miércoles, noviembre 02, 2016

LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS, "OT" Y TODO EL COPÓN


Mi progenitora nunca ha sido una forofa religiosa.
De hecho creo que ha sido un pésimo ejemplo en lo que se refiere a la educación que nosotros -sus cachorros- podríamos necesitar para el delicado asunto de la salvación de nuestras almas inmortales, pero más que nada por la pasividad y el discreto aburrimiento que parecía producirle toda esta cuestión. Pero ahora resulta que cuanto más mayor se hace, ¡más se interesa por la cuestión religiosa! Su línea de argumentación es la de "si pago a la compañía de seguros por si un asteroide cae sobre mi vivienda para dejarme sin hogar y no creo que eso vaya a suceder nunca, tampoco me cuesta nada quedar a bien con la iglesia y con los curas por si lo de La Otra Vida es verdad aunque no me lo crea mucho ¡y encima ellos me lo hacen gratis!".
Eso me cuenta, luego creo que además se lo pasa bien interactuando con otros señores y señoras de su quinta en esas mandangas eclesiásticas y ¡que caray!, digo yo que tras esa fachada de agnosticismo puro y duro con la que nos ha educado tantos años al final le pesará la férrea educación católica-apostólica-romana  que ella misma recibió y en definitiva se siente más tranquila reconciliándose con lo que la hicieron mamar desde pequeñita.
En este contexto de cosas siempre ha manifestado entre sus últimas voluntades que lo que más le apetece para abandonar el mundo de los vivos es la opción "Romantic-mode", esto es:una fogosa incineración y la posterior dispersion de sus cenizas sobre una gran superficie acuática, salada a ser posible...¡Pues bien!: estos planteamientos post-vitales se le han ido al carajo ahora que el Papa Francisco ( con el buen criterio que le da esa posición única de estar alumbrado por La Luz Divina y en conexión 4G constante con El De Ahí Arriba ) se ha dicho:"...coño,y si la peña se lanza masivamente a la incineración y a dispersar sus cenizas por ahí, ¿que SUPERCHOCHO se va a montar el día de la Resurrección de los Muertos pronosticada para el Fin de los Tiempos?"  Supongo que tras esa alarmante reflexión y para asegurarse una minima responsabilidad en el posible desastre apocalíptico, ha sacado esto que dicen ahora que incinerarse está solo regulero, pero lo de que te esparzan las cenizas por ahí ( o las usen para hacerse un reloj de arena como parece que hacían por ahí, ¡o un diamante, ¡que fashion! ) pues de todo eso ¡ni hablar!

¿Porqué meter al abuelo en un agujero cuando puedes
hacerte con él un retrato tan fardón como este?

Dejando a un lado las cavilaciones a las que se ha sometido a mi querida progenitora sobre cuestiones que a estas alturas ella pensaba tener bien zanjadas, hay que decir que un poco de parte de razón sí que tiene el hombre...
...porque si se hubiese aplicado la técnica del achicharramiento a los difuntos, en este caso estrictamente musicales, ¿como podría haberse producido el magno evento que ha organizado TVE  titulado "OT: el reencuentro"?

Sí, dieciseis años ( o así ) después, han conseguido reunir a los participantes de aquella mítica edición para hacer una reflexión existencialista sobre lo que supuso en sus vidas el concurso y además exprimir un poco más las ubres de aquella vaca que parecía ya difunta y enterrada: el asunto consiste en una serie previa de tres programas cuya misión es preparar psicológicamente a los fans para el evento y por fin un concierto multitudinario coincidente con la víspera de Todos los Santos ( un guiño un poco sombrío hacia lo "difuntos" que podrían estar profesionalmente ya muchos de los ex-concursantes por estas fechas ),
Como siempre que hablo de este tema diré que en su momento constituyó un ejemplo más de mi "Síndrome del Tupperware" en virtud del cual no me enteré de la existencia de OT hasta que la Rosa de España fue a Eurovisión a darlo todo por la patria...por eso cuando me he puesto a ver el programa me he dado cuenta de que no me acordaba casi de ninguno salvo Rosa, Chenoa, Bisbal y Bustamante, porque no viví el paso por el concurso del resto  y porque además ellos han continuado con sus vidas ajenos a toda aquella macro-movida que vivieron y bastante alejados de la luz pública.


