sábado, abril 12, 2014

SLOW LIFE


¿Sábado por la tarde?... Bueno, no puedo decir que no lo sea, pero para mis efectos viene a ser más o menos un martes o un miércoles.
Cielo gris, aire frío, trabajo nocturno, ¡imagina!, por mucho que me lo proponga no puedo pensar en una situación que inspire menos deseos de disfrutar la vida y más ganas de ponerse en "piloto-automático" y circular con los ojos cerrados esperando que lleguen momentos más halagüeños...
¡PUES ERROR-ERRORRR-ERROOOOOOR!: 
Ha caído en mis manos un estúpido libro titulado "Slow life" cuya moraleja es "no esperar al viernes para disfrutar de la vida y sus pequeñas cosas". Proponiéndote estúpidos planes como ver documentales de la 2 mientras oyes música chill-out, amasar pan siguendo tutoriales del youtube o lijar y barnizar el marco de la puerta donde suele afilarse las uñas el gato ( sí, ese donde hace pis cuando tiene un día chungo ), pretende concienciarte para que no esperes a "vivir" solamente en vacaciones y los fines de semana. Porque si lo piensas, vas a pasarte buena parte de la vida esperando esas breves fechas puntuales y otra buena parte con la depre de lo pronto que se han pasado y pensando cuando volverán.
No me he leído más que la cuarta parte de "Slow life" y aún viendo objetivamente que es una tontería, también entiendo que es una tontería bienintencionada. El camino a "Utopía" -ese maravilloso lugar donde todos los días son viernes por la tarde o vísperas de fiesta- es largo, por lo cual es muy fácil que no llegues a tener tiempo suficiente para pateártelo entero y encontrar al final la playa con las palmeras cocoteras y los chulazos en tanga.

...por eso y aunque a buen seguro para ti hoy es sábado por la tarde y no quieres pensar en el lunes por la mañana, un-angel-productions te adelanta las palmeras...


...el chulazo...


...y no tener ni tu ni yo excusas para no mirar el momento presente y concluir que...


...que parece que estoy haciendo una labor social, pero lo hago todo por mi mismo, que conste :´(

6 comentarios:

  1. Hago tantísimas cosas entre semana que no veo el momento de que llegue el viernes para descansar...

    (Me encantan Ace Of Base)

    ResponderEliminar
  2. Sábado por la tarde, enciendo el ordenador para ver poco más que el correo y las noticias; paso breve pero me detengo en la puerta de algún amigo... Hace sol, mucho, calor como si ya fuese junio, uffffffff, no ha llovido nada en estos meses y la primavera es seca y áspera, como el viento del norte que aquí tanto nos molesta a su paso.
    Tengo que irme. Buen turno, amigo, y disfruta tu lectura. Le doy toda la razón a quien dice que no hay que esperar nada del mañana. Hoy, aquí y ahora... ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Driver:
    En no sé qué libro -no en "slow lfe"- leí una frase que decía ( y creo que he dicho más veces aquí ya porque es un reflejo de nuestros tiempos ):
    "Cada cosa que empiezo la termino a toda prisa para poder hacer otra"
    Hay que tomarse de vez en cuando momentos para PARAR y pensar un poco, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Brokemac:

    Un abrazo grande, Mari...la primavera del Norte te gustaría más, está siendo fresca como siempre, tirando a húmeda y sobre todo VERDE :)
    Del mañana no hay que esperar nada por si acaso, lo mejor es exprimir al máximo lo que tenemos hoy, tu lo has dicho.
    ¡Un beso grannnnnnnnde! y feliz primavera, claro...

    ResponderEliminar
  5. ¡Me gusta ese planteamiento! No posponer pequeños placeres. Que luego el viernes llega y el finde se va en un suspiro. Que cada día tenga su aliciente. Para los grandes placeres, la playa con plameras y con el chulazo ya vendrá un finde laaaargo; y si se atrasa, pues una espada de finde.
    ¡Nada de retrasar las cosas buenas!

    ResponderEliminar
  6. Haddoquin:
    ...ya sabía yo que a ti, que normalmente eres mu flower-power, este argumento te iba a convencer,jeje.
    En teoría suena muy bien, luego la práctica es otra cosa

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...