domingo, marzo 08, 2015

UN ANGEL KITCHEN PRESENTS: ¡DOS POR UNO! ISLA FLOTANTE Y TARTA DE GIANDUIA


¡Cuando parecía imposible llegar más alto!
¡Cuando parecía imposible dar más!
...¡un-angel kitchen's se supera!
 ofreciéndote hoy...

¡DOS POR UNO!

¡Dos maravillosas recetas en un solo post para el deleite de tus sentidos"

...y la razón no es un arrebato de generosidad injustificado, sino solamente el resultado de haber hecho mis deberes como fiel discípulo de mis dos nuevas inspiraciones culinarias.
Ellas son dos féminas y cada una a su manera  es tremenda: 
Mi primera dominatrix del día va a ser esta muchacha de amplia sonrisa y flequillo irregular:

¡ALMA OBREGÓN!


En el mundo de Alma todo es mono, superchulo y mega-genial. Puedes verla y parecerte una pija de campeonato jovenzuela inofensiva que en algún momento de su evolución quedó estancanda en algún episodio entre "Los osos amorosos" y "Candy Candy", pero bajo su tierna -y un poco ñoña- apariencia de aspirante a ursulina se esconde toda una máquina: además de estudiar comunicación audiovisual, es chef pastelera por la prestigiosa academia "Le Cordon Bleu", tiene cinco libros de recetas publicados,es presentadora de dos programas de televisión y para colmo es corredora de maratones y además tiene un novio con barbitas, un perrito y una gatita que es un sol... ¿no resultaría sencillísimo ODIARLA?...


...pues es al final te cuesta porque ¡es tan maja y tan extra guay!....¡es que es un amor!

Un amor y nada que ver con su compañera y a la vez contrincante en este episodio angel.kitchenero: se trata nada más ni nada menos que de la TREMENDA....

 ¡Nigella Lawson!

Hela aquí, con un cuerpazo que no hay gitano capaz de saltárselo:


Esta británica no solo cuenta con su aire de licántropa devora-hombres para seducir a su audiencia: además es una chef, periodista y presentadora de television con más de tres millones de libros de cocina vendidos en todo el mundo. 
¿Su maldición?...pues ese perfecto embalaje que sustenta su cerebro y que no puede pasarse por alto, tanto como para haberle adjudicado el título de "reina del porno gastronómico".
Ver a Nigella cocinar espaguetis enfundada en sus ajustados vestidos y con sus tacones repiqueteando el suelo cuando viene y va por la cocina es toda una experiencia que me supongo dejará a varones más heteros que yo salivando cual coyotes famélicos...

Presidente del club de fans de Nigella incapaz de decidirse
entre muslo o pechuga



¡Bien! pues estas dos zagalas son las creadoras y/o inspiradoras de nuestras dos recetas de hoy, de nuevo ¡dos postres!, lo ideal para sabotear todas esas operaciones-bikini recien nacidas que andan pululando por ahí...

Orondas seguidoras de "un Angel Kitchen's" luciendo los buenos cuerpos
que crían las recetas de esta casa.

Mi primer experimento es una receta de Alma títulada....

ISLA FLOTANTE


Tu primera intención va a ser salir corriendo, porque es una receta para la cual hay que hacer tres elaboraciones:
- Unas natillas ( o como lo quieras llamar ), que será el océano en el que floten tus islas.
- Un merengue,que constituirá la isla en cuestión.
- Un caramelo, en principio solo para la decoración pero que después también tiene su aliciente para el propio postre.

¿pero a donde vas, Manolo?

Esto es más complicado contarlo que hacerlo:
Para las decoraciones de caramelo vamos a usar 200 g de azúcar, 60 ml de agua y Alma añade una cucharada de glucosa que me suipongo tendrá su función, pero como yo no tenía, la pasé por alto.
El mecanismo sencillísimo: ponlo en un cazo, dalo vueltas y cuando se ponga de color marroncito claro, lo sacas y lo metes en un bol con agua fría para detener la cocción del almíbar. Después sobre una hoja de papel de horno por ejemplo, dejas caer unos chorrillos haciendo adornos como así:

                                         

Ahora lo dejas a un lado enfriando y vas al paso dos. No, de como queda el cazo con el azucar  caramelizado duro como una piedra ahí incrustado no vamos a hablar. ¿Sería para eso la glucosa?

Las natillas llevan lo siguiente:

250 ml de nata 35%
250 ml de leche
5 yemas de huevo
125 g de azúcar blanco
1 vaina de vainilla

Con los talentos y maneras que ya despuntas tras tantos capítulos de angel kitchen's, vas a poner a calentar ( no hervir, que te conozco ) la nata con la vaina de vainilla y la mitad del azúcar.