El programa no está muy mal, he visto capítulo y medio y pienso que más o menos se les da libertad a cada uno para decir lo que les sale del bolo sobre su experiencia en OT aunque puedan ser tirando a críticos, y más de uno ha aprovechado para montar el numerito buscando rentabilizar esta oportunidad como ha podido.
No ha sido el caso de nuestra "Rosa de España", que ahora anda entretenidísima en "Tu Cara me Suena"...

Nuestra Rosa de España en TCMS maquillada 
para parecer un señor disfrazado de señora.
...pero según cuentan las malas lenguas sí el de Chenoa, que parece consiguió su puesto como jurado en el mismo concurso amenazando con no participar en el reencuentro si no le rentabilizaban el asunto como Dios manda.
No sé si será verdad, pero si es así, ole tus cojones, Chenoa, que bastante se han beneficiado ya a cuenta vuestra.
No hay resurrección que no resulte conflictiva o por lo menos entretenida de contar: hubo quien como Juan Camus dijo que no se prestaba al experimento y me hubiese parecido bien demostrar tanta integridad profesional para no volver a colaborar con "una maquinaria" que según bastantes de las opiniones ( en concreto de los menos beneficiados a posteriori, claro ) no consiguió más que hacerles perder autoestima y confianza, pero al final pasó por el aro...hay otros más divertidos y cañeros como Verónica Romeo que ha hecho el precalientamiento para el programa y el concierto posando en bolas para una revista, encantada de la vida y haciendo declaraciones tan bíblicas como "nunca en la vida había estado rodeada de tanto rabo" -refiriéndose al posado fotográfico, ¡no a OT por Diosssss!- o conversando sobre sus preferencias sexuales en un tono jovial y distendido contando cosas como "lo he probado una vez por detrás y me gustó, pero tengo que estar super relajada".
No solo tú, Verónica cariño, es que la cosa es así.

Verónica rodeada de pirulos
Con todo se estrenó ayer ( o anteayer, no sé ) el concierto.reencuentro que reunío a 17.000 espectadores en el Palau Sant Jordi y en el que cosas como si Bisbal le hizo la "cobra" a Chenoa ( que luego parece que no fue así pero vete-tu-a-saber) parecen haber prevalecido en las redes sociales sobre los criterios puramente musicales, demostrando el espíritu morboso y nada melómano con el que se ha enfrentado la concurrencia al espectáculo.
Yo para recuperar el espíritu aquel primero -ese que yo por desgracia no viví-, en lugar de dejarte un enlace al concierto del otro día  ( que por cierto puedes ver entero en el youtube ) te propongo escuchar esta canción tan emblemática en lo que debió ser casi su primera grabación en la academia, para recuperar un poco el espíritu aquel y recordar aquellos polvos y no estos lodos, que dice el refrán...
Luego ya a día de hoy, justo antes de publicar este post, he leído en "El Pais" ( clic ) ( que no, que no me pasan comisión, cojon ) un par de críticas bastante destructivas sobre "el reeencuentro" en particular y el concurso en general, hablando de lo pésimo que fue el show de la otra noche -que puede ser, no lo sé- y sobre todo del flaco favor que le hizo este "talent-show" al negocio de la música.
Yo debo ser muy ignorante porque no alcanzo a entender qué se hizo de malo en aquel momento, sobre todo en lo que insiste el autor de ese artículo titulado "Operación Fracaso" hablando de como perjudicó lo que hicieron dentro de "la academia" esta banda de pardillos ( que en el fondo cuando entraron allí´todos lo eran un poquito ) al resto de profesionales del mundo de la música.
Si quieres tú, anónimo lector, puedes dejarme tu opinión sobre el mal o la inocuidad de los chicos de OT con respecto al negocio de la música, sobre todo para ver si lo acabo de entender yo...
...y entretanto pues joer, dejad a los muchachos que disfruten de su breve instante de resurrección y que luego cada uno se gane el respeto, el público y las habichuelas como deba de ganárselas. Que la gente no es tan tonta como nos pensamos y al final sabe decidir lo que le gusta y sobre todo invertir o no su dinero en ello si viene al caso, y como dice esa frase tan manida, el tiempo al final pone -y de hecho ha puesto- a cada uno en su sitio sin necesidad de "listos" que vengan a tirar a nadie por tierra.

