se hacía cansado de leer.
Y un ocho porque el desenlace final -una especie de rollo trascendente espiritual-budista-un-poco-zen-, ese momento en el que deberíamos entender todos porqué Harry se salvó de lo que se salvó cuando era pequeño y porqué las cosas son como nos las han estado contando a lo largo de todos esos libros, pues eso no lo entiende creo que ni la mismísima JK-Rowling. Que apuesto a que el público mayoritario se queda contento porque la cosa acaba como acaba y ya está perooooo vaya tela jota-rowling hija mia.
Tengo más rollo que el perro del Scotex

Lo recuerdo y casi me dan ganas de bajarte la nota a un seis.

También ha estado a punto de bajarle la nota a un cinco -aunque eso no sea culpa de J.K. concretamente- el hecho de que Cedric, el apuesto, noble y apetecible contrincante de Harry en un momento de la saga, ese Cedric que tenía yo tan idealizado y con el que imaginé a nuestro protagonista iniciándose en los secretos del sexo entre caballeros ( pero solamente una pajilla compartida, ¿eh?, qué se yo, todo muy hetero en serio )...pues ese Cedric cachotas resulta que en la película lo protagoniza... ¡el de la saga de los vampiros de "Crepúsculo"!, el Robert Patkinson ese o como coños se llame.

Ay que pereza criaturaaaa, si es que tiene menos gancho sexual
que un caracol acatarrao...

Tras esta gran desilución, ¿como podemos recobrar el espíritu mágico para despedirte este precioso post y desearte unas wonder-ful-holidays? (¡si es que descansas estos días!)
¡Pues con Olivia, hombre! 
Que creo que esta canción la he puesto más de una vez pero tratándose de magia, nadie mejor que Oli para hacerte creer ¡que sí, que "its posibol"! Y que la magia, más que ser la posesión de una serie de facultades, consiste sobre todo en un estado interior.


Y si de nuevo el lector insatisfecho contrataca con lo de "¿pero esto no iba del chulángano que escribió "La verdad sobre el caso Harry-tacatá"?"
Pues mira, pensando también en ti aquí queda Jöel en esta tremendísima foto en la que sale enseñando un poco de pelillos del pechete, material que yo creo será suficiente para sustentar todos tus pensamientos impuros de aquí a por lo menos el domingo que viene:
Antídoto contra ayunos y abstinencias

¡Feliz semana a todos!

8 comentarios:

  1. Yo los leí hace muchos años en Español, y hace menos en Inglés (será unos 10 años?) y recuerdo que me gustaron bastante. Como bien lo marcas tú, el cambio progresivo de los personajes y la historia en el primer libro hacia los tonos más oscuros y maduros en los últimos es muy muy (muy muy) bueno.
    Aparte de eso, yo creo que nunca seré un Potterfan a morir, simplemente se me hacen buenos y ya.

    Y ese tal Joel Dicker.... tendré que investigarlo un poco más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me he vuelto Pottermaniaco a raíz de la lectura, pero como a ti me ha entretenido mucho y tal cual dije en el texto me ha hecho revivir cierta emoción infantil al leer los libros que creía perdida por completo.
      A Joel hay que investigarlo mucho y por todos los lados, jajaja.
      Otro abrazo, amigo.

      Eliminar
  2. Y a mí que me da bastante pereza el Harry este...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me costó ponerme con ello porque me daba la misma perezona que a ti pero ya ves, al final me lo he pasado hasta bien...
      Otro abrazo, majete.

      Eliminar
  3. Jajajajaja, ¡qué dilema elegir entre Harry Potter y Harry Quebert, sobre todo por lo tocante a Joël!

    En el pleistoceno me los iba leyendo a medida que salían y se los regalaba a mis sobrinas. A mí me gustaron mucho, pero, sí, JK tiene más rollo que el papel de Scotex, va alargando y alargando sin motivo... De tomo en tomo se va notando. Y las pelis, psa, a mí no me encajan demasiado con los libros. Ainsss, Cedric, Cedric en ese baño... Jajajaja

    ¡Muy buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, así que también te los has leído tú, no sé porqué me sorprende...pero vaya, totalmente de acuerdo en todo lo que dices, incluido Cedric ( que le tenía yo perfectamente visualizado en mi imaginación y al ver su versión cinematográfica me han tirado un mito por los suelos, uff )...e incluido Jöel. Entre él y la señora Rowling no hay punto de comparación, jaja.
      ¡Feliz semana a ti también, guapete!

      Eliminar
  4. Preferí ver las pelis, bueno el primero si que lo leí, pero tanto , tanto papel paginado no me daba ganas...
    Me gusto revivir esa parte de infante y la magia, ay la magia !!!! si desde hace años no me pierdo los festivales de magia de la castellana ciudad de Zamora.

    Saludos y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que para tragarse la colección completa hay que tener un arranque fuerte de moral como el que tuve yo, jeje, pero ya ves, a mi lo que no me dan ganas son tantas y tantas horas de metraje cinematográfico que supondría tragarme las pelis...aunque mientras leía los libros -sobre todo los primeros- tuve la sensación de haber visto alguna de las películas en algún momento.
      De lo que se trató en mi caso fue justo como dices, el revivir infancia y la fascinación por la magia...¿hay festivales de magia en Zamora?...caray, ni idea.
      Un saludo, gracias por tus palabras y ¡muy buen fin-de a ti también!

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...