                                      
Apréciese el detalle no casual del envase vacío de la vaina de
"Vainilla de Madagascar".
Chúpate ese momentazo internationality, Almita.

Entretando bates las yemas con el azúcar hasta que blanqueen ( = hasta que notes que tu codo cruje y tu biceps te suplica no-mas-malos-tratos-por-favor ), 

                                      
A punto de tirar la toalla y ni siquiera empezaba a blanquear

...entonces vas agregando la nata a las yemas ( nata que no hirvió, porque si lo hizo quizás puedes estar preparando una tortilla en este mismo momento, Maritrini ) con ternura y también la leche...y cuando lo tengas todo ahí lo devuelves al cazo y, a fuego lento y removiendo sin parar, vas calentando el asunto hasta que al sacar la cuchara de la crema puedas pasar el dedo por el dorso de la ídem y dejar el caminito marcado:

Ilustrativa imagen extraida by the face del blog "Bake My Day"

Ya, aunque vas a encontrarte con que llevas media tarde cacharreando y oyendo juramentos de tu progenitora, tienes casi todo el trabajo conseguido: ahora coges 4 claras ( de las que te sobraron de las 5 yemas anteriores ), y añadiendo el azúcar poco a poco las bates a punto ¡de merengue! claro.
Aquí en este punto ocurrió un percance inesperado porque a pesar de utilizar mi accesorio batidor de varillas de la miniprimer dichosa, ¡las claras no se montaron!...¿porqué, Alma?

"¿Que porqué no te montaron? Pues no te montaron
 por llamarme pija, so asqueroso, castigo del destino, jijiji"

Total que tuve que repetir el batido dos veces desechando las primeras y proyectando -en los momentos esos de desesperación en que batía con urgencia gritando "¡monta!¡monta!"- gotitas blancas y espumosas por todas partes talmente como si en vez de preparar unas islas flotantes hubiera estado organizando un gay gangbang de esos...

Descripción visual de lo que es un gangbang para desinformados,
 utilizando animalillos para proteger tu sensibilidad

A continuación tendrás un cacharro ( "¿otro cazo a manchar?" te oigo decir ) con leche caliente -no hirviendo- y ahí irás echando hermosas cucharadas del merengue  ( tus futuras islas ) que "pocharás" cinco minutillos dándole vuelta con una espumadera....
Déjalas reposar, enfría bien la crema y si has tenido suerte el resultado será MEJOR que este, porque como se ve, el merengue no estuvo a la altura:


La propuesta numero dos era la de Nigella, y consistía ni más ni menos que en....

"LA TARTA DE NUTELLA DE  NIGELLA LAWSON"

...que te recomiendo no preparar el mismo día que las islas flotantes si no quieres que tu progenitora te niegue el acceso a sus instalaciones tal y como estuvo a punto de ocurrir en mi caso ( y eso que la preparé al día siguiente ):

"¿como?¿que mi cachorro angelito-chiquitin va a hacer mi tarta de nutella?"
"¡guau!...¡guau!"

Para no perderme diciendo gansadas ( que me conozco y entonces esto no tendría fin ) he aquí los ingredientes para el pastel:

6 huevos XL separados las yemas de las claras.
Un pellizco de sal.
125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
400 gr. de Nutella (1 bote).
1 cucharada de Frangélico, ron o agua.
100 gr. de avellanas.
100 gr. de chocolate negro derretido.

,,,y estos los ingredientes para el baño:

"¡Genaro!...¡sal del pilón INMEDIATAMENTE!"

100 gr. de avellanas.
125 ml. de nata doble.
1 cucharada de Frangélico, ron o agua.
125 gr. de chocolate negro.

He aquí como siempre los ingredientes en reunión

...y habrás reparado en el detalle:

Comprando estos huevos colaborarás al sostenimiento 
de una granja llena de cocoricas felices...


El proceso de elaboración es sencillo aunque quizás un poco trabajoso: en un cacharro mezclas la Nutella ( que bien puede ser cualquier otra crema de cacao de las de toda la vida ) con la mantequilla a temperatura ambiente...obtendrás una crema farragosa y difícil de revolver:

"¡Santo Urigeller, la cuchara se sostiene sola!"

A continuación incorporas las yemas, la cucharada de licor o de agua ( yo le puse un chorrete de coñac )...

"Buena elección, tocayo...¡hips!"