Que memorable hubiera sido el concierto si se hubiera producido
un piquito en este punto, ainssss

...y en fin, aunque parezca que he dicho muchas maldades yo les tengo cariño a estos chicos y por ello les deseo a todos que les vaya muy bien,, que continúen triunfando por méritos exclusivamente musicales y que vengan otros muchos músicos detrás triunfitos o no transmitiendo esa ilusión, alegría y buen rollismo a los ciudadanos de a pie que cada día nos las vemos y nos las deseamos para bandear con unas vidas que a menudo son mucho más grises e insulsas de lo que nos gustaría.

Hala, y con esto se acabó el testamento.
Que empecé hablando de mi progenitora, ¿no?..¡ayyyy!

Que tengas buena semana.

22 comentarios:

  1. Pues a mí me encantó, tanto los documentales del reencuentro como el concierto en sí. Y no lo digo por cómo cantaban (algunos está claro porqué no siguieron con la música) ni por el espectáculo en sí (el sonido por la tele no era el mejor), sino porque para mí, que seguí todos los programas de la primera edición, era como volver y recordar una época de mi vida ya pasada. Como si hubiese visto un vídeo antiguo de familiares, sin ser ellos nada de esto... Efecto nostalgia en toda regla. Y ya el morbazo del rollo escondidos, con cobra o sin ella, fue como para poder recordar el momento durante otros quince años más, jeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que lo disfrutases mucho, yo todavía tengo pendiente de ver el concierto y parte de los "episodios" y sí que me está gustando, pero me supongo que tendrá mucho más aliciente para los que como tú vivieron la primera edición y se emocionaron con ella.
      Ay lo de la cobra el juego que ha dado, jaja.
      Un saludo y buen día.

      Eliminar
  2. Yo seguí Operación Triunfo en su momento, me gustó (aunque ya por entonces lo que cantaban era de verbana deluxe, pero bueno, cosas del mainstraim). Incluso me reí con sus pequeños dramas semanales como cuando Rosa se equivocó con la letra (y dijo, me he equivocao, ole https://www.youtube.com/watch?v=ddzA32ZnxiQ min. 1.41 minuto). Pero la nostalgia no me ha podido y he pasado de ver El reencuentro. Yo también me he leído las críticas del País y creo que tienen un poco de mala baba de más... OT no fue un fracaso porque si pensamos en cuanto realities ha habido desde entonces y cuántos concursantes ha sido carne de cañón y nadie se acuerda de ellos, pues el porcentaje de los que se dedican a la música (con mayor o menor éxito) de OT1 está bastante bien. Luego podemos pensar quién se forró con el programa, pues los de siempre... la productora, las discográficas, TVE y poco más. Lo del recurso nostálgico ahora, pues no está mal, le sacan un dinerillo extra a un producto bien rentabilizado, la gente se emociona viendo cantar a Bisbal y Chenoa y nadie sale perdiendo. Peores cosas hacen en televisión...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo: viendo lo que se hace en la tele hoy en día, creo que esto no es ni muchísimo menos de lo peor que ha habido ni que hay. Que quizás este concepto de espacio perjudicó el que no prosperasen otro tipo de programas musicales como decía una de las crónicas, pues puede ser, pero vamos, que me parecieron como dices que pecaban ( sobre todo la "operación fracaso" ) de un exceso de mala uva. El video de Rosa está genial, jajaja, hay que ver como ha cambiado esta mujer de entonces ahora y no solo físicamente...
      Qué cosas, no te veía yo a ti como espectador de OT, fíjate...oye, y me encanta, ¿eh?, jeje.
      Un abrazo fuerte y como siempre muchas gracias por pasarte, hombre.

      Eliminar
  3. Yo seguí OT de tanto que me hablaban de él, pero soy incapaz de recordar una sola actuación de los susodichos. Lo que no me pierdo es Tu Cara me Suena, por todos esos momentos frikis que nos regala.

    Y en cuanto a esta fiesta, soy practicante pero desde un punto de vista familiar, no religioso. En cambio Halloween no me gusta.

