lunes, febrero 25, 2013

LAS TENTACIONES DEL ANGEL




...y como estoy que lo tiro y hoy descanso después de seis días de duro trabajo nocturno, pues inauguro ooooootra nueva sección en la cual contaré las cosas que en cada momento me distraen, me entretienen o me seducen, con lo cual además de entretenerme yo se hará un estudio de campo sobre la fugacidad de los gustos humanos y de como cosas que hoy me vuelven loco mañana no me mueven un pelo, y viceversa.
¿Y qué tienta a un ángel estos gélidos días con los que Febrero nos dice adios hasta el año que viene?...
Pues durante estas noches me tentó literariamente "El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares",de Ransom Riggs, una curiosa novela construida a partir de la imaginación del autor y unas inquietantes fotografías que yo iba a definir como "victorianas" pero ¿como las llaman ahora?...ah, sí, "vintage". Bueno, la novelita puede que esté orientada a un público más o menos juvenil pero puede convencer a un adulto aburrido durante un turno nocturno y muchas horas por delante luchando contra el sueño. Me ha gustado la idea y me gustó el arranque, pero después me sentí ligeramente defraudado ante el cariz que toman las cosas, me esperaba yo que iba a ser todo mucho más siniestro y me quedé un poquito con las ganas. De todos modos no me aburrí ni un solo momento, eso es cierto, y lo curioso es que las imágenes son "reales", es decir, no están preparadas para la novela sino que son fotografías que el autor ha encontrado en colecciones particulares, mercadillos de esos en los que se vende de todo y lugares parecidos...total, me daba curiosidad y me quité la espina que me venía corroyendo hacía unas semanas.
Por hacer un reportaje completo sobre el librito, que no falte una imagen del autor que es ese chico tan guapo que aparece ahí como aquel que dice a la izquierda....y hablando de chicos guapos, ¿qué más me tienta y entretiene?...jajaja, como bien sabe mi querida Ronronia, televisivamente estoy siguiendo -cuando puedo- la serie "True Blood", ya voy por la quinta temporada y el seguimiento es por un lado debido a que me divierte y me hace mucho de reir, y por el otro a que el material masculino que aparece es de muy buena calidad, ¡menudos potros!. Quien siguió la aventura espacial con licántropos ya pudo ver en el capítulo inicial y final a los dos más potentes, y si no los viste pues no tienes más que mirar "los santos" del último capítulo y ahí al final te encontrarás con una muestra de la barbaridad de tíos que salen en la susodicha serie, todos así como que de tan puro buenorros parece que son hinchables...
...además en mis noches libres y solitarias también sigo la segunda parte de la terrible "American Horror Story", que no tiene nada que ver con la primera salvo que es también muy "Horror", pero en la que además continúa como gran aliciente la mismísima Jessica Lange haciendo un tremento papel que en definitiva creo que es lo que salva la temporada. No me atrevería a recomendar esta serie a nadie porque hacen falta estómagos fuertes y nervios templados para aguantar según qué momentos, pero en cambio voy a cascar aquí un estupendísimo video musical que circula por ahí y que el guapetón Alforte ya publicó en su altamente aconsejable "Mulholland World" ( y gracias al cual por cierto me cosqué yo de que la segunda temporada de la serie ya estaba en marcha ). En él Jessica sufre una metamorfosis y pasa de  ser una monja con problemones gordos propios y ajenos a convertirse en una fifties-pop-singer que interpreta una flipante canción titulada "The name game", la cual plantea el reto de ser capaz de tararear el nombre de cualquier persona sin que parezca muy forzado...¿como?...¿que no te lo crees?...pues menuda es la Jessie.
Esta es para bailarla, ¿eh?...



Y para finalizar las tentaciones del angel, recientemente he descubierto gracias a mi querido y bienamado Mr.G un programa radiofónico de Radio 5 titulado "Wisteria Lane" dedicado al mundo LGTB. Solo es una hora, los sábados por la noche ( pésimo momento en el que quien no está de farra, está a otras cosas pero casi nadie a oir la radio, creo ), de ahi que la mejor alternativa para escucharlo sea a partir de los podcasts o como se llamen esas cosas, que se encuentran disponibles en la página de Radio 5. Yo suelo ser extremadamente crítico con este tipo de asuntos destinados al "público gay" porque casi siempre suelen caer en los mismos estereotipos, las mismas actitudes y los mismos rollos que me hacen renegar de los lugares de "ambiente" y de la fauna que los frecuenta, pero vaya, puedo decir que dejando a un lado lo obvio que se supone va aparejado a este tipo de programas en cuanto a tipo de información y temas serios a tratar, lo más destacable es el estupendo sentido del humor que se gastan y lo mucho que pueden hacerme sonreir y a veces hasta reir. Wisteria Lane cuenta con una página de Facebook donde la gente puede intervenir, y como digo, cuenta con su rinconcito en la página de radio 5 para quien quiera aventurarse a escuchar programas pasados...

...y hoy no doy más de sí, chico, cuanta tentación...ahora lo que más me tienta es una siesta, jeje...

¡feliz semana a tutti!

4 comentarios:

  1. Y este ejercicio tuyo de exponer los vicios tolerables nos viene tan bien a los que buscamos nuevos vicios.

    Trubló lo dejé sin terminar la segunda temporada. Pero totalmente de acuerdo en lo de los potros salvajes con las crines al viento de la marisma...

    El horror de la historia americana primera me subyugó (si es que se puede estar subyugado que parece muy complicado) y ahora ando pendiente de jincarle el piño a la segunda temporada.

    De libros ando bien surtido siempre y entre lecturas más difíciles de digerir siempre intercalo mis libritos de ciencia ficción, el último de Asimov, Los propios dioses, que habla más de vanidad que de ciencia pero bueno.

    A lo que voy, qué bueno es tener hambre tío. Me quedo bailando con la Jessi...

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, el apetito siempre hay que tenerlo, si no es que uno no está bueno, ya lo decía mi abuela,jeje.
    En cuanto al surtido de potros, es una pena que te quedases en la segunda temporada del Trublu porque luego el plantel mejora de narices, jajaja.
    De esta horror story americana no te digo nada, solo que es una historia totalmente diferente y una ida de olla total, jaja. Para mi gusto ya te digo, lo mejor la Jessi, que es grande la tía.
    Y de libros sí, casi todos tenemos una buena lista de espera. Yo llevo una racha en que me he vuelto facilón y dejo a un lado los de dificil digestión como dices tu para decantarme por cosas más triviales que no me hagan pensar mucho... a ver si hago propósito de enmienda y me meto algo al cinto que tenga un poco más de fundamento...
    Un abrazo, majete.

    ResponderEliminar
  3. Le echaré un tiento a Wisteria Lane aunque nada más sea porque se llama igual que la calle de "Mujeres desesperadas". Y probaré con American Horror Story, dado que tu recomendación de True Blood me enganchó de semejante manera.

    Qué bueno es caer en las tentaciones, madre.

    ResponderEliminar
  4. Ay chata, la American Horror Story no sé si recomendártela, hay que tener a ratos un estómago curtido o unos nervios templados, según el momento.
    Lo de Wisteria Lane, jajaja, no sabía que era el nombre de esa calle. Es un programa radiofónico MUY orientado al público LGTB ( ahora estoy pensando qué significaba la B ) con los temas que se suelen tratar en estos casos, pero cuando sacan el punto humorístico te ries bastante...a ver qué te parece a ti.
    ...un beso, majetona.

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...