...las avellanas molidas ( yo le puse almendras ), y por fin las claras batidas a punto de nieve con los suaves y envolventes movimientos de masajista experto en finales-felices que ya hemos descrito en otras ocasiones. Si lo hiciste bien y lo pusiste en tu molde de silicoña, el aspecto tendría que ser parecido a este:

"Silicoña Blue al ataque"

Nigella lo mete al horno precalentado a 180º durante 40 minutos, pero mi experiencia es que pasados los primeros 30 minutos es mejor que le eches un vistazo regularmente y lo pinches con una aguja para ver si sale seca, porque a mi en ese tiempo casi-casi se me churrusca. Durante ese tiempo puedes entretenerte poniendo las avellanas enteras ( o las almendras troceadas que tenía yo ) en una sarten para tostarlas un poco y dejarlas enfriar antes de usarlas para el baño pastelero. En este útil imagen puedes apreciar la tarta y las almendras listas para el mambo:


El resto es muy simple: en un cacito calientas la nata sin que hierva, le añades el chocolate, lo fundes con mimo, le añades otra cucharadita del licor o brandy ( si es que no empleaste el tiempo de cocción en cocerte tu mismo también un poco terminando con lo que quedaba del coñac, jiji ) y bañas el bizcocho -ya frío- y echas por encima tus almendritas troceadas o lo decoras con las avellanas enteras como hacía Nigella...¿el resultado?...¡tachán!


¿No es sencillamente estupendo?

"Que orgullosa está tia Nigella de ti, cachorrito...
¿tendré que rascarle el lomo a mi chuchito lindo?"
"¡Guauguauguau!"

Tia Nigella quedó orgullosa pero no tanto mamá-progenitora, que quizás por encontrarse un poco exhausta psicológicamente tras esta maratón-repostera empezó a cuestionar como dije antes mis futuros accesos a sus instalaciones para nuevos experimentos culinarios... ¿podremos continuar con nuevas entregas de estas angel kitchens haciendo un fuego de leña en algún merendero alejado de la civilización como sugirió la propietaria de la cocina? ¿o terminará ablandándose y levantándome la orden de alejamiento?
Sea como sea, esto merece ¡una fiesta! Una fiesta caliente, jajaja


¡Una vez más otra cadena de éxitos encadenados de un-angel-kitchen's!...
Que lo experimentes, que te aproveche y sobre todo ¡que pases una feliz semana!

Seguidora de la sección con su operación bikini
bien encarrilada declarando:
"I love an-anyel-kichens!!!"

20 comentarios:

  1. LA isla flotante es un postre típico argentino, que trajo la profa de inglés de mi tx a una party que hicimos y que me resultó megahiperempalagoso. ¿Qué tal estaba de dulce la tuya? (tu isla, se entiende)

    ResponderEliminar
  2. La isla flotante empalaga con sólo leerla pero la tarta de Nutella la tengo que probar.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja, neno, esos comentarios son geniales. Al final, para que no haya duda: ¡todo caliente, pero hervir!

    A mí el merengue no me hace demasiada gracia, me quedo con las natillas a secas. O con arroz con leche... Ainssss, que ya estoy babeando...

    ¡La tarta tiene un pinta estupenda! Toma, clarop, con la silicoña azul todo sale estupendo.

    M'encanta Alma. ¿Tendrá un lado oculto y oscuro o toda ella será así, tan Candy Candy? Nigella me da miedo... pero ¡vaya preciosidad de cocina-jardín tiene la tía!

    ¡Muy buena semana, neno!

    ResponderEliminar
  4. Mochete:
    Pues además de postre típico argentino es típico burgalés, porque hablando después por aquí de mis experimentos resulta que todo el mundo tenía una abuela que hacía unas natillas y al servirlas les añadía una cucharada de merengue cocido en leche...claro que igual aquí no lo llamaban "isla flotante". Yo siempre pruebo mis postres con mesura y a mi me resultaron muy buenas en las proporciones que sugiere Alma, pero es verdad que no me comí más que unas cucharaditas...
    ...mi profesora de inglés no estaba buena porque no tuve, pero tenía un profesor de inglés americano que se llamaba Robert y que tenía el labio inferior un poquito como así que me tenía loco perdido...entonces creo que el hipermegaempalagoso era yo, jajaja, así que acabó liándose con una rubiaca. ¿Pero qué estoy contando yo en un post repostero, por diosss?

    ResponderEliminar
  5. Christian:
    Seguramente te empalaga la sola lectura porque piensas en el merengue tradicional que venden en las pastelerías, pero este es mucho más ligero y menos dulzón. ¡A mi fíjate que me resultó mucho más empalagosa la tarta de Nutella!
    Abrazos, guapetón.

