domingo, diciembre 04, 2016

PASAPORTES A OTRAS REALIDADES: "DOS AMIGAS", la tetralogía napolitana de Elena Ferrante


Como me ocurre otras veces la "resaca-post-cumplir-año" sumada a la llegada del frío y la antesala del rollo navideño forman una combinación que me deja un poco bajo de forma. 
Solo de momento, luego hago de tripas corazón y trago con lo que es complicado no tragar ( el invierno en si mismo, inevitable, y las navidades, para bien o para mal inevitables también ). Pero bueno, como justo este domingo me toca poner morritos, para no aburrir al personal con mis neuras y evadirme un poco de las circunstancias lo mejor es embarcarse en otro de estos viajes a los que tendrás acceso gracias a uno de mis "pasaportes" y que hoy te va a llevar ni más ni menos que ¡hasta Italia". El acceso te lo suminista ella...

LA AMIGA ESTUPENDA


Esta es solo la primera novela de una serie de cuatro libros que conforman la "tetralogía napolitana" titulada "Dos Amigas", y de cuyo contenido a primera vista y sin hacerte "spoilers" poco te voy a descubrir:
La historia transcurre en su mayor parte en la ciudad de Nápoles, y cuando no ocurre allí casi siempre de una manera u otra todo queda referido a ella de esa forma ( que a veces es bonita y a veces es una maldición pero que siempre es también -como lo de las navidades- inevitable ) en la que todos quedamos vinculados al lugar donde hemos nacido y crecido. Para un supremo ignorante del mundo como soy yo, Nápoles era una hermosa y casi romántica ciudad colocada a orillas del Mediterráneo...


,... llena de atractivos maromos morenotes de ojos oscuros con traseros ligeramente peluditos...


 y cuna de los famosos "spaghetti alle vongole"...


...pues nada más lejos de la realidad: la misma novela desde el principio ya transmite la imagen de un Nápoles más lleno de sombras que luces, con un nivel de pobreza e inseguridad ciudadana que la han convertido "gracias" a eso en una de las ciudades de la comunidad europea que menos inmigrantes recibe, precisamente por esa reputación de sitio peligroso y con escasas posibilidades de prosperidad económica...
En ese entorno bastante hostil es donde se desarrolla el argumento de nuestro pasaporte de hoy: es la historia de dos amigas, Elena ( Lenú ) y Raffaella ( Lila ) dos personajes a la vez complementarios y contrapuestos en torno a los que gira todo lo que pasa después...


¿Son estas cuatro novelas parte de lo que llamamos "literatura para tías" y a las que ya me he referido por aquí en poco amistosos términos?...pues en parte podríamos decir que sí. Los dos personajes femeninos centrales a los que vemos crecer, enamorarse, acertar y equivocarse, son dos personalidades estupendamente definidas y alrededor de las dos hay todo un universo de personajes secundarios: por un lado, las mujeres, todas ellas ( madres, hijas, novias o amigas ) propietarias de caracteres marcados y tan viscerales como uno espera en un elenco femenino italiano. Por el otro, están los hombres, que como en toda novela de "tías" que se precie, se llevan la peor parte del reparto: los que no son violentos e irracionales son atolondrados, incultos, faltos de aspiraciones; o se rigen por los mandatos de su entrepierna o por los de su cartera pero al final tanto unos como otros salen retratados como débiles, falsos, volubles y en su mayoría perdedores. 
Y el único que parece culto, educado, elegante y además guapo, como sin duda te vas a imaginar, ¡resulta que es maricón! ( término que por cierto utilizo porque así es tal cual como se le cataloga en el áspero "dialecto" que manejan los personajes del barrio donde se mueven las protagonistas).
Y con esas premisas, ¿debería NO gustarte este novelón de cuatro tomos?...


