viernes, diciembre 28, 2012

3 DIAS Y SIGUES PECANDO DE INOCENTE

...y no lo digo por el día en concreto sino porque tengo una realidad circundante que a veces parezco no ver y solo de vez en cuando, si se me cruza y me doy de bruces contra ella. la veo y entonces me digo "pero hijo mio qué inocente eres por no decir qué capullo". No me tengo por persona excesivamente buena, mis procesos mentales son retorcidos...no, tortuosos, ( me encanta la palabra "tortuoso" ) y creo que si no soy más malo no es por falta de aptitudes, sino por debilidad o por cobardía. 
Un malo frustrao, eso soy yo, jejeje. 
Y a pesar de todo todavía me sorprendo de lo tontorrón que puedo ser, de como me creo lo que me cuentan y de como me la meten doblada en cuanto me descuido, y como paso luego un laaargo rato parpadeando, preguntando "qué ha pasado" y pensando en como ha sido la situación y en porqué seré eso, tan, pero tan-tan tonto.
No voy a entrar en detalles porque hoy tocaba el ranking musical del año pero me estoy viendo que tal como funciona hoy el internés, será un milagro si consigo publicar la entrada de hoy con tan solo estas reflexiones. Que solo me he acordado de la fecha en momentos puntuales, porque no me gusta gastar bromas y por tanto tampoco me gusta que me las gasten a no ser en un círculo muy-muy reducido de intimidad y de cariño en el cual se convierten en una forma más de demostrarse ternura...por lo demás, no me hacen ninguna gracia, y de hecho no voy a poner muñeco de "inocente" sino este peazo chorbo que no tiene nada de inocente y que me salió buscando no-sé-qué para las otras publicaciones del día...
Ahí va el susodicho:


...y gracias a lo bien que ha funcionado hoy la conexión, un día más tengo que cortar sin el ranking musical del 2012 que seguro mis millones de fans continuan esperando....
Paciencia, a ver mañana.
¡Feliz pre-ante-penúltimo día del año!

1 comentario:

  1. Vaya, eso que denominas tonto o algo así, puede que no sea más que una forma de manifestarse, aún a nuestro pesar, alguna parte de esa nobleza y esos principios de respeto y credibilidad con los que se construyeron muchas de nuestras raíces. Sí, ya sé que para esta sociedad y a este ritmo, tiene más inconvenientes que ventajas, pero nadie nos aseguró que este modelo fuese el mejor. Ni que convertirnos (de ser posible) a hijoputas nos iba a llevar a ser más felices. (Oyssssssssss... :)

    Un abrazo la mar de inocente :))))

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...