jueves, noviembre 07, 2013

PEQUEÑAS DOSIS DE BUEN ROLLO

En los tiempos en que la realidad circundante se torna nada halagüeña o poco estimulante, está comprobado que sumergirse en el ciberespacio supone una alternativa que puede conseguir hacer más llevaderos momentos de crisis. Cuando lo hago siempre me da la sensación de ser un pez en una pecera y ver la vida de los otros desde el otro lado de un cristal, pero aún así esa visión parcial del mundo de esos otros es una experiencia que te permite durante unos minutos vivir ( disfrutar / sufrir ) vidas ajenas y plantearte también tus propias carencias personales...
Tengo un hermoso ramillete de caballeros ( también hay damas en mi lista pero casualmente son ellos los que más me aportan ahora el mencionado buen rollo ) a los que acudo en busca de esta vida no propia, cada uno con su personalidad y que aportan la dosis exacta de su propio aroma y sabor para rescatarme de estos ratos en que la insipidez y el blanco y negro parecen adueñarse de mis días. No es cuestión de repasarlos uno a uno porque ahí al lado está mi "blog roll" ( o como se llame ) donde se registran los lugares que visito habitualmente, pero en este caso voy a rescatar tres porque estos últimos días cada uno de ellos me ha aportado con una canción una dosis de positividad que, como dice el título del post, ha sido un chute de buen rollo.
Vamos a verlo.

Pasando el mocho - The Pipettes

Me río muchísimo con la visión del mundo y las crónicas de la vida madrileña que hace Mr. Mocho en su espacio, pero además de ello a veces me descubre pequeñas cosas que me hacen subir las endorfinas sin mover un juanete de la silla, cosas como esta que me provocan además una sonrisa. 
Las Pipettes están catalogadas como trío de "indie pop" aunque como ellas mismas dicen hay además cuatro caballeros ( ¡The Cassettes! ) a cargo de los instrumentos que no deben olvidarse a la hora de pensar en los componentes de la banda. Llevan funcionando desde el 2003 ( lo que demuestra mi tremendo grado de desinformación en esta y en otro montón de cosas ), su rollo se ha comparado con los grupos de chicas de los años 60 y el primero de los temas que aparecían en el video que Mr.Mocho sugería en su post, era este "Your Kisses Are Wasted On Me"...
Si oyendo esto no eres capaz de sentirte mejor, es que debes ajustar la trompetilla de tu audífono.


Mulholland World - Being boring

El siempre interesante, sugestivo y sugerente Alforte recordaba en el último post de su espacio "Mulholland World" este tema de los Pet Shop Boys que también ha contribuido a su manera a hacerme más bonita la semana. 
Sobre los Pet Shop Boys hay poco que pueda decirse que no sea mi propia relación personal con ellos: cuando era jovencito tenía una prima de esas ultra-modernas y mega-listillas que siempre parecen empeñadas en demostrarte que cuando tu vas, ellas hace decadas que han vuelto. Por entonces ella era super-fan de los Pet Shop Boys ( "los pechosbois" en su argot choni-guerrillero ) y eso bastaba para que a mi la mera mención del grupo me causase urticarias...pasado el tiempo, en un bar al que iba con mis amigos y con un nivel de decibelios que debería estar multado, repasaban de continuo media docena de canciones entre las que además del "Samurai" de Vicky Larraz ( jaja ) ponían insistentemente la versión del "Always on my mind" de estos muchachos, ¡y me encantaba!...salíamos del garito con media docena de cervezas puestas y los oídos como si estuvieramos en el interior de una piscina, pero felicísimos con la vida. A raíz de eso y ya superados los complejos de inferioridad ante mi prima, me compré el LP "Introspective" de los "Pechosboys" y a partir de ahí mi concepción de la música electrónica cambió por completo.
Este "Being Boring" sugerido por Alforte es menos conocido y sin embargo me inspira un sentimiento parecido de extraña e injustificada felicidad...


Cool Frenesie - I miss you most of all

Mi último chute de energía es esta canción que proponía el señor Calamarin desde su elegantisimo blog "Cool Frenesie", y que está interpretada por un señor llamado Jay-Jay Johnson del que no había tenido noticias hasta ese momento. Pertenece al último album de este artista, un trabajo titulado "Cockroach" que el Google-traductor me traduce como "Cucaracha" ¡glup!. 
La canción, a pesar de que su letra me puede resultar especialmente triste en este jodido y puto momento de mis cosas, me suena tan extraña, tan rara y tan hermosa que me llega directa al corazón....

I miss you most of all
When I wake up in the morning
And when you're not here by my side
When I go to bed at night
That's when I miss you the most

Es imprescindible escuchar este tema por lo menos una vez porque es...especial...


Ahí tienes, tres "chutes" que me recuerdan que la vida es demasiado corta como para perder el tiempo esperando nada...
Que cada segundo desaprovechado corre en contra de nosotros mismos...
...y que la vida no hay que desperdiciarla planeando eternidades, que hay que apurarla de minuto en minuto, de instante en instante, porque la propia vida con su bella y salvaje imprevisibilidad no nos garantiza lo que puede ocurrir el segundo siguiente.

A los involuntarios protagonistas, gracias por vuestro igualmente involuntario aporte en mi espacio y en mi vida cotidiana.

Y a ti, visitante, como siempre gracias por pasarte por aquí. 

2 comentarios:

  1. Eyyy, las Pipettes ya no son un trío, son un dúo. Espera que busco la historia... (mientras, ponte Pull Shapes)... a ver, ya

    Pulsa... aquí:
    clic

    ¿Aclarado?
    Yopur kisses are wasted on me!

    ResponderEliminar
  2. ¡Caray, yo me quedé en cuando salía Julia y entraba Gwenno, vaya trajín han tenido después!
    Pues muchas gracias por la aclaración, Mr. Mocho, y sobre todo por la aportación cotidiana a mi buen rollo.
    El "instructional dance video"con estas chicas que pusiste en el blog era tremendísimo, jajaja...
    Un saludo, guapo.

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...