jueves, enero 11, 2007

G+H = ETARRA

Bueno... aunque no acostumbro a meterme en temas farragosos, creo que esta ocasión lo merece porque el angelito está hasta el gorro, y a pesar de que hoy no es mi voz la que reflejo, suscribo una por una todas sus palabras... La periodista es Maruja Torres ( a la que pido perdón desde aquí porque quizás esto de colgar aquí su artículo no está bien, pero me parece que debe hacerse llegar de todas las formas posibles ) y sus palabras... pues han reflejado mi sentir y mi rabia... nadie, nadie nunca para defender sus creencias, sean ideológicas, políticas, religiosas, sexuales, por favor, que nadie se lleve por delante la vida de otras personas... que en este planeta estamos un huevo de gente y así no se puede vivir... el artículo es agresivo, pero no creo que la autora con sus palabras haya podido hacer el mismo daño que sus destinatarios han causado en tantas y tantas familias... ¿Que todo esto es muy facil decirlo? ...vale... ¿Que es repetir lo mismo, y que los interesados no van a darse por enterados?... Es casi seguro... Pero alguna forma tenemos que buscarnos de demostrar que sea lo que sea lo que estan defendiendo, no debe hacerse JAMAS a costa de vidas humanas. Y ya está, igual es un poco de demagogia y de decir lo que todo el mundo dice en la tele o en todos lados, pero quería decirlo, y no sé porqué el artículo de Maruja de hoy me ha parecido que... me ha quitado de la boca justo las palabras que yo quería decir... así que ahí teneis, montañeses...


Maruja Torres, en el diario "El Pais", hoy, (bueno ayer) 11 de Enero:

"Deberíais abochornaros. Sois los terroristas más lerdos del mundo, y mira que hay dónde elegir. Yo había puesto el listón de la cretinez en aquel barbudo que le hacía la pelota a Bin Laden poco después del 11-S, contándole que su señora esposa había tenido un sueño premonitorio en el que veía los atentados a las Torres Gemelas. Pero esta historia de que seguís con la tregua mientras asesináis y, sobre todo, eso de que vuestra intención no era la de matar, como si los explosivos pudieran utilizarse también y únicamente para la depilación en seco, bien, todo ello reduce vuestro espectro encefálico a niveles prejurásicos, en relación con cualquier antecedente de cualquier calaña internacional y de cualquier hemisferio. Sois de una estulticia rayana en lo teo-ilógico: estáis embarazados pero sois vírgenes porque ha venido un angelito y etcétera, etcétera. Deberíais avergonzaros de hacer así el ridículo si no fuera porque, previamente, habéis cometido el crimen que nos impide trataros sólo como lo que también sois: una banda de capullos.

Pero sois unos asesinos. Posiblemente los asesinos más malos e idiotas del planeta. Qué coño una nación para vosotros. No servís ni para ilustrar una historieta. Qué sería de esas mentes vuestras privilegiadas sin explosivos, sin pistolas, sin balas, sin robar coches, sin anónimos, sin ejercer la extorsión, sin amedrentar y sin los bichos de Batasuna y otras garrapatas afines. Claro que tenéis que vivir del cuento nacionalista. Andaríais frescos si os vierais obligados, como los seres humanos normales (es decir, humanos), a ejercer un oficio, estudiar una carrera y no digo ya desarrollar una tesis o hacer oposiciones. Matar obreros, jueces, guardias civiles, políticos, periodistas, catedráticos: eso os da de comer. La maldad. El resto de vuestra capacidad cerebral da lo justo para aguantar la capucha.

No sé por qué los científicos británicos se ufanan de querer inventar un híbrido de humano y animal para sus investigaciones. Aquí ya lo hemos logrado. Es un cruce entre gilipollas y hiena, y responde a la denominación de etarra.

Pero no quiero acabar sin pedir perdón por esta columna a los gilipollas no violentos y a las hienas."


Con dos cojones, Maruja.

Un abrazo a todos.

14 comentarios:

  1. Desde aquí sólo puedo hablar de mi temor por cada uno de ustedes... porque estas cosas nos pueden tocar a cualquiera y me incluyo porque en todos lados se cuecen habas... si no, recuerden ustedes que en 92 y el 94 aquí tuvimos nuestros atentados (la embajada de Israel y la AMIA -una mutual judía) y me incluyo porque yo trabaja muy cerca de donde fue el segundo y sólo por un día no me tocó pasar "justo" por allí... ¿entienden? A CUALQUIERA NOS PUEDE PASAR de quedar en la mira de la locura, de la insensatez... y ahora vuelvo a temer por ustedes... como cuando hiciste ayer tu viaje mi ángel... hasta que no te supe de vuelta en Burgos... temí... pero allí están todos ustedes que se me metieron en el cuore y... no quiero que les pase nada...
    Así que desde el sentimiento mínimo de la preocupación (que no es poca, por cierto)... CUIDENSE QUE HAY MUCHO "GARCA" SUELTO sea de la calaña que sea...
    LOS QUIERO MUCHO A TUITOS...
    BESIÑOS

    ResponderEliminar
  2. Soy de un país que vivió más de una década de terrorismo. Una herida en el país que aún no termina de cerrarse. Miles de muertos, miles de huerfanos, miles de personas arrancadas de su tierra a fuerza de miedo, miles de tumbas anónimas. Demasiado dolor...y nadie parecía conciente de todo esto, hasta que llegó al corazón mismo de la capital. Nunca olvidare Tarata, una calle en uno de los distritos más conocidos de Lima. Un edificio casí desaparecido, muchos muertos.
    Eran los días de los "coche-bombas" y de las constantes voladuraduras de torres de energía eléctrica, de asesinatos salvajes.
    Has tocado una fibra muy sensible amigo mío.

