viernes, enero 05, 2007

SORPRESAS EN LA NOCHE DE REYES

...vuelvo a casa de malas pulgas porque hoy, precisamente hoy, en esta noche tan señalada, empiezo mi turno de noches, hace un frío que pela, el autobus me ha dejado en el quinto pino gracias a la cabalgata de los Reyes Magos ( es cierto, pequeñines, existen, se han bastado solitos para montar un cisco de campeonato y colapsar el tráfico en una ciudad pequeña como esta mientras hacían el paseillo...con la de cosas que tendrán que hacer como por ejemplo ponerse morados a champán por cuenta ajena casa por casa... porque en mi casa les dejábamos una botella de champán, cuatro polvorones y al día siguiente todo había desaparecido, era un milagro, y por más que saltábamos sobre la cama de papi y mami para explicárselo no había manera de sacar sus cabezas de debajo de la almohada, jajaja. ¿Quien ha documentado las curas de desintoxicación que SS.MM. tendrán que pasar año tras año cuando termina todo el show?)... a lo que íbamos. Pues volvía yo a casa rugiendo con una nubecilla negra de tormenta en la cabeza cuando al ir a cruzar una calle... ¿que se me atraviesa por delante así, como a cámara lenta, igual que en las películas?... ¡ si, nuestros viejos amigos, los bomberos de Burgos!, que volvían de la cabalgata en la que han desfilado -sin duda en plena campaña de marketing- con un camión rojo espectacular y la escalera esa que suele llevar el vehículo encima adornada de lucecitas de colores... ¡que monoooos! Hombre, si se hubiesen dejado asesorar por mí estarían todos en tanga pegando saltos bajo las luces de colorines, mientras por unos altavoces enormes sonaba aquello del "sex-bomb-sex-bomb" de Tom Jones... pero estaban tiernos con sus uniformes azules saludando a la afición... en fin, que la imagen me ha dado buen rollo y quería compartirla... y como no llevaba cámara para inmortalizar todo ese camión repleto de chulazos, pues he dejado ahí un guaperas para alegrar el ojillo a los-as montañeses-as.
...bueno, y sabedor de que la montaña es amplia como amplios son los gustos de los montañeros, aquí queda también mi querida Charlize demostrando que la víspera de Reyes es un momento tan bueno como cualquier otro para revolcarse en picardias sobre la arena...ah, Charlize, Charlize, como eres así, ni una postal en estas entrañables fechas...
Que los Reyes sean buenos con vosotros, nos vemos por aquí...



6 comentarios:

  1. Tus tonterías son mi primer regalo de Reyes (espero más). Gracias Angel, me alegro de que estés tan como siempre... ¿no habrás aprovechado para pedir un bombero a SS.MM. ? Si cuela, me lo dices y lo apunto en mi carta..jeje

    ResponderEliminar
  2. FELIZ DIA DE REYES AMIGO DEL ALMA!!!
    Los regalos del Sur, ya sabés, llegarán pronto... dejá unos días más los zapatitos ¿si?
    Besos ENORMES...
    ¿Hace falta decir que Te Quiero? Bueno, va de vuelta... TE QUIERO!

    PD.: Encuentros cercanos con los chulazos... pero qué envidia!!! ja ja ja ja ja!!! FELIZ DIA OTRA VEZ!

    ResponderEliminar
  3. Si hubieran sabido que el elemento que se cruzaba en su camino era su principal valedor en Burgos, de buen seguro que te suben al camión y ya en el cuartel armais una fiestorra ya en Calvins Klains y tintorro a manta.
    Espero que hayas sido bueno y SS.MM no te hayan dejado mucho carbón

    ResponderEliminar
  4. Que pena con lo de la cámara. No, si en estos tiempos, hay que tener los móviles esos que vienen con camarita incorporada.
    En fin, vale el chulazo que has puesto al principio.
    Gracias por el regalito.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ay Angelito, si tu los viste es como si nosotros hubieramos estado ahi.

    Viste, ¡qué regalazo!!! y me imagino que ahi inmediatemente se esfumó la nube negra!!!!

    Besos mi sol, te quiero

    ResponderEliminar
  6. Mi querido angelico, y es que las estrellas vigilan tu camino, concediéndote gloriosas golosinas llenas de luz cuando te ven tristorro.

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...