    En cuanto a fervor religioso, creo que no paso más allá de alguna canción de María Ostiz de vez en cuando :-P

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo de Maria Ostiz solo he oido esa de "un pueblo es-un pueblo es-un pueblo es", pero seguro que tú tienes más repertorio con el que disfrutar.
      No soy de Halloween pero me gusta cualquier motivo de fiesta aunque no simpatice mucho con el mismo, y me parece bien que la gente busque formas de entretenerse y olvidarse de la propia vida un rato aunque sea con gansadas como esa.
      ..."tu cara me suena" es verdad que tiene su punto, ¿qué tal lo estará haciendo la Rosa de España?
      Feliz tarde ;-)

      Eliminar
  4. Lo veía a ratos porque estaba recién regresado a España y estaba más ocupado con el shock de haber vuelto que de otra cosa. Aún así recuerdo que ya me caía mal Bisbal y que el resto me caía más o menos bien aunque tampoco los seguía mucho.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bisbal supongo que debe de tener aunque sea una pizca de personalidad, carisma o llámalo como quieras, porque con él la gente no tiene términos medios, o le encanta o le cae fatal. Y conste que yo soy de los que no me gusta nada, puf.
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  5. A Operación Triunfo es un fenómeno al que le tengo particular cariño, pero no a todas las ediciones, solo a esta primera que fue la que me enganchó cada día de la semana que se emitía. El proceso de éxito (entonces sin redes sociales o Whatsapp) fue el boca a boca, de esa gala primera que casi nadie vio, a ser un fenómeno creciente en audiencias a partir de la segunda. Eran mis últimos años de instituto y absolutamente todos lo seguíamos, comentábamos y vivíamos las canciones y la música. Por eso no estoy nada de acuerdo con el artículo que citas de El País, que leí ayer. En este país todavía hay determinada generación que piensa que o te gustan Calamaro/Sabina/Héroes y otros clásicos, o si no, es que no tienes gusto musical. Absurdo total. Con mayor pena o gloria, la mayoría de los concursantes de OT1 han seguido adelante en el mundo de la música (discos, musicales, producción, composición, TV, farándula...), así que digo yo que tan mal no lo harían, ni tan malos cantantes serían.

    A Rosa se la cargaron, no es capaz de llegar ni a la mitad de las notas que en su día llegó. Daba lástima verla en su parte álgida de Mi Música Es Tu Voz sin poder llegar a la nota. ¿La mejor? Chenoa. Su presencia en el escenario es brutal, su voz y su fuerza (aunque no me gusta nada la línea musical seguida en sus últimos discos). Y si, el pico Alex-Busta debería haberse producido, como les reclama el público del San Jordi. Para mi, ver el concierto desde el sofá de mi casa supuso nostalgia de una época que recuerdo con cariño. Quien quiera criticarlo siempre podrá hacerlo, pero es un fenómeno que marcó una generación e hizo que muchos adolescentes de la época volvieran a comprar discos como quien compra rosquillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombreeee, que bien estar de acuerdo en Chenoa! A mi tampoco me gustan un pelo sus últimos discos pero yo creo que en directo la tía se maneja de maravilla y tiene una presencia fenomenal......y ¡ay que mal Rosa en "mi musica es tu voz"!, no sé si es que no tenía el tono a su gusto pero que desafine tan tremendón en el momento cumbre...también de acuerdo en la pena que da ese piquito de Alex y Busta que no se dio...y en fin, que sin haberlo seguido en su momento yo también simpatizo con el fenómeno que fueron estos chicos, era bonito y a su manera pese a quien pese hicieron historia al menos en el mundo de la televisión.
      Un abracete y muchas gracias por tu visita, guapo.

      Eliminar
  6. Nosotros lo hemos visto todo, en directo o en diferido (y partes repetidas), yo medio leyendo, el AMQP requeteconcentrado y lloriqueando a ratos... La primera edición de OT me encantó y ¡voté! El resto ya no, de hecho ni siquiera ví más allá de parte de la segunda (Beth).

    A mí los especiales me han gustado, en general. Hay algún momento un poco pesado, pero me han gustado. Y el concierto... también pero tenía un sonido pésimo. Para el público y para los propios cantantes. A Bustamante se le nota claramente que no tiene sonido. El AMQP estba indignado porque, ¿para qué están las pruebas de sonido? El sonido era malo y los arreglos un horror, pero se hizo llevadero por ver a la gente, que a mi me caen bien. ¡Qué le vamos a hacer si me caen bien!

    Lo que me sorprendió mucho fue lo críticos que estuvieron los de El País; se caberon todo y más. Personalmente, no creo que OT arruinará a la música española, me da que hay muchas otras causas... Pero estaban calentitos con la crítica.

