sábado, mayo 27, 2006

SIN TITULO


No soy poeta, nunca pude serlo, es algo que pertenece a mi constitución, como el color de mis ojos o la forma de mis pies. A pesar de todo, intentar reflejar los sentimientos con palabras es una debilidad de los seres humanos... mejor dicho, una cualidad, de esas que me diferencian de mi gato o de los pájaros que se sientan en mi ventana a cantar por las mañanas. Para esa cualidad no hace falta poesía, a veces ni siquiera palabras bonitas ni una música de fondo, a veces una sola palabra con una mirada dice más que torrentes de frases bien construidas sin más objeto que regalar el oído del que las recibe...

...y sin embargo entre tu y yo no cabe la brevedad. No somos poetas, ni pretendemos serlo, pero necesitamos las palabras, me llegas en ellas, y yo como un ángel de verdad planeo océanos y tierras en forma de palabra para llegar hasta el pequeño hueco en el que reposa tu alma dormida, aguardando mi voz como una amante enamorada aguarda el sonido de la hierba bajo el pie del amado.

Mientras, sentado en mi roca con las alas plegadas contemplo las olas romper contra mi orilla, esperándote, con los oídos abiertos porque la brisa que viene del mar trae el susurro de tu nombre...

...y cuando llega todo vuelve a empezar, el vínculo se renueva, soy nuevo, es como la primera vez y la magia de este juego se repite eternamente...

Ahí vienes tú, conozco el color de tus ojos en cada adjetivo, cada nombre invoca tu presencia y tu corazón late en cada verbo.

Es amor.

Es más que amor.
No somos poetas, pero este amor crea poesía con cada movimiento...

8 comentarios:

  1. Qué quimera intentar reflejar los sentimientos con palabras... Siempre es más grande lo que no se ve... Más GRANDE...
    Pero también hay veces que alguien lo intenta, e irremediablemente hay que rendirse ante un ángel que quizá no lo consiga pero siempre deja nítido el reflejo de sus palabras en los corazónes, en las almas...
    Sigo siguiendote..
    1beso

    ResponderEliminar
  2. En la hierba,
    en las rocas,
    en el cielo,
    en el mar...
    En los ojos,
    en la boca,
    en las manos,
    en el anhelar...
    En el corazón,
    en el alma,
    en el todo,
    EL AMOR.

    ResponderEliminar
  3. Hay poetas sin poemas, poesía sin poeta, poesía sin palabras y palabras que valen por mil imágenes.

    ResponderEliminar
  4. Si el lenguaje del amor estuviera reservado solo a los poetas, no habríamos podido oír ni a Ennis, ni a Jack, afortunadamente no es así, el amor trasciende a la belleza de las palabras que utilizan los poetas para acercarse al más sublime de los sentimientos...

    Gracias Angelito

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:31 a. m.

    gracias...
    ...por no ser poeta de esta manera
    ...por esa única palabra junto a una mirada
    ...por hacer de mí una amante que oye tu pisada

    ResponderEliminar
  6. Un angel la poesía no se piensa, se siente, y después tus dedos por arte de magia empiezan a moverse sobre un teclado.
    La poesía se sueña y sus imágenes nos acompañan en forma de palabras escritas en un blog, que muy lejos de estar a ras de suelo, te eleva y sientes levitar tu alma.
    Una mirada por una palabra.
    Una palabra por un sentimiento.
    Un alma que mira y siente con tus palabras.

    ResponderEliminar
  7. un susurro al oído,
    el silencio, la pasión...
    siempre así, la poesía.

    ResponderEliminar
  8. Un año después regreso a este post que por accidente volví a encontrar... y me he vuelto a emocionar como la primera vez... ¿acaso aquí fue la primera ocasión que comenzamos a llamarlo así?

    Tantas cosas han sucedido y sin embargo... el lazo sigue fuerte...

    si, lo sé, Amigo del Alma...

    ES MAS QUE AMOR!

    Un beso,

    ...

    EVERMORE!

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...