...pues puedes creerme cuando te digo que si le das una oportunidad, la historia te va a encantar, porque a pesar de este reparto un tanto injusto del mundo en torno a mujeres increibles y hombres sin interés, el relato está tremendamente bien llevado y sin darse uno cuenta se descubre ¡preocupado! por lo que va a pasarles a Lila y Lenú en el siguiente capítulo. Hay otros temas de fondo ( sobre todo la convulsa situación política y social de Italia en los tiempos en que discurren los hechos ) pero ante todo es una historia de amistad, de amor, de superación, de mucha rabia a ratos y con mucho "realismo sucio" por decirlo de algún modo, pero que está rebosante de vida por los cuatro costados.


Y seguramente la clave está en el pulso tan firme con el que están dibujados los temperamentos de las dos protagonistas principales, tan distintas y a la vez tan dependientes una de otra. 
El cuento comienza en el momento actual con la desaparición de Lila, una desaparición en la que no se limita a irse de casa sino que además se ha llevado o ha destruido todo lo que puede recordarla, en un amago de hacer como si no hubiese existido jamás. Elena, enfadada, adopta el papel de narradora y empieza a contar la historia de las dos, decidida a dejarlo todo por escrito y boicotear ese plan de su amiga de poner tierra de por medio con el cual parece querer hacer como si todo lo vivido hasta el momento por ella -y de rebote por las dos- nunca hubiera sucedido...

Creo que no he sido demasiado bueno intentando estimular tu interés, pero es que es una historia demasiado grande y extensa ( ¡toda una vida! ) como para poder resumir nada, y además lo importante en la novela no son a fin de cuentas los desenlaces, sino la manera en que van ocurriendo las cosas. Sí, el rollo de "lo importante no es el final, lo importante es el camino" y esos rollos jipis que tanto os gustan....

Las novelas contaban con un aliciente adicional, y es que justo en estos tiempos en que todo el mundo está deseando figurar y estar en el candelabro, resulta que había una tremenda incógnita:


...y es que Elena Ferrante es un seudónimo bajo el que se ocultaba la identidad del autor o la autora de la saga de novelas que, por cierto, se ha vendido como churros por todo el mundo.
¿Era una mujer o era un hombre? ¿era un extraterrestre o un perro salchicha?...¿quien era Elena Ferrante?


Pues como puedes ver todo eso lo digo en pasado porque hace tan solo un par de meses un periodista entregado a su profesión se encargó de joder el misterio y no paró hasta "sacar del armario" a Elena Ferrante...


Y de hecho lo consiguió, y resultó ser una señora con aspecto de abuelita a la que me es dificil identificar como autora de las tempestuosas tramas que se van entretejiendo en las vidas de las dos chicas. A la buena mujer  ( fuese lo del anonimato o no una estrategia de marketing comercial como decían las malas lenguas ) no la hizo nada de gracia que la sacasen a la palestra pues cree que deben ser las historias y no el autor las que centren la atención. pero en fin, ahí la tienes por si te daba curiosidad...


Yo ya me he leído "La amiga estupenda", "Un mal nombre", "Las deudas del cuerpo" y ahora estoy con el final de la saga, "La niña perdida", y te garantizo que si todo ese montón de páginas no me hubiese transmitido tanta emoción, interés y sentimiento, no hubiese pasado del capítulo tres del primero de los libros.
Así que a la saga de las dos amigas en general le voy a poner un....

¡NUEVE!

...que me está gustando mucho, caray, y estoy deseando saber como va a terminar y a la vez me va a dar pena no seguir sabiendo ni viviendo las cosas de las dos chicas.

Hoy tocaba un poco de música italiana, ¡claro!; y quien mejor que mi amiga Laura y qué mejor que esta canción que se la voy a dedicar a....
 ...¡mi Sex Machine!...
....porque está pasando una temporada un tanto complicada en lo laboral y creo que le va a venir bien.
Porque es bonita sin más, y también para recordarle -si es que no lo sabe ya- que ahí me tiene a su lado, ¡siempre!, para todo lo que pueda necesitar. 