    En finsssss, lo dicho, a mí me gustó. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que lo creas o no se me ha pasado por la cabeza preguntarme qué pensaría tu AMQP ( bueno, mucho más que "P" jeje ) sobre el concurso, el como lo vería él desde su perspectiva de alguien que está metido en el mundo de la música. Me encanta que lo haya ( que lo hayais ) disfrutado con concentración y con sus momentos puntuales de emoción, que a fin de cuentas yo creo que esto de OT es cuestión justo de eso, de no entrar a analizarlo mucho y sí de dejarse llevar por la emoción, los impulsos y el sentimiento.
      ¡Me alegro que lo disfrutaseis!
      Feliz inminente fin-de, perretes inclusive :-)

      Eliminar
  7. Yo también me he tragado los especiales,el concierto y hasta alguna cosilla más que tenían colgada los de rtve.es.Y lo curioso es que en su momento,apenas me enteré del programa original;de hecho,sólo llegué a ver los dos o tres últimos programas,intrigado por los constante comentarios de "lo bien que canta(ba) Rosa".Y es cierto que se trata de una voz espectacular,pero me da la sensación de que,o bien por falta de entrenamiento vocal o,más probablemente,por aquellos problemas en la voz que tuvo (¿no llegaron a operarla de las cuerdas vocales o me lo invento?),no ha vuelto a ser la misma.Y es una pena,porque realmente parecía tenerlo todo a su favor para desarrolar una carrera musical arrolladora (aparte del "Selebreision" ¿alguien se acuerda de más de tres canciones suyas? Lo dudo).De aquellos últimos programas,me quedo personalmente con la interpretación que hizo Chenoa de "El hombre del piano":a-co-jo-nan-te.Y mira que no es un personaje que me caiga especialmente bien,pero creo que,técnicamente,era de las mejores;otra cosa es que te guste más o menos su carrera posterior.En general,creo que todos ellos han sabido sacar partido de la oportunidad que les supuso el programa,quizá mucho más que los participantes en otras ediciones (así,a bote pronto,de estos últimos sólo recuerdo con cierta proyección a Edurne y a Soraya).Y como he leído también en El País (no todo iba a ser mala baba),el éxito del programa estuvo en su "buen rollito" y en que era muy "blanco":unos chavales jovencísimos que tenían al alcance de la mano cumplir su sueño.De ahí que ganase Rosa,no sólo por su voz y su carácter,sino porque a todos nos gustan las Cenicientas¡¡cuánto mal ha hecho Disney!!...(es broma XD).Por cierto,hablando de la mala baba y las críticas vertidas sobre el fenómeno OT,me ha hecho recordar una anécdota de mis tiempos universitarios: tengo una amiga de aquellos tiempos que me "criticaba" la "herejía" de poner en una misma cinta el 1990 de Olé Olé y el Violator de Depeche Mode;me decía que era totalmente incongruente y que no tenían nada que ver un tipo de música con la otra (a ella le parecía que Depeche era música de calidad y Olé Olé,el equivalente musical de unos nuggets del McDonalds).¿Sabéis lo que le decía yo? Que sí que tenían que ver ambos grupos.Y mucho.En concreto,que ambos me gustaban.Así que a todos esos fantásticos críticos musicales,que parece que lo saben todo y hacen juicios salomónicos sobre lo que tiene que escucharse y lo que no: QUE OS DEN.Y dejad que cada uno disfrute con lo que le plazca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh, mi comentarista favorito... ( aquí irían unos corazoncitos si se pudiesen poner aquí emoticonos de esos, jajaja ).
      Pues empezaré por el final: he pegado unos aplausos al leerte porque estoy totalmente de acuerdo contigo sobre esa manía que tiene los "entendidos" ( profesionales o amateurs ) de soltar esos chorreos a propósito de lo que es bueno, es malo y lo que hay que escuchar y lo que no. Suerte que a la vez que ellos ejercen su derecho a juzgar y valorar, cada uno ejercemos el nuestro de disfrutar con lo que nos de la gana...
      En cuanto a lo demás, pues a mi me pasó como a ti, que me he interesado más por el fenómeno a toro pasado porque en su momento no me cosqué del asunto hasta que una noche estaba en un pub con dos amigas y de repente pusieron la de "Mi musica es tu voz" y cuando todo el mundo se puso a cantar "a tu laaaado me sieeeento seguuuuro" pues me quedé flipado, pero más fliparon mis amigas cuando les dije que no tenía ni idea de qué iba la película jeje.
      Rosa tenía -y creo que tiene, no sé- un vozarrón, pero como pasa siempre si por bien que uno cante no tiene grandes canciones que cantar, no sale adelante. A mi me gustó el que creo fue el segundo disco que sacó, que era muy en plan "disco" valga la redundancia con un rollo que quería imitar a las divas discotequeras de los años 70, luego no sé qué más ha hecho.
      Y sobre lo que han hecho los chicos con sus carreras posteriores, pues sí, más o menos todos han rentabilizado su paso por el concurso, y los que más se quejan son a los que menos les ha lucido el pelo, claro, pero creo que quien más quien menos ha tenido su oportunidad y la ha aprovechado como ha querido. También es cierto que según avanzaban las ediciones del concurso menos renombre alcanzaban los concursantes, de hecho creo que quitado Manuel Carrasco de la segunda ( que mira que es guapón pero qué fatiga me da cantando, ainss ) y Soraya y Edurne, el resto han pasado sin más pena ni gloria...
      Como siempre encantado de leerte y re-comentarte, seguiría otro rato pero ya está bien, ¿no? jaja.
      Abracetes y buen domingo, majetón.

