miércoles, septiembre 14, 2016

PASAPORTES PASAJEROS A OTRAS REALIDADES: hoy , "EL INFORME DE BRODECK" y "NUNCA ME ABANDONES"

Después de la increíble y aplaudida sección estrenada el pasado lunes que no debiste perderte, retomo al rollo cultureta para proponerte más pasaportes temporales a otras realidades.
Nuevamente la sección se compone de dos títulos, dos novelas super intensas que tras su lectura se quedan dando vueltas en tu interior durante mucho tiempo después.
Uno es...
 "El informe de Brodeck"

...del que ¡oh sorpresa!, no voy a decir nada porque ya está maravillosamente comentado y analizado AQUI ( clic), en un interesante y precioso espacio que deberías visitar YA si de verdad te gustan los libros y que cuenta con el aliciente adicional de estar gestionado por un hombre encantador. Tan solo recomendarte que leas la crítica y luego te animes con él porque aunque tenga sus momentos duros en cuanto a las situaciones humanas que se describen, está fenomenal.

Y el otro del que sí te voy a hablar ( bua-bua-buaaaa ) es...

"Nunca me abandones"

El libro describe tres momentos de la existencia de tres jóvenes ( Kathy, Ruth y Tommy ) que tras su apariencia "normal" esconden un tremendo secreto,  secreto que a fin de cuentas es la base del argumento de la historia.
La narradora en primera persona ( Kath ), una mujer un tanto especial en cuanto a su manera de razonar las cosas y su forma de enfrentarse a ellas, es quien va contando la historia y desvelando poco a poco la tremenda realidad... 
La novela  está estructurada en tres partes:
La primera,que transcurre en un elegante y sofisticado internado británico, hay que leerla con mucha paciencia porque con la indudablemente noble intención de mostrar el particular triángulo conformado por los tres chicos y el papel que juega cada uno de ellos, se enreda en una y otra anécdota en apariencia sin importancia que puede desanimar a los lectores más acelerados con ganas de "rockanroll"...
...la segunda se desarrolla en una especie de "campamento" intermedio en el que nuestros protagonistas terminan la preparación para la que será su vida adulta, y gana interés en la lectura porque el futuro ( que antes tan solo intuían y del que no hablaban demasiado ) empieza a vislumbrarse con amenazadora intensidad...
...y en la tercera esa realidad ya es un hecho y aunque tú, yo y los tres chicos ya supiéramos en qué iba a consistir, pues no sé,,,¡es muy fuerte!... De pronto todos esos momentos cotidianos e intrascendentes de la primera parte cobran todo su sentido para justificar y comprender una humanidad de la que nosotros (tu, yo, Kath, Ruth y Tommy ) no tenemos duda pero que todo el mundo se cuestiona.
Al final te encuentras con una novela que a pesar de sus sombras va hablándote entre líneas de la amistad, del amor, de todo lo que va sucediendo en nuestras vidas para construir las personas que somos ahora, y en definitiva del privilegio que es vivir.
En su momento ( no sé si quizás por el 2005 que fue su año de publicación ) tuve verdadero empeño en leer este libro pero no lo conseguí, y no ha vuelto a mi memoria hasta que mi querido Sex-Machine me la mencionó hace unas semanas por razones que no viene al caso explicar. Hoy que ya lo he leído me he quedado sorprendido por la manera en que una historia que comienza con tan aparente superficialidad ha conseguido metérseme tan dentro...

Este señor es el autor, Kazuo Ishiguro:
Kazuo así como pensando: "¿porqué seré tan rarete?"