    Condeno una y mil veces los Sendero Luminosos, los ETA, y cualquiera sea el nombre que tome el terror. Pero también me pregunto... de dónde nace todo esto, qué odios tan profundos alimentan, cómo puede un ser humano transformarse en sinónimo de muerte.

    ResponderEliminar
  3. Poco se puede añadir a esas palabras.
    Como tú, suscribo lo dicho y espero que no tengamos que seguir suscribiendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Toma la Torres como siempre con su bisturí.
    Bien lo ha dicho, para más no les da el coco, pero tienen pistolas.
    Y bueno, muchos años llevamos así ya, aguantando todos esta pesadilla absurda. Mi respuesta es seguir adelante con la vida, salir a la calle todos los dias, vivir sin miedo, porque lo que no voy a darles es lo que quieren: tenerme acojonada. A todos nos puede pasar, pero tambien te puede pillar un coche, así que por mi parte que les den champú. Con la cabeza alta y la mirada de frente pierden su estúpida razón de ser.
    No lucharon mis abuelos en una guerra y mis padres pasaron la larga oscuridad de la dictadura para que ahora ande yo con la cabeza baja. No me van a hacer perder la dignidad.
    Un recuerdo y un abrazo fuerte a todos los euskaldunes, nacidos o no en Euskadi, que tienen que vivir soportando en su bloque, en su barrio, en su lugar de trabajo, a estas cucarachas cobardes.

    ResponderEliminar
  5. No solo las certeras palabras de Maruja, también suscribo las tuyas: "sea lo que sea lo que estan defendiendo, no debe hacerse JAMAS a costa de vidas humanas". Y esto lo tengo clarísimo. No hay patria, ni suelo, ni idioma que valga una vida humana. Existen otras formas de luchar por las ideas o combatir las injusticias, sin necesidad de empuñar un arma. Y tenemos bastantes ejemplos y además, les va mejor.

    ResponderEliminar
  6. Se me ocurre que tatuarlo en la espalda de todos los etarras encarcelados o excarcelados y ponerlos en fila eternamente dando vueltas serviría para dos cosas: para que movieran la noria como buenas mulas que son y para que aprendieran a leer. No sé si serán capaces.

    ResponderEliminar
  7. carajo, pues ella ha dicho a vox populi lo que muchos de nosotros sentimos cada vez que vemos semejantes noticias. Y pensar de que casi ningún país escapa de semejante cuerda de gente loca que mata sin compasión por una "causa" que en sus mentes febriles es "justa".

    Tienes razón Pon, cagados de miedo en nuestras casas no nos vamos a quedar pues querámoslo o no de nosotros depende también que las cosas cambien día con día.

    Gracias por compartir el artículo mi Angel.

    ResponderEliminar
  8. Ni más alto ni mejor se puede expresar lo que sentimos los humanos, que no las bestias.

    Gracias por publicarlo

    ResponderEliminar
  9. Este escrito de Maruja Torres lo suscribiria la mayoria de seres humanos no violentos que solo quieren vivir en paz y libertad, en España y fuera de aqui, el resto de alimañas/gilipollas ( con perdón para los gilipollas y las alimañas ) podrian ir a un parque temático como bichos raros y peligrosos, afortunadamente en extinción,con alambradas debidamente electrificadas dado su peligrosidad.

    Vaya narices tiene esta Maruja Torres, dice lo que todos piensan y callan.

    ResponderEliminar
  10. La violencia es un camino sin retorno, sólo engendra más violencia y más odio, es la razón de los sin razón, a los cuales no deberiamos dedicar no dos palabras, pero sin embargo cuantas lágrimas y cuanta tinta derramada, pero son sordos.

    ResponderEliminar
  11. me encanta maruja torres.
    no lo había leído, pero es rotunda. sin florituras.
    esta vez teníamos la esperanza que era de verdad, ahora la confusión es enorme...
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. cristina1:52 a. m.

    Se puede decir más alto pero no más claro.
    Son letras de sabiduría, aquellas que no buscan florituras, que dicen aquello que muchos no dicen y piensan, son palabras de libertad.
    Si señora, con un par.

    ResponderEliminar
  13. jackfkntwist9:06 p. m.

    Qué valentía! Qué bueno que exista alguien que diga las cosas con las palabras correctas, sin corrección política que valga.
    Todo aquel que utiliza armas para alcanzar su objetivo, cualquiera sea éste, ese es el verdadero y único MARICA.
    Pobres los que tienen que vivir con esto allí en España.
    Pobres todos.

    JfT

    ResponderEliminar
  14. Paseando por tu casa, encontré esta joya.... ESTA ESPECTACULAR y algun dia, al estilo del CD aquel, tomare tus "joyas prestadas" (bueno ya las tomaste prestadas antes tu no?)
    Un abrazos de esos que solemos darnos los angeles.... y mas aun los angeles que hablamos el mismo idioma....

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...