      Eliminar
    2. Por cierto,trasteando en el You tube me he encontrado con esto, que no tenía ni idea de que existía https://www.youtube.com/watch?v=EgoNw5_9K5Y
      He flipado...

      Eliminar
    3. Jo pues la verdad que sí. No me cae muy bien Nina pero hay que reconocer que la tía se desgañita, cojona. Un flipe las dos.

      Eliminar
  8. pero hombre, que hay que tener consideración con la iglesia, que están muy pobrecillos y apenas controlan la segunda reserva de oro más grande del mundo (por 7mil millardos), reservas en wall street por 50mil millones en acciones, el mayor consorcio económico religioso del mundo y la mayor cantidad de tierras del hemisferio occidental. Y si la gente esparce las cenizas por ahi, o las guarda eso es gratis, y no les llega a ellos el dinerillo que cobran por el alquiler de los nichos y cenizarios. http://www.24-horas.mx/se-dispara-venta-de-nichos-tras-prohibicion-de-esparcir-cenizas/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le voy a leer tu comentario a mi progenitora porque creo que le va a encantar, jajaja,¡es que este argumento no se le había ocurrido a ella! Abrazos y buena semana, amigo.

      Eliminar
  9. Yo tengo el single de Naïm Thomas jajajajaja.
    El principal problema de operación triunfo fue que se cargó los programas musicales de la televisión en España. A partir de ahí todo fueron talent shows, llámalos Popstars, La voz, Factor X o como quieras. Los cantantes españoles no tienen ni un solo programa musical específico en el que salir y mostrar sus trabajos sin que vaya acompañado de una historia de telerrealidad. Es así.
    Yo seguí OT1 a partir del tercer o cuarto programa aprox pero lo quitaba cuando cantaban. Sólo veía los veredictos del jurado. El resto me aburría mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, eres terrible Mochuelete, así que solo veías lo del jurado porque el resto te aburría, jajaja. Eso a mi me pasó en las ediciones posteriores que SÍ intenté seguir, pero a la hora en que solía llegar a casa por la noche siempre me encontraba las actuaciones acabadas y el asunto en la parte interesante esta que te gustaba a ti, jajaja.
      Entiendo lo que dices pero no creo que sea "problema de operación triunfo", sino de la televisión en si misma que es quien decide sí dedican o no espacio a programas musicales y de qué tipo les parece más rentable que sean. Los de OT sentaron el precedente, luego las televisiones han seguido exprimiendo las mismas ideas y el mismo concepto de programa ya que les están resultando rentables, pero vamos a ver, ¿qué culpa tiene mi Chenoa de todo eso?...
      Besetes Mochuelillo.

      Eliminar
    2. Pues que cuando tú vas ella ya ha vuelto de allí

      Eliminar
    3. Jajajajaja...ay que temazo aquel

      https://www.youtube.com/watch?v=xZHBQjLj_dw

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...