...un escritor nacido en Japón pero residente en Inglaterra desde los seis años. En su momento recibió el premio "Booker" por otra novela titulada "Lo que queda del día", y aunque "Nunca me abandones" no recibió este premiazo sí que fue llevada al cine en el año 2010:


...la banda sonora del día va a venir precisamente de ahí: en el libro hay un instante especialmente entrañable en el que suena de fondo una cantante llamada Judy Bridgewater cantando precisamente un tema titulado "Never let me go". Esta preciosa canción de corte julie-londinesco tiene la peculiaridad de que nunca ha existido en el "mundo real", porque Judy Bridgewater es una cantante ficticia y esta canción se creó exclusivamente para la adaptación cinematográfica .
El video incluye preciosas imágenes de la película que recrean muy bien el mundo que yo vislumbré cuando disfruté de este "pasaporte". Solo dura dos minutos largos y te garantizo que te va a encantar:



....esta canción va dedicada a mi Sex-Machine, por rescatar de mi memoria el título de este libro gracias a lo cual he vivido esta intensa experiencia y para decirle justo eso, que  please,...
..."NEVER LET ME GO"

Con esta intensidad emocional  solo me queda desearte una feliz semana y. despedirme...

¡Hasta el próximo pasaporte!

PD: Necesaria actualización: buceando en el internete he encontrado que este tema musical utilizado en la película es creación de un compositor llamado Lutero Dixon e interpretado por una cantante estadounidense llamada Jane Monheit. Sin embargo cuando utilizo el "Shazam" para localizar la canción me dice que la intérprete es otra mujer llamada Rachel Portman. 
Cuanto misterio, ¿quien estará al final detrás de la voz de la imaginaria Miss Bridgewater?

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Mi experiencia con la literatura japonesa es muy poquita: Yasunari Kawabata, que fue Nobel, con La pandilla de Asakusa y... me gustó pero me resultó complicada; entre otros motivos porque, con los nombres japoneses, a veces no sabía si hablan de un chico o de una chica. Me pareció bien escrito pero me enganchó poquito.
    Si Ishiguro es más brit, me llama más. Y lo que cuentas de cómo evoluciona la historia es muy atractivo...
    ¡Buena semana, rubia (mil gracias)! Y buena semana para el Sex-Machine ¡Vaya conversaciones más elevadas tenéis! ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Lo que se ha reido mi Sex-machine con lo de las "conversaciones elevadas", jajaja!
    Ishiguro es poco japonés en cuanto a la forma, pero igual en el fondo, en esa manera de exponer los acontecimientos y las cosas y en determinadas imágenes un poco así como simbólicas -que aparecen sobre todo en la tercera parte- sí muestra algo más sus raíces a pesar de ser un señor afincado en los UK durante casi toda su vida.
    No sé si a todo el mundo le causará el mismo efecto que me ha causado a mi pero no sé, con esta y "El informe..." he quedado bastante impresionado, de distintas maneras pero sí, impresionado.
    Buena semana para ti, guapetón, y ya le doy recuerdos al SM de tu parte, jaja :-)

    ResponderEliminar
  4. Qué me gusta Kazuo... y qué buenas películas salen de sus novelas. Lo que queda del día no sólo es un novelazo (me encanta) sino que dió una peli encantadora con Anthony Hopkins y Emma Thompson (si pienso en alguna película de los 90 que me gustan Lo que queda del día vendría a mi mente seguro). El misterio de la banda sonora de Nevel let me go es sencillo, la canción que has puesto está interpretada por Jane Monheit. ¿Y quién es Rachel Portman? Es la compositora de la banda sonora original de la peli (es decir de la música instrumental). Ya me has dado ganas de leerme el libro... eahhhh, voy a buscarlo ipso facto.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me apunto "Lo que queda del día" porque también me diste ganas de leérmela a mi, jaja... Muchisimas gracias por aclarar el misterio que reinaba entre Judy, Jane y Rachel y en cuanto al libro pues vaya, no sé si es recomendable para todos los gustos, en su primera mitad requiere un poco de "paciencia lectora" pero una vez que alcanzas el final te sorprende la manera en que la historia le llega a uno dentro...¡por lo menos a mi!, así que si terminas por leerla me va a encantar saber lo que te pareció sea cual sea tu opinión.
      Otro abrazo grande para ti, muchas gracias por tu aportación y "¡feliz fin-de!"

      Eliminar
  5. Yo recomiendo "The Remains Of The Day"! Muy buena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente esa es la que recomendaba Moisés y ya la tengo en mi lista. De todos modos muchas gracias por la sugerencia ;-)

      Eliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...