martes, mayo 30, 2006

LA HOGUERA


Ya lo dije una vez. Esta montaña no solo nos colma de cosas y palabras hermosas, también nos enseña a ser mejores personas, mejores seres humanos, es un espacio virtual pero que trasciende a nuestra vida real, y las hogueras que se encienden en sus laderas son capaces de caldear las manos y los corazones, como ya ha señalado nuestra pequeña Pon.
En esta ocasión el fuego que hoy enciendo esta dedicado a nuestro amigo Jaby que está pasando un mal momento al vivir en primera persona un poquito de la intolerancia y el rechazo que sufrieron nuestros vaqueros favoritos ... a veces las personas que nos quieren obran por su cuenta pensando en nuestro beneficio, y no hay nada más terrible e inexorable que alguien que nos ama dispuesto a hacer por nosotros algo de lo que no queremos oir ni hablar.
No hay quien los detenga, podeis creerme.
Para estos casos la montaña nos ha enseñado paciencia y comprensión, y es la única manera para que, si es verdad que "de lo que se da se termina por recibir", el mundo sea un sitio más bonito y habitable.

De todos modos, si eso es verdad no debes preocuparte, amigo. Tu tienes un corazón tan bueno que acabarás recibiendo amor a manos llenas, te lo digo yo.

Ahora estiro las alas y emprendo el vuelo. Que esta noche voy a pasar un ratito en Málaga.

PD: Y a los demás, queridos y locos montañeses, mi enhorabuena por la demostración de ternura colectiva que habeis dado en este asunto. Me siento orgulloso de estar entre vosotros compartiendo ovejas y alubias en estas cumbres.

7 comentarios:

  1. Te cuento que en Buenos Aires ¡hace un frío! así que tu hoguera me viene bien... Estaba en la de Jaby para hacerle "el aguante" como se dice por aquí, pero el pequeño vendrá pronto, así que... lo espero con vos, te parece..?
    Tenemos este campamento en otro lado, pero la calidez de la montaña, siempre es la misma, la más cálida, la de los sentimientos.
    Mmmmmmhhhhh... qué lindo se siente estar aquí. Con vos.

    ResponderEliminar
  2. Hoy he paseado por la montaña y de toda ella se alzan llamas formando la más impresionante cadena de calor, no hay mejor sitio para sentarse y dar gracias por sentir...

    ResponderEliminar
  3. Creo que sí que somos mejores despues de BBM. Pero seguramente ya lo eramos antes de BBM, sinó quizas no hubieramos sensibilizado tanto esa pelicula. El tema es saber gestionar la presencia de tanto coyote, lobo, oso y Aguirres sueltos que nos rodean... quizas eso nos asuste un poco. Pero para eso hay las hogueras, para recobrar fuerzas, sentir presencias lejanas y compartir afectos intimos.

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que los que no somos osos ni lobos, ni coyotes ni Aguirres ni ovejas tenemos una lumbre a que arrimarnos. Y alguna seta bajo la que sentarnos a ver pasar la tormenta.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Angel... Te esperaré esta noche con unas cervezas jejeje, Gracias a todos de todo corazón, la montaña es cada vez más calida... Y la verdad es que siento como un niño pequeño protegido por esta gran família.

    Muchas gracias (aunque suene repetitivo, pero esque no se que más decir a tantas muestras de cariño y tan bellas palabras...)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué menos, un-angel!
    ¡Qué menos, Jaby!
    Con lo fácil que es ayudar, aunque sea poquito, aquí, en la calle, en cualquier lugar...

    ResponderEliminar
  7. menos mal q al menos estamos todos x aquí para echar la cuerda a quíen le haga falta y dejar nuestro hombro para apoyarse...

    la hoguera es mucho mas de lo q imaginamos..

    ResponderEliminar

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...