sábado, enero 13, 2007

RALLY FOTOGRÁFICO

Dada la belleza que exhibe mi monte ( bueno, "mi" monte no es, digamos el monte por el que troto cual feliz vaca lechera ), tuve la brillante idea de llevarme la cámara de fotos y mientras correteaba por sus recovecos, hacerle unos retratos para compartirlos con mis amigos amantes de la montaña... entonces, nos ponemos las zapatillas y hala, a chospar, pelotón...
...aquí, nada más empezar, una panorámica general... ¿los Alpes Suizos? No, Burgos, ahí al lado...

... la cámara se disparaba a veces sola en mitad de carrera y salían cosas curiosas como esta imagen del monte a toda velocidad...oh, cielos, pero si soy rapidísimo, jaja.
...mi monte en invierno. Un cachito....otro disparo fantasma... guau, la sombra de mis jamoncitos. Muerete de envidia, Jack Twist, jajaja...
...los campos castellanos, hemos subido y resoplado como locomotoras, cuesta un poco pero ¿y lo que ganamos en perspectiva?...
...por fin, la cima, una enorme pradera, pinos oscuros rodeándola y arriba, cielo infinito...mereció la pena el esfuerzo, ¿eh? El señor del perro es amiguete ( no puedo decir lo mismo del chucho, parece que los tios sudorosos y jadeantes en mallitas le inspiran sentimientos asesinos )...si supiese él que ha pasado a la posteridad así, sin comerlo ni beberlo... ...esperando la primavera..¡oh no, ha vuelto hacerlo!, creo que deberemos girar todos las cabezas 90º hacia la izquierda para apreciar mejor la imagen...Y para finalizar, otra perspectiva de la cima, sin señor ni perro( gracias a la ausencia del segundo, el fotógrafo estaba mucho más relajado )......eso ha sido todo, amigos, espero que hayais disfrutado de las vistas y de la carrerita. Ahora todo es cuesta abajo, el último paga los chocolates con churros, ¡a correr!

19 comentarios:

  1. Mira tú, que llevo unos días sin darme una carrera. El paseo marítimo está bien, pero tu monte es incomparable, tienes suerte. Aunque pensándolo bien no quiero ni imaginar el frió que debes pasar, por lo menos yo con lo friolero que soy no entraría en calor por mucha carrera que diera jjjj. Un besillo desde Málaga

    ResponderEliminar
  2. A pesar de llevar un año sin fumar.. oye, esto del monte me da unas fatiguitas... En plano lo que quieras... Ah, las fotos muy bien..
    2besotes.

    ResponderEliminar
  3. Oye nene, vaya carreritas te pegas. Y cuánto me gusta a mí Burgos...

    ResponderEliminar
  4. Para el frío sol de invierno, un poco de deporte.

    ResponderEliminar
  5. Ufffff, jope...

    Pero ha valido la pena.
    Eso sí, mucho frío, he pasado mucho frío.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  6. ains... Burgos.
    las fotos me llevan a paisajes similares, recuerdos de la infancia, olores, sabores.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que bello volver a ver ese monte..! Lo conocí en primavera, vi una magnifica foto con nieve (ejem...) y ahora... esperando los rigores del frio...
    Gracias por compartir tu lugar, ese que te inunda de pensamientos y sentimientos, que llegan taaaaaan lejos, bien al sur del mundo...

    Besos desde San Clemente..!

    ResponderEliminar
  8. Lugares que se nos pegan a la piel haciéndolos nuestros, gracias por dejarnos ver y compartir.

    ResponderEliminar
  9. Precioso publireportaje(¿no estarás vendiendo un terrenito.....?jajajaja!!!!).
    Correr por esos campos debe ser un placer. Un poco gélido eso si, y con perritos perseguidores, uf.
    Lo mejor, los jamoncitos(de Jack Twist, digo).

    ResponderEliminar
  10. Lindo recorrido. Con semejante paisaje, a quién no le encantaría correr a diario. Me quedo con la vista de los campos castellanos...¡preciosa!.

    ¡Gracias por el recorrido!, un saludo para el chucho(si lo permite claro).

    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Que bonito cielo azul invernal... y que suerte poder corretear por los montes burgaleses.
    Ah, seguro que lo del perro son celos porque sabe de tu predilección por los gatos...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  12. El aire frío penetra en los pulmones y, apesar de las lagrimillas que nos caen, todo es nítido y puro como el primer día del mundo y lo que sientes en esos momentos no se refleja en las fotos.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
  13. jajaja ay amigo, tu a todo le pones un colorido y una gracia incomparable...

    me encantaron tus fotos chico, están de lo más bonitas, chucho y paticas tuyas incluidas y nada cuesta voltear la cabecita para ver la que está invertida hombre, de eso ni te preocupes...

    No sabía que eras tan deportista, yo si es verdad que estoy echada al abandono, hace añales que no voy al parque pero algún día volveré jejeje

    Gracias mi ángel precioso por tus fotos, las risas y compartir, y por ser tan TU MISMO...

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7:10 p. m.

    Pues que lindo paisaje, es verdad asi da gusto correr (aunque yo te espero a la vuelta con unos mates...hasta te pago los churros..o mejor te los hago..con tal de no correr....ji,ji,ji ahora si me invitas a caminar...pues...ahora patitas a caminar!!!), gracias por compartir tu recorrido con nosotros, ahora podemos estar un poco mas a tu lado. Besos

    Ro

    ResponderEliminar
  15. Lobogrino1:57 p. m.

    Hola Angelito. Ya he vueltooooo.

    Que fotos más bonitas. Me encantan.

    Cuando pasé en el autocar por Burgos, tanto a la ida como a la vuelta, y pese a ser las tantas de la madrugada me desperté pensando en las ganas que tengo de verte.
    Es una indirecta/directa.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  16. A mí, con lo urbanita que parezco, me encanta salir al monte con mis botas de trekking y patear y patear, y sentir la extenuación en las piernas, y cansarme y ver árboles y montañas, y verde y pardo, y animales y sol... Y sentirme parte de ello, que en la ciudad es imposible... Y volver lleno de energía y de oxígeno... Sí, es de las cosas que más me gustan... (qué pena que me gusten tantas cosas)
    besos y gracias por compartir esas fotitos)

    ResponderEliminar
  17. Necesitaría ese verde ahora...
    Ahora que me rodean tantos apuntes.
    :)

    ResponderEliminar
  18. jackfkntwist7:42 p. m.

    Angel, qué afortunado! Tener bosques y prados al alcance de un par de piernas inquietas y veloces! Muy buen reporte, muy originales las fotos.
    Qué bueno leer crónicas de los hábitos y lugares de cada uno.
    Seguí así.
    Un abrazo.
    JfT

    ResponderEliminar
  19. Hola
    te invito a que visites mi nuevo blog, es una continuación de este del cual te escribo pero en una nueva casa
    http://somosperonotanto.blogspot.com

    saludos y exitos

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...