jueves, abril 13, 2006

UN MUNDO RARO


...ya está aquí, el síndrome nocturno, el mundo se vuelve raro, excesivamente brillante durante el día, las luces son cegadoras, alguien parece haber puesto papel de lija detrás de mis párpados para hacerme recordar la función que desempeñan cada vez que se abren y se cierran, nadie parece hablar lo suficientemente alto ni lo suficentemente bajo, me miro al espejo y no me reconozco, sólo ahora, cuando ha caído el sol, me incorporo como un no-muerto cualquiera y me enfrento a mis horas de vida, que durarán hasta que el cielo empiece a clarear...
...después de esto, ¿quien puede decir que no puede poner un poco de drama en su vida?... fiel a mi propósito de poner un poco de luz en esta semana de sombras, aquí dejo un hermosísimo cuadro de Charles Courtney Curran, que no sé como llegó a mi en mis vagabundeos por esta inmensa red, y que recomiendo estudiar y contemplar durante un buen rato hasta impregnarse de la exquisita sensación de serenidad y paz que transmiten esta imagen, ese cielo de verano tras esas tres mujeres, cada rostro transmite unas sensaciones y unos sentimientos diferentes... no sé, recordad que esta semana pertenezco al reino de los no-muertos y contemplo con nostalgia y admiración todo lo que proviene del mundo de la luz ... El cuadro se llama "On the highs" (que traduzco libremente como "En las alturas"), y es otro pequeño regalo para todos los que como yo estais aguardando a que llegue el próximo lunes con ansia...

"Levantémonos pues y hagamos
con el corazón dispuesto a todo;
sin dejar de conseguir, sin dejar de perseguir,
aprendamos a trabajr y a esperar"

Henry Wadsworth Longfellow

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El último mar que compartimos juntos

El último mar que compartimos juntos
...no,no estabas pero te tenía ahí, en el corazoncito...