    ResponderEliminar
  6. Haddoquin:
    Como le dije a Mr. Christian, este merengue no es tan empalagoso como el de costumbre. Yo no soy nada amigo del merengue pero aquí el resultado tiene poco que ver con el de costumbre, o al menos eso me pareció a mi.
    La silicoña, de nuevo me trajo suerte cual pata de conejo, porque el resultado fue muy bueno y los comensales quedaron muy contentos con la tarta ( y eso tal cual le dije a Christian, a mi me eran mucho más agradables y ligeras las natillas que la tarta, ¡fíjate! )
    En cuanto a mis musas culinarias, jaja, Alma es un amorrrr, sí, (¿lado oscuro?...¡pero si es toda ella chachi y genial! :-) ) y Nigella impone mucho, pero ambas son muy carismáticas y entretenidas de seguir televisivamente hablando...bendito Canal Cocina de la tele de la progenitora, si no nunca las hubiera conocido, jeje.
    Buena semana a ti también y gracias por las críticas positivas, majetón.

    ResponderEliminar
  7. Alma me cae mal, así de primeras lo digo, a mi es que esta gente tan flower power como que no (ya metiéndome con alguien sin conocerla de nada, para que luego me queje de fama de gruñón).
    Los postres, madre mía nene, que maravilla y que elaboración, me ve incapaz de hacer ni los dos primeros pasos de cada uno, si tuviera que elegir, por un lado la isla flotante me parece que va a ser demasiado empalagosa, sobre todo por el merengue, y es que estando la silicoña azul por medio me puede el corazón, me decanto por la tarta por supuesto.

    ResponderEliminar
  8. Desgay:
    Otro descreído con las islas flotantes...es que sois muy silicoña-adictos y así no le dais oportunidad al resto,corcho.
    No me extraña que Alma así sin conocerla te caiga mal, a mi de primeras, conociéndote a ti poco y a ella nada, me resultais totalmente inmiscibles,jajaja.
    Feliz semana, majete.

    ResponderEliminar
  9. Ay, el gang bang de animalillos. es toda una ternura. Tu siempre tan considerado. con los merengues no me atrevo, pero en cuanto a la tarta, hice una aproximación a una version inspirada en algo parecido. es decir eché un poco de cada cosa en un mug, lo revolví como pude y al microondas con ello. Sorprendentemente bueno. creo que es por eso que su marido acostumbra a estrangular a Nigella al estilo homer ahorcando a bart. porque sabotea despiadadamente su operación bikini

    ResponderEliminar
  10. Blackmount:
    jajaja, menos mal que tu reparas en los detalles tiernos como el gangbang de animalitos...
    Ese experimento tuyo culinario está muy bien, porque de esos impulsos creativos de uno es de donde salen las ideas nuevas y geniales, ¡espero que tomases nota de los ingredientes!...yo con el paso del tiempo me estoy volviendo menos aventurero y no solo para la cocina, ainssss que mayores nos hacemos...
    Si yo tuviese como esposa a Nigella probablemente pesaría 120 kilos y ella misma ya me habría puesto una orden de alejamiento, jajaja.
    Un abrazo y gracias por tu visita, guapo.

    ResponderEliminar
  11. Yo me quedo también con la tarta sin dudarlo, sobre todo ahora que llevo una semana cenando lechuga...

    ResponderEliminar
  12. Driver:
    Ay, tu cenando a base de lechugas y yo de fruta...¿lograremos ponernos buenorros con tantos sufrimientos?

    ResponderEliminar
  13. MÁS buenorros, querrás decir... :-D

    ResponderEliminar
  14. jajajaja...justo,justo eso quería decir...no sé si tomarme un pastelazo esta noche porque si no voy a ir por ahí haciendo competencia desleal con este palmito que me gasto, jaja

    ResponderEliminar
  15. Pues mira, a mí me tira más la isla flotante. La Nutella se me hace como demasiado pesada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. David:
    Te tira la isla y haces bien, todos estos se tiraron a por la tarta pensando en el excesivo dulzor del merengue pero al final, resulta muchísimo más empalagosa y pesada la primera. Si tienes que tomarla ( o servirla ) es mucho más digerible con una bola de helado por ejemplo de vainilla...pero claro, entonces ya de las operaciones bikini ni hablamos...

    ResponderEliminar
  17. Yo como siempre hago top less a mi la operación bikini no me preocupa ;-)

    ResponderEliminar
  18. jajajaja....es verdad, yo también soy super top-less, pero en nuestro caso tampoco debemos perder de vista la operación tanga

    ResponderEliminar
  19. Bah, ahora se lleva el "bottom less" https://www.youtube.com/watch?v=cc2vE8n07_s

    ResponderEliminar
  20. Vaya, pues voy a organizar yo una fiesta bottom less de esas, jajaja, a la que por supuesto estáis todos cordialmente invitados, jaja

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos...

El último mar que compartimos juntos...
...esta vez sí, estabas conmigo...

Etiquetas