Feliz puente a todos los que podáis disfrutarlo, y en la siguiente entrega me temo que estaremos ya imbuidos del espíritu navideño...¿qué hacer si no? ¿es mejor pelear con el enemigo o unirse a él?...
¡si es que no me dejan alternativa!

10 comentarios:

  1. La primera novela me gustó mucho. Me pareció muy bien escrita, en un estilo nada, nada pedante, que es una cosa muy rara, y me enganchó la historia. A partir del segundo Nino-Nino-Nino-Nino, y más Nino-Nino, y acabo del Nino hasta la mismísima berza. Ojalá hubiera escrito la tetralogía quitando al dichoso Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay chata, es que esto puede dar lugar a un debate tal y como si estuviéramos analizando el "Sentido y sensibilidad" de Jane Austen, jajaja. Estoy de acuerdo en que está muy bien escrita, tanto por el estilo ( en absoluto cargante ) como por el ritmo, que como ya decía en el post está tan bien contado que más que importar los desenlaces de cada situación concreta, lo que gusta es vivir las cosas tal y como se van contando.
      En cuanto a Nino...¡¡¡¡ahhh, pero mujer!!! Es que tu tienes un sentido muy práctico de la vida y las relaciones personales, jajaja, pero ¿qué sería de algunas de las grandes historias de amor sin ese tío papanatas del que se enamora la protagonista sin que nadie sepamos porqué? ¿que sería de "Lo que el viento se llevó" sin el lelo de Ashley del que estuvo colgada Escarlata O'Hara casi hasta el final? Mucha de la historia de amor de la literatura universal juega con ese asunto del derecho a equivocarnos que tenemos en estos asuntos del corazón, jaja, y por supuesto nunca falta ese objeto del deseo que idealizamos sin razones de fundamento y con el que nos empeñamos hasta darnos de bruces con el suelo.
      Nino resulta cargante porque esto está tan bien contado que podemos verle objetivamente a pesar del encoñamiento de la protagonista. y yo creo -muy a mi pesar, que conste, jajaja- que sin él la tetralogía hubiese perdido un poco de fundamento. Y eso que ando a mitad del cuarto libro y estoy que trino con Nino, jajajaja.
      Un besote, corazón.

      Eliminar
  2. No me había fijado en el "coño, ya es otoño" de la cabecera :'-))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Pues por los pelos te das cuenta, que enseguida voy a plantearme la decoración navideña (¡horror!)

      Eliminar
  3. La verdad es que, con la descripción del principio, cuesta darle una oportunidad a los cuatro libros...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces será que no he hecho buena crítica, porque lo que quería transmitir es que de verdad merece la pena.
      Saludos y feliz semana.

      Eliminar
  4. Otro al que no le llama nada esta saga, suena como Mujercitas pero con transfondo italiano.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has leído "Mujercitas" (cosa que entiendo perfectamente que no hayas hecho, jajaja) deberías haber notado que la historia no tiene nada que ver. Pero si es igual, si luego no os leéis ninguno, jajajaja, esto es más un registro de lecturas personales que otra cosa, pero bueno siempre se agradece la opinión.
      Un abracete, majo.

      Eliminar
  5. Pues a mi me llama la atención la saga... hay reseñas relativamente buenas de las novelas pero... el pero de la literatura para tías me tira pa'trás (y no es que no consuma ese producto, que sí, pero cuando me apetece). Por lo que entiendo debe enganchar... juraría que está en la biblitoeca del mundo rural... :) ¡Buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a ti te iba a gustar, así que si puedes tirar de biblioteca rural dale una oportunidad al primer tomo y luego me lo cuentas. Que como le decía a David creo que he hecho una reseña pésima, porque en lugar de inspirar ganas de leer los libros he provocado todo lo contrario, jajaja, pero en fin...
      Feliz fin de semana para ti